Skip to content

A juicio acusado de fratricidio en Mayagüez

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

La Jueza Ivelisse Zapata Toro encontró causa para juicio contra Michael Irizarry Carrión, quien dio muerte a su hermano Edwin Irizarry Carrión de un tiro con escopeta en el pecho. El hermano murió en el acto.

Los hechos ocurrieron el pasado 29 de julio, a eso de las 10:05 de la manaña, luego de una acalorada discusión familiar generada en la carretera 106 km 12.6, cerca del Camino Charluisant en ruta de Mayagüez hacia Las Marías.

El joven enfrenta cargos por violación al artículo 93 por asesinato en primer grado; dos cargos por el artículo 5.04 de ley de armas y dos cargos por el 5.15 por disparar; y un último cargo por el artículo 285 de destrucción de evidencia.

El caso fue llevado por el agente Rafael Mercado de la División de Homicidios en Mayagüez, junto al fiscal Omar Manfredy, quien pasó la prueba en vista preliminar que concluyó este jueves en el Tribunal de Mayagüez.

Irizarry Carrión es representado por el abogado Víctor M. Souffront Cordero, quien sostiene que el crimen se dio bajo condiciones por defensa propia.

“Es una legítima defensa, definitivamente. Estamos viendo una situación entre unos hermanos, que resulta algo totalmente lamentable. Mirándolo desde el punto de vista de que tenemos derecho a defender nuestra vida, propiedad y libertad, con medios que sean adecuados, conformes y proporcionados a la situación que se presente, tenemos que concluir que aquí hubo una legítima defensa”, insistió el abogado, destacando que en tres ocasiones Edwin intentó quitarle la vida a su representado.

“Hubo una amenaza de muerte, hubo una persecusión, hubo otra amenaza de muerte y finalmente otra amenaza de muerte con un tubo”, reiteró Souffront Cordero.

Durante el desfile de prueba, trascendió que el occiso -quien poseía expediente criminal por apropiación ilegal, drogas, escalamiento, robo y ley de armas- había ido a casa de la abuela la noche antes, donde alegadamente robó dinero.

El ministerio público llamó al testigo Daniel Alequín Torres (amigo de Edwin) quien declaró que todo comenzó el 27 de julio, cuando Edwin llegó con unas bolsas en mano hasta su casa en Las Marías, pidiéndole “que lo sacara de la urbanización porque la policía lo estaba buscando”. En la casa estaba la madre del testigo, quien solicitó que se fuera de inmediato para evitarse problemas, por lo que Daniel accedió a salir en su carro con Edwin del lugar.

Daniel narró que al día siguiente, Edwin le pidió que lo llevara hasta la residencia de la abuela en Mayagüez, para buscar un dinero. Lo esperó en el carro a que entrara y saliera después de un rato.

Trascendió que esta visita a casa de la abuela, fue un factor determinante para que Michael -cansado de las delincuencias de su hermano- reclamara más tarde a Edwin “lo que le hizo a abuela”.

Según el relato del testigo, después de él y Edwin haber ido a “capear” (comprar drogas), Michael apareció armado, reclamando al hermano por su conducta, entre otras cosas. Entonces, Daniel y Edwin se montaron en el carro y se fueron camino a Las Marías.

Michael los siguió. Este iba como pasajero en otro vehículo, acompañado por otras dos personas. En el trayecto, les interceptaron en una curva y Michael se bajó del carro y se acercó con la escopeta en mano y les apuntó al tiempo en que continuaba discutiendo. Supuestamente Michael apretó el gatillo “pero no salió, parece que la bala mascó”, narró Daniel, quien dijo que Edwin entonces le gritó “que le pasara por encima” a Michael. Empero, Daniel logró continuar la marcha, aunque perseguido por Michael en el otro vehículo.

Daniel alega que en un punto de la carretera tuvo que detenerse por “un tapón” que se formó. Fue cuando Edwin se bajó del carro con un tubo en mano y caminó hacia el vehículo donde estaba su hermano.

“Le decía mátame, mátame, ¿porqué no me matas?”, narró el testigo, que afirmó haber visto por el retrovisor cuando Michael apuntó al pecho de Edwin y le disparó. “Él se aguantó el pecho y caminó hacia acá, pero se desplomó”, añadió el testigo.

En eso llegaron tres guardias municipales, quienes ante la sangrienta escena, intervinieron con Daniel, que a su vez les decía que los responsables eran “aquellos” que se iban.

Llamaron a una ambulancia, pero en eso llegó el padre de los hermanos, Edwin Irrizarry Arroyo, quien discutió con Daniel y lo agredió, razón por la que luego fiscalía le radicó dos cargos menos graves: uno por el artículo 177 por amenaza y otro por el artículo 108 de agresión en modalidad menos grave. Este caso también está por verse.

La fecha de lectura de acusación contra Michael quedó para el 4 de enero y el juicio para el 25 de enero.

 

 

 

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: