Skip to content

Advierten inminente cierre de Hospital Buen Samaritano

Por Victor Manuel Vazquez Domenech / Para La Isla Oeste

Aguadilla. El posible cierre del Hospital Comunitario Buen Samaritano representaría la pérdida de los accesos de servicios médicos especializados y agravaría la situación de salud pública luego del paso del huracán María por Puerto Rico, aseguró hoy el director médico de la institución, Dr. Arturo Cedeño Llorens.

“Obviamente afectaría los pueblos de Isabela, Quebradillas, Camuy, Aguada, Aguadilla, Moca, San Sebastián. Todos estos pueblos se suplen y buscan ayuda aquí en este hospital”, precisó el director médico.

Luego de que la administración del Hospital Comunitario Buen Samaritano de Aguadilla hiciera pública una carta enviada al Secretario del Departamento de Salud sobre la posibilidad de que tendrían que realizar un cierre preventivo de la institución si no se recobraban los servicios básicos de agua y luz eléctrica y de diesel para las plantas generadoras, al día de hoy no se ha realizado  oficialmente una reunión ni han recibido una contestación a su petición, dijo.

Aunque el Director Medico de la institución hospitalaria, Dr. Arturo Cedeño Llorens indicó que en los pasados dias recibieron recibieron diesel y agua, la preocupacion persiste pues  no tienen el compromiso de que habrá continuidad de recibirlos.

Cedeño Llorens explicó que personal del Cuerpo de Ingenieros y de FEMA han visitado el hospital y tienen conocimiento de sus problemas.

“Mi exhotación, mi petición al Departamento de Salud es que por favor nos ayuden con el problema eléctrico que tenemos, con la planta eléctrica para por lo menos hacer la tranferencia de carga de mantenimiento”, señalo el galeno.

“Nosotros vamos a continuar dando el servicio. Vamos a continuar las labores porque el pueblo de Aguadilla y la comunidad en general del noroeste de Puerto Rico se merece ese servicio”, añadió Cedeño Llorens.

“Que nos ayuden con el suplido de electricidad, que nos ayuden con el sumistro de agua, que nos garanticen una continuidad en los suplidos que nosotros necesitamos para brindar los servicios y obviamente los equipos que yo necesito para poder mantener temperatura, para poder dar el servicio, medicamentos, suero”, indicó.

“No quiero que me lo regalen. No estamos pidiendo nada regalado. Lo que queremos es que nuestros suplidores lleguen y nos suplan. Eso es todo lo que nosotros queremos. Nosotros tenemos algunas ordenes pagadas que estan en retraso”, exclamó Cedeño Llorens.

Crearía un efecto dominó

Por otra parte, el licenciado Eliezer Rivera Lugo, presidente de la Junta de Directores del hospital, indicó que el cierre provocaría el cierre de otras salas como por ejemplo el Hospital San Carlos en Moca.

“Podríamos provocar un efecto negativo en ellos pues ante la falta del hospital, obviamente el hospital podría colapsar ante la gran cantidad de personas que se tendrían que estar moviendo a esas salas para recibir servicios médicos”, subrayó Rivera Lugo.

El licenciado detalló que en los próximos doce días recibirían una planta eléctrica con mayor capacidad para aliviar su situación de emergencia.

“Hay tantas situaciones de emergencias y tantas prioridades que con el Gobierno quitarnos esas dos de la cabeza, en el sentido del diesel y el agua, podriamos dedicarnos a lo que sí sabemos hacer bien que es dar servicios de salud”, culminó el presidente de la Junta de Directores del hospital.

 

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: