Skip to content

ASORE y Asociación de Industriales se expresan en contra del aumento en salario mínimo

Suministrada

El Capitolio. La Comisión de Asuntos Laborales, presidida por el representante Domingo J. Torres García, celebró hoy, martes, una vista pública para continuar atendiendo el Proyecto de la Cámara 1133, que propone aumentar el salario mínimo de los empleados cuyas labores son susceptibles de recibir propinas. 

Los miembros de la Comisión recibieron el insumo de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE) y la Asociación de Industriales de Puerto Rico sobre la legislación que busca hacerle justicia salarial a miles de trabajadores.

Según el presidente de ASORE, Mateo Cidre, eliminar el crédito por propina y aumentar el salario mínimo estatal “se traduciría en una reducción de salarios para los empleados. También, afectaría la ayuda que representa para el dueño de restaurante este crédito que aporta a que sus costos de operación sean unos razonables”.

“Ese cliente, que frecuentaba tres veces a la semana, ahora va a venir dos veces. Si eso ocurre, van a pasar dos cosas, o tenemos que bajar las horas a nuestros meseros o tenemos que enviar meseros a las casas porque no tenemos gente para atender”, insistió el comerciante. 

De acuerdo a la ponencia de la Asociación de Restaurantes, el salario de los empleados que reciben propinas fluctúa entre $18 a $23 por hora. Al mismo tiempo, Mateo Cidre aseguró que los negocios en la isla ya enfrentan altos costos de operación ante la pandemia de la COVID-19. 

“Otro aumento al costo de operación también ocasionará que los dueños de negocio tengan que revaluar su operación para saber a cuánto le está saliendo el plato y a cuánto lo tiene que vender”, aseguró Mateo Cidre. 

Los salarios mencionados por ASORE contrastan con los datos presentados en vista pública por el grupo Justicia Salarial, quienes declararon el pasado 17 de febrero, que según las Estadísticas de Empleos y Salarios por Ocupación del Departamento del Trabajo, el salario por hora promedio de un mesero apenas superan los $8.84 por hora.

Mateo Cidre también resaltó la necesidad que el Estado fiscalice y procure que todos los patronos tengan empleados por propina cumplan con los requisitos para acogerse al crédito. “Si un empleado que tenga como salario base $2.13 por hora, luego de sumar propina, no recibió por lo menos el salario mínimo estatal de $8.50, el patrono se verá obligado a completar la diferencia”, sentenció el presidente de ASORE. 

Actualmente, por regulación federal los patronos que tengan empleados que reciben propinas tienen la opción de acogerse a los que se denomina el “tip credit”, que les permite completar parte del salario de empleados con las propinas que reciban. 

A su vez, Mateo Cidre mencionó que en el 2016 en Maine “se aprobó una medida para eliminar el ‘tip credit’ y aumentar el salario de los empleados por propina. En ese caso, los trabajadores publicaron el impactó negativo que el aumento tuvo en sus ingresos ante la percepción de los clientes que ganaban sustancialmente y, por lo tanto, redujeron sus propinas”.

“No necesariamente si sube el precio de los alimentos va a significar una menor propina para los empleados. De hecho, suele pasar lo contrario, cuando una persona acostumbra a dejar un 15 o 20 por ciento en la propina, finalmente, el monto que recibe el mesero es mayor”, sentenció el representante popular, Orlando Aponte Rosario, quien es uno de los autores de la medida. 

“Mi exhortación a ASORE es que no sean antagónigos y adversativos. Esto no se trata de los malos contra los buenos, ni de unos contra otros. Esto se trata de sentarnos en la mesa y dialogar para hacerle justicia salarial a quienes hoy lo reclaman”, resaltó el legislador Juan José Santiago Nieves, también autor de la medida. 

Por otra parte, la representante del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Mariana Nogales Molinelli, señaló que es importante vigilar “lo propenso que puede estar un empleado o empleada a algún acercamiento indebido o agresión sexual por parte de algún cliente”. 

“Cuando una persona no tiene su salario garantizado, y está a expensas de una propina, ese empleado estará menos inclinado a denunciar un trato incorrecto de un cliente. Posiblemente, tampoco lo va a denunciar a su patrono, porque esa persona depende de que le den una buena propina”, mencionó Nogales Molinelli.

En esos casos, la legisladora del MVC cuestionó “¿cuáles son las acciones que va a tomar el patrono para proteger a las víctimas de agresiones?, ¿el patrono va a estar siempre dispuesto a proteger a sus empleados y perder un cliente?. También, debemos pensar: ¿el cliente que agredió a la mesera o mesero va a dejar la propina correspondiente, cuando no es una obligación legal?”. 

“El sistema de subsalario promueve que en casos de agresiones no se haga nada. No vamos a denunciar a quien nos completa el sueldo. El subsalario además de esclavizante es un sistema que promueve una vulnerabilidad de los empleados y empleadas”, mencionó la representante, quien se pronunció a favor de que se aumente el salario mínimo de las personas cuyas labores son susceptibles de recibir propinas. 

La vista pública también contó con la participación de los representantes Lisie J. Burgos Muñiz, María de Lourdes Ramos Rivera y Denis Márquez Lebrón.  El presidente de la Comisión de Asuntos Laborales, Domingo J. Torres García mencionó que en la próxima semana estará citando a vistas públicas sobre el Proyecto de la Cámara 1133 al Departamento del Trabajo, el Departamento de Desarrollo Económico y el Departamento de Asuntos del Consumidor. 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!