Skip to content

Asociación de Jubilados de la AEE enfila su lucha ante la Legislatura

Sede de la AEE en Santurce, Puerto Rico | Foto por Gabriel López Albarrán | Centro de Periodismo Investigativo

Exigen a las agencias gubernamentales que salden la deuda de $210,540,849.59 con la AEE 

Ante lo que consideran una traición a los abonados, a los empleados activos y jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica, la Asociación de Jubilados de la AEE (Ajaee) se encamina a realizar un intenso cabildeo en la Legislatura para conseguir los votos que permitirán irse por encima del veto del gobernador Pedro Pierluisi en el Proyecto de la Cámara 1383. 

Johnny Rodríguez Ortiz, presidente de Ajaee, lamentó que el gobernador “haya preferido defender al poder económico”, que firmar un proyecto que le permitiría recortar en un 75 por ciento la deuda con los acreedores de la AEE, evitaría aumentos en la factura por 40 años; protegería el Sistema de Retiro y el convenio colectivo de los empleados. 

El acceso a la energía y el agua es un derecho humano porque nuestras vidas dependen de estos recursos y quien controle la energía, el agua controla el país. “Vemos como la privatización con LUMA es sinónimo de corrupción, aumentos en las facturas, apagones, explosiones, mentiras y mucho más. Estamos en contra de la privatización de la generación, ya que también perderíamos el 68% de los embalses de agua que suplen a acueductos, a la agricultura y en nuestras residencias”, expresó. 

Ajaee lleva sobre ocho meses protestando cada miércoles frente a la oficina central de la AEE en Santurce, en reclamo de la anulación del contrato de LUMA y la protección de pensiones. El pasado miércoles, “participamos en una manifestación masiva, denunciando que “llegaron a improvisar, a saquear los fondos federales asignados para la reestructuración del sistema y desde el primer día, han presentado cero soluciones. Más bien, están enfocados en deteriorar aún más el sistema de energía eléctrica en la isla. No cumplen con el mantenimiento de los sistemas de transmisión y distribución”. 

Rodríguez Ortiz afirmó que “nuestro movimiento sigue creciendo. De un grupo de cientos de jubilados, aumentamos en miles la cantidad de compañeros que se unieron a esta lucha. Allí estaba el pueblo, que no puede tolerar siete aumentos en la factura de electricidad en un año y mucha gente joven, además de la familia energética”. 

El presidente de Ajaee lamentó que el gobernador Pierluisi “ha estado de espaldas al pueblo” desde que inició este cuatrienio, permitiendo que la deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica con nuestro Sistema de Retiro ascienda a $833.8 millones. Se espera que para agosto del 2023, el Sistema de Retiro de la AEE se quede insolvente, y el Estado tendría que hacerse responsable por las pensiones de los 12,000 jubilados de la AEE y de los que están por retirarse. 

“Aunque algunos hayan querido invisibilizarnos, la manifestación fue exitosa, superando nuestras expectativas. Indiscutiblemente, pusimos al gobernador de turno a la defensiva, por eso las reacciones de sus allegados en contra de la protesta. Por eso vetó el P. de la C. 1383 y se unió en contubernio a la Junta de Supervisión Fiscal para que le lavaran la cara”, indicó. 

Igualmente, dijo que “logramos encender la chispa de la indignación del pueblo por el alto costo del servicio de electricidad, algo salido de proporción”, por lo que destacó que “es momento de apretar el paso y seguir en la calle porque es el único foro que tenemos a mano”.

Rodríguez Ortiz lamentó que los partidos que han gobernado a Puerto Rico se hayan encargado de criminalizar y desacreditar el trabajo de los empleados de la AEE, poniendo sobre los hombros de los trabajadores la responsabilidad de que “llevamos a la Autoridad a la quiebra”.

El presidente de Ajaee enfatizó que “nada más lejos de la verdad. Primero, que nosotros no empleamos, ni firmamos contratos. Segundo, en vistas públicas en el Capitolio se develó que las corporaciones públicas del gobierno de Puerto Rico le adeudan 210,540,849.59 millones de dólares a la AEE. Algunas de estas deudas datan de más de 10 años. ¿Por qué siempre culpan a los empleados, a la UTIER y a sus dirigentes, en este último tiempo toda la culpa sobre Jaramillo? ¿Acaso no se supone que las corporaciones públicas tienen la obligación, como tú y como yo, de pagar por el servicio que reciben? ¿Acaso no fueron los partidos, a la hora de obtener votos, que establecieron como medida populista los subsidios a los residenciales públicos, iglesia, hoteles entre otros, sin tener una fuente de repago?”.

“El monto adeudado es solamente en el sector gubernamental, en otros, la deuda ronda los $700,000 millones; lo que suma 1000 millones de dólares que no han recobrado. Es obvio que el combustible hay que pagarlo, pero no es justo que el gobierno les transfiera esa responsabilidad solamente a los abonados sin subsidio, de manera tan descarada”, apuntó. 

Concluyó que “la respuesta está en la calle. Hay que tirarse a protestar y defender el bolsillo del pueblo. El gobierno tiene que cancelar la deuda con los bonistas buitres, la tarifa eléctrica debe ser de 20 centavos kilovatio hora, garantizar las pensiones de los empleados, devolver los empleados de sus plazas, moverse a energía renovable, sacar la política de la AEE y anular el contrato de LUMA”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!