La Isla Oeste

Una cumbre no resolverá el problema de carjackings

“Más cumbres no van a resolver el problema del crimen, las soluciones son de sentido común, es momento de ejecutar”.

Por Luis A. Pagán, MA / Experto en Seguridad

Hay un postulado en criminología que dice “Tiempo que pasa, verdad que huye”. Puerto Rico vive una crisis de seguridad sin precedentes y no hay una luz a final del tunel que nos dé esperanza. Se habla de planes, pero cuando se indaga son las mismas repeticiones de hace décadas. La diferencia a la actual situación es que la impunidad existente, ha dejado el camino libre a los criminales para delinquir… sin ningún pudor. Robos domiciliarios, carjackings, hurto de vehículos, asesinatos y otros delitos son cometidos en cualquier momento del día y en cualquier lugar. Ahora se ha anunciado una cumbre para atender el problema de los carjackings.

 Simples pasos de todos los componentes del sistema de justicia criminal son la clave y harían una gran diferencia:

  • Prevención, más presencia de uniformados en las calles. Se ve muy poca presencia de la Policía en labores preventivas.
  • Reforzar área investigativa, más investigadores, más adiestramientos y mejor equipo.
  • Reforzar y agilizar los procesos de procesamiento de evidencia científica en el Negociado de Ciencias Forenses.
  • Desarrollar un sistema de recopilación de información eficiente.
  • Desarrollar un fondo económico para pago de informantes.
  • Integración de los fiscales en apoyo a los policías.
  • Mayor protección a testigos.

No hay un solo lugar en nuestro país que se pueda decir que es seguro. La falta de policías en adición a la gran desmoralización que existe en ese cuerpo ha traído consecuencias serias en la seguridad. Los policías son amenazados de muerte, intervienen con delincuentes por delitos graves y luego los fiscales citan a los ofensores para otra fecha. Ese fue el caso del individuo Christopher Quiñones, en Canóvanas, que fue grabado en vídeo disparando indiscriminadamente y causó la muerte a una persona inocente.    Posteriormente, las autoridades federales asumieron el control del caso. Las estadísticas policiales históricamente han estado en entredicho. Actualmente los robos de auto reflejan un aumento significativo en comparación con el pasado año, igualmente los carjackings están incrementando dramáticamente.

La falta de recursos humanos en las áreas de investigación ha aumentado la crisis de seguridad ya que los esclarecimientos son mínimos, aun así, la Policía se enfoca en que hay menos asesinatos, lo cual de ninguna manera valida una baja en el crimen. Tampoco se ofrecen datos específicos de esclarecimientos. Según el Secretario de Seguridad Publica, Elmer Román, los asesinatos estaban en un 25 a 30 % de esclarecimientos. Eso significa que de cada 10 asesinatos se resuelven 3 y 7 quedan impunes.

La clave para que pueda haber un proceso efectivo es que exista una alta tasa de esclarecimientos. Esta comprobado que los delincuentes tienen mas temor de ser atrapados que el tiempo a ser sentenciados. Esto significa que en la medida que el estado siga siendo incapaz de esclarecer, procesar y lograr convicciones hay un reciclaje de delincuentes que siguen cometiendo crímenes, sin ningún temor a ser atrapados.  Esto es tan válido que en Nueva York, cuando se aplicó la teoría de la ventana rota, se enfatizaba en la comisión de delitos menores para ser procesados y los resultados fueron significativos.

Específicamente esta teoría establecía lo siguiente: “Si se cometen ‘esas pequeñas faltas’ como estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad o pasarse una luz roja y estas pequeñas faltas no son sancionadas, entonces comenzarán a desarrollarse faltas mayores y luego delitos cada vez más graves”. Eso es precisamente lo que ocurre en Puerto Rico, las personas rebasan los semáforos, usan el paseo, se estacionan en lugares prohibidos y se distraen hablando y texteando mientras guían y no pasa nada. Ya la gente está clara que no hay suficientes policías en las calles y por consecuencia impera la impunidad.  

Es necesario que se recluten más policías, con salarios dignos y un plan de retiro que los incentive a quedarse en su trabajo. Hay que atender el deterioro de las ciudades en términos de ornato y limpieza. Hay que aplicar la ley cuando se viola, por más altas que sean las penas o multas.

Más cumbres no van a resolver el problema del crimen, las soluciones son de sentido común, es momento de ejecutar. La reciente iniciativa de la creación de un Task Force con agencias federales y estatales debe dar mejores resultados que una cumbre. 

El autor cuenta con más de 30 años de experiencia en el campo de Seguridad, tanto en el sector privado como en el gubernamental. Además es autor del libro Seguridad Para Todos y Coach Ejecutivo Organizacional certificado.  Info: 787- 641-3300 y luis.pagan@pr.g4s.com

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: