Skip to content

A tres años del asesinato llegan a corte

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Aguadilla. Su mamá desapareció misteriosamente luego que la vieran salir a la medianoche  y en pijamas de su casa, en la carretera 412 del barrio Cruces en Rincón.

Doña María N. Ramos Caro, de 67 años, fue reportada como desaparecida el miércoles 27 de marzo de 2013, por su hijo Michael Torres Ramos, luego que en su casa se encontraran rastros de sangre, según informes de la policía.

Para Michele Espinosa Ramos parece que fue ayer cuando le notificaron sobre el hallazgo de una osamenta parcialmente quemada en un terreno en el barrio Guayabo en Aguada. Era 26 de abril, prácticamente un mes después de la desaparición de su mamá y todo indicaba que podían ser sus restos.

La investigación estuvo a cargo de la agente Adalis Rosario bajo la supervisión del sargento Juan Báez de la División de Homicidios. Tras enviar los restos a una universidad del estado de Texas, para los análisis correspondientes, los resultados confirmaron que en efecto se trataba de Doña María.

No fue hasta el pasado 29 de junio que la División de Homicidios sometió cargos en ausencia contra Christian Candelaria Feliciano, de 29 años y Joel Rodríguez Méndez, de 33 años, ambos vecinos de su pueblo en Rincón y sospechosos del vil asesinato de su madre.

La agente Rosa Román bajo la supervisión del sargento Kevin Morales de Homicidios, en unión al fiscal Juan Ramos, presentaron la prueba ante la Jueza Dinorah Martin, quien determinó causa contra los acusados, expidiendo una orden de arresto contra ambos con una fianza global ascendente a $5.9 millones dólares.

El dúo – que se encontraban ingresados en cárceles del estado de Connecticut y Florida, por delitos cometidos en esos estados- enfrenta ahora cargos por los delitos de Asesinato, Ley de Armas, Secuestro, Escalamiento Agravado y Destrucción de Prueba.

El pasado mes de septiembre la jueza Soraya Méndez encontró causa contra Rodríguez Méndez cuya vista preliminar se verá el 13 de diciembre.

Ayer, Michele regresó al tribunal de Aguadilla donde se vio la vista preliminar contra el otro coacusado, cuya representación legal recayó por oficio en el licenciado Hilton García Aguirre, quien luego de entrevistarse con el imputado solicitó copia de la prueba que lleva el ministerio público y adelantó que pueden haber sorpresas en la próxima vista pautada para el 28 de noviembre en la sala del juez José T. Román Barceló.

De la investigación se desprende que el dúo logró acceso al interior de la residencia de doña María esa madrugada del 27 de marzo de 2013, la secuestraron y luego la ultimaron agrediéndola con un objeto contundente en el área de la cabeza.

Alegadamente un confinado que compartió prisión con Christian Candelaria Feliciano en la cárcel en Connecticut sirve como testigo de cargo tras revelar que Candelaria Feliciano presuntamente le confesara que participó del asesinato de doña María. Pero su defensa cuestiona la evidencia, por lo que solicitó al tribunal copia del video de la supuesta confesión.

Entre los testigos de cargo, también se han anunciado agentes federales que alegan haber escuchado la confesión del confinado en Connecticut.

De otra parte, la hija de la víctima confirmó que para entonces los sujetos eran conocidos de su hermano, quien actualmente cumple pena de cárcel por delitos no relacionados al caso.  Este también sería llamado al estrado de ser necesario.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: