Skip to content

A decidir cuáles escuelas cierran completamente

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) y su Equipo de Evaluación de Infraestructura concluyó su misión de asistir en la evaluación de los daños que sufrieron las escuelas, a causa del huracán María.

USACE y contratistas que trabajan para el gobierno de Puerto Rico evaluaron la última de 1,131 escuelas, el pasado 27 de noviembre. Las evaluaciones serán utilizadas por el Departamento de Educación de Puerto Rico, para decidir si buscarán reparaciones temporeras a través de FEMA, que se hagan reparaciones permanentes o cerrar completamente la escuela.

“USACE solo provee evaluación técnica del daño estructural, daño al equipo eléctrico o mecánico y seguridad general”, dijo Brandon Works, director de construcción de USACE y director de misión de evaluación infraestructural.

La apertura de escuelas es un paso para restaurarle el sentido de normalidad a la isla, luego de la devastación causada por el huracán María. Algunas escuelas que sufrieron daños “mínimos” han podido reabrir, prohibiendo el acceso de los niños a las áreas peligrosas. En otras escuelas, el personal y la comunidad han hecho reparaciones por su cuenta, para que al menos, partes de la escuela puedan ser reabiertas para los estudiantes.

Una maestra de inglés comparó los efectos del huracán a una bomba detonada. “No es normal”, dijo. Las clases en su escuela se reanudaron pocos días después de que Equipo de Evaluación de
Infraestructura visitara la escuela el 22 de noviembre. “Los estudiantes “estaban muy felices de
regresar”, dijo. “Extrañaban a sus amigos y maestros. Estaban cansados de estar en la casa”.

“Mientras que cada misión que el Cuerpo de Ingenieros ejecuta es importante, completar las evaluaciones de las escuelas es una de las más gratificantes. Estas evaluaciones se le proveen al Departamento de Educación para que ellos puedan tomar la decisión de reanudar las clases y permitir que los niños continúen con su educación. Los niños de Puerto Rico han pasado por mucho y nos sentimos honrados de poder restablecer un poco de normalidad en sus vidas”, dijo la General de Brigada, Diana Holland, comandante de la División Atlántico del Sur, de USACE.

“Diariamente, cada equipo de Asistencia Infraestructural tendría una lista de escuelas para visitar y llevar una evaluación detallada. A veces, la escuela era cerrada y trancada. Estas escuelas eran marcadas y las volvían visitar en otro momento. Muchas de las escuelas abiertas solo estaban disponibles para evaluación lunes a viernes, desde las 8 de la mañana, hasta el mediodía, así que la oportunidad para llevar a cabo una evaluación era escasa”, dijo Works. “A veces era difícil llegar hasta las escuelas que están en la montaña por deslizamientos de tierra, lluvias copiosas y carreteras cerradas, así que a veces había múltiples intentos de llegar a una escuela”.

Luego de llegar a la escuela, los inspectores hablaban con quien estuviese a cargo, para obtener un sentido de la cantidad y gravedad del daño. En ocasiones no había traductor oficial, así que el equipo improvisaba. En una de las escuelas, un niño fungió de intérprete, ya que nadie más en la escuela que hablara inglés.

En la escuela, los inspectores buscarían información, tal como “¿Cuál es la condición de las verjas alrededor de la escuela?” o “¿La escuela tiene agua potable? ¿Electricidad? ¿Aire acondicionada?”. Luego inspeccionaban las áreas que tenían daños. Después, entrarían la información y las fotos al software de reportes, en las tabletas que llevaban con ellos. El Departamento de Educación recibía información actualizada sobre las evaluaciones. “Fuimos bien recibidos en cada escuela y el personal fue bien diligente durante nuestras evaluaciones. Fue gratificante con el Departamento de Educación de Puerto Rico para reabrir las escuelas”, dijo Works.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

2 Comments »

  1. Esa foto es de una de las escuelas de Cabo Rojo que no quieren abrir. Ese techo es del antiguo salón de teatro (hoy día está clausurado) está ubicado en una moderna estructura en cemento. Todos los salones están listos y seguros para recibir estudiantes en la Pedro Fidel Colberg de Cabo Rojo. Nosotros los maestros y el personal estuvimos a cargo de los trabajos de recuperación. Mientras lo hacíamos nuestra directora, Leyda Del Toro hacia informes para justificar un cierre y reasignación de la escuela. Ahora nos dicen que la escuela receptora se queda con nuestra matrícula y nosotros somos los excedentes. ¡Qué traición!

  2. Saludos
    Como se puede saber de una escuela que no aparece reportada ni en la lista de escuelas abiertas ni escuelas cerradas.
    Alguien puede decirme?
    Investiguen bien
    Eso ocurre con la escuela elemental Dr. Ramón E. Betances de Cabo Rojo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: