Skip to content

Alcalde de Cabo Rojo dice desconocer el alcance de la concesión del Balneario de Boquerón

Por Daileen Joan Rodríguez / La Isla Oeste

Cabo Rojo. A más de una década solicitando el traspaso del Balneario de Boquerón a manos del Municipio de Cabo Rojo, finalmente se confirma la concesión administrativa. Empero, continúa incierta la fecha en que la administración municipal tome control propiamente para adelantar la agenda de administración.

El pasado 26 de noviembre el Comité de Evaluación de la Propiedad Inmueble recomendó el establecimiento de concesiones administrativas entre el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y los municipios de Cabo Rojo, Luquillo y Fajardo, sobre los bienes de dominio público en uso bajo Parques Nacionales, es decir, los balnearios.

La resolución dispone que los municipios tengan que garantizar, conceder y mantener el acceso, disfrute y uso público de las propiedades a perpetuidad.

Pero ¿qué significa eso para el Municipio de Cabo Rojo y los visitantes del Balneario de Boquerón?, preguntamos al alcalde Roberto Ramírez Kurtz.

“Estamos esperando la resolución que hizo el Comité de Evaluación de la Propiedad Inmueble del gobierno estatal”, respondió, señalando haber solicitado el documento a AFFAF, pero haciendo constar que no lo ha recibido ni sabe cuándo se lo facilitarán, “para ver el alcance de esta resolución y qué (cuáles) son las concesiones autorizadas con Recursos Naturales (DRNA)”.

El alcance de las concesiones administrativas del DRNA al municipio de Cabo Rojo supone permitir los diferentes convenios y contratos entre ambos. Empero, la titularidad del complejo vacacional sigue siendo del DRNA.

“El alcance lo dice la resolución. Una vez tengamos esa resolución, solicitaremos una reunión con Recursos Naturales para ver cuáles son las propuestas”, añadió Ramírez Kurtz.

Hasta ahora, se sabe que el Municipio de Cabo Rojo propone al DRNA concesiones para administrar el área pública del balneario, las cabañas, el área de la rampa y todo lo que compone el centro vacacional de Boquerón.

“El municipio de Cabo Rojo tiene capacidad de tomar prestamos, que en este caso es una fuente de repago con el alquiler –el negocio se paga-. Si no hay financiamiento del gobierno, podemos ir a la (banca) privada”, puntualizó el primer ejecutivo caborrojeño.

Cabe mencionarse que tras el paso del huracán María, el complejo vacacional sufrió daños que provocaron el cierre de las facilidades y aunque se reabrió una parte al público, todavía se mantienen una cantidad de cabañas afectadas. “Hay que evaluarlas. No hemos podido hacerlo. Hay que ir con nuestros ingenieros y ver si hay que eliminarlas. La ventaja es que estructuralmente no están pegadas pared con pared. Ya, las que están a la orilla de la playa –las villas- presentan otros daños, como en el gypsum board, los techos que se le fueron, el hongo que tienen…”, concluyó Ramírez Kurtz.

El Balneario y Centro Vacacional de Boquerón fue transferido al DRNA junto a otras instalaciones del Programa de Parques Nacionales del Departamento de Recreación y Deportes, en enero de 2019.

En agosto pasado, el alcalde de Cabo Rojo denunció que la agencia estaba desmantelando las cabañas del centro vacacional, específicamente llevándose calentadores de agua, acondicionadores de aire y otros equipos hacia el Balneario de Añasco.

La entonces secretaria del DRNA, Tania Vázquez, alegó que “dentro de los recursos limitados de Parques Nacionales, una sana medida de administración es el préstamo de equipo entre sus distintas dependencias. Ese es el caso del Centro Vacacional de Boquerón. Cierto equipo de este Centro Vacacional es más útil en este momento en el balneario de Añasco, sin que la transferencia afecte las operaciones en Boquerón”.

Meses antes, el presidente de la Federación Central de Trabajadores (FCT, local 481 UFCW), Juan Cortés Valle, urgió el compromiso del entonces secretario de la gobernación, Ricardo Llerandi, para que no se privatizaran ni transfirieran las instalaciones, por temor a que se afectaran las condiciones de trabajo de los empleados. El alcalde sostuvo que no se afectarían.

El Balneario y Centro Vocacional de Boquerón –que ubica en la carretera 101, en el Poblado de Boquerón- inició su operación en el año 1966, con 156 cabañas. Para junio de 1996, se construyeron 40 villas y luego por la demanda del Centro, se construyeron 98 villas más, inauguradas en junio de 2003.

Sus atracciones turísticas promueven gran flujo de turistas locales e internacionales a la zona oeste. Cuenta con 294 unidades para hospedaje entre cabañas y villas, con capacidad máxima para seis personas y facilidades como cocina y accesos para personas con impedimentos físicos y de edad avanzada. En temporada alta, se estima que el Centro ha recibido hasta 10 mil visitantes. 

Daileen Joan Rodríguez

Periodista con 17 años de experiencia en periodismo hiperlocal. Fundadora de One Red Media / La Isla Oeste. Miembro de la Junta Directiva de la Asppro. Para preguntas o comentarios escribe a: daileenrodriguez@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: