Skip to content

Alertan a pacientes de diálisis sobre altas temperaturas

Por Luis Joel Méndez González / Para La Isla Oeste

Debido a las altas temperaturas que enfrenta el país en inminente periodo de sequía, los pacientes de diálisis deben ser fieles a sus dietas especiales para evitar cualquier riesgo de salud, advirtió Ángela Diaz, directora ejecutiva del Consejo Renal.

El consumo máximo de 32 onzas de líquido al día forma parte de la estricta dieta de los pacientes de insuficiencia renal. Esta enfermedad, según la experta, provoca que el riñón pierda su capacidad de eliminar los desechos tóxicos en la sangre.

“Las altas temperaturas causan sed en estos pacientes (que), al consumir tan poca agua, es importante que mantengan sus dietas”, mencionó la experta en entrevista con La Isla Oeste.

Asimismo, aconsejó que es importante que los pacientes de diálisis sigan una dieta estructurada por un nutricionista. El consumo de ciertos alimentos -como frutas, incluso hielo-, combaten la sed y evitan el riesgo de sobrepasar el límite de líquidos establecido médicamente.

“El buen manejo del clima mediante una hidratación adecuada es de gran importancia para los pacientes de insuficiencia renal”, justo en medio del proceso de diálisis, acotó.

En promedio, un paciente de hemodiálisis utiliza un total de 52 galones de agua por día, tres veces en semana. Esto, a juicio de la directora, significa que el agua es un elemento vital para el tratamiento.

Tienen capacidad de operar

Los centros de diálisis ubicados en los municipios que se encuentran dentro del plan de racionamiento del embalse Guajataca, según la portavoz de la organización sin fines de lucro, poseen “la capacidad de continuar operando” en caso de que escasee el preciado recurso.

Explicó que el plan de contingencia discutido el pasado año por un conjunto de organizaciones sin fines, obliga a que los centros cuenten con su propia cisterna, generador eléctrico y compañía suplidora de agua, de modo que puedan continuar con los tratamientos ininterrumpidamente

Igualmente, esta agregó que, según el plan, en caso de que cualquiera de los 17 centros de diálisis a nivel isla cese funciones por falta de agua potable, tanto las instituciones de salud como agencias gubernamentales cercanas a los mismos, deberán proveerles los recursos necesarios.

Exhorta visitar al médico

Por otra parte, pese a que no existen datos oficiales sobre la población con insuficiencia renal en Puerto Rico, Diaz estimó que puede rondar en unos 300 mil cuando se toma en cuenta la cantidad de pacientes con hipertensión y diabetes.

“Las personas van al médico a preguntar sobre el estado de su corazón, pero (comúnmente) no preguntan cómo se encuentran sus riñones”, expresó la directora del Consejo Renal.

Precisamente por ello, aconsejó que en caso de padecer de falta de apetito, náuseas, dolor de cabeza, vomito, poca energía, dificultad para dormir, calambres musculares o presencia de espuma en la orina, debe visitar el médico cuanto antes, para realizar los exámenes necesarios.

“Le llaman la enfermedad silenciosa porque los síntomas, como la pérdida de la orina, van apareciendo poco a poco hasta que -cuando son notables- es demasiado tarde”, puntualizó Diaz. 

Nota relacionada: El cambio climático convierte la deshidratación en una epidemia mortífera

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!