La Isla Oeste

BITCH & the city: La letra “C” de Celos…Profesionales

Por Wendaly Barbosa Ramos

Siguiendo la línea de mi libro ¿Sabes cómo identificar y Manejar a los B.I.T.C.H.? (Bipolares, Inseguros, Traidores, Controladores, Hipócritas) y en la que a través de esta columna he escrito sobre estas conductas y actitudes, también existen otro tipo de personas que tratan de perjudicar nuestra paz mental y entorno.

En esta ocasión voy a darle el significado de la letra “C” a la conducta de Celos.  Es común que asociemos los celos hacia nuestra parejas, sin embargo, los celos están explícitos en el ambiente laboral al que llamamos Celos Profesionales.

La competencia es vista como un buen estímulo para sobrellevar los desafíos; en cambio, cuando los celos interceptan las relaciones entre colegas deja de ser sana y pasa a ser una lucha desleal, motivada en su gran mayoría por los celos y envidia.  Además, se produce un cambio nocivo en la comunicación en el equipo, que necesita ser gestionado a tiempo.  Expertos dicen que es una dificultad que obstaculiza el desempeño de los empleados y podría alterar nuestras emociones.

La envidia es algo con lo que se convive a diario. Son varias las razones que motivan a las personas a adquirir posiciones egoístas. Desigualdad en los salarios, una carga laboral injusta e, incluso, la apariencia física hacen parte de las principales razones por las que las personas suelen envidiar a sus colegas.

De acuerdo al artículo “Celos Profesionales: un enemigo silencioso”, María Claudia Peralta, jefa del área de Psicología Social de la Universidad de la Sabana, la envidia se relaciona con las carencias personales. “Es querer algo que los demás tienen, y eso genera una sensación de agresión contra las otras personas y puede estar asociado con una baja autoestima”. 

¿Existen diferencias entre hombres y mujeres?

El artículo de Elena Sanz  “Los celos y la envidia en el trabajo son distintos en hombres y mujeres” destaca un estudio realizado con 200 personas por investigadores de España, Holanda y Argentina en el que se encontró que la competencia entre personas de un mismo sexo en el trabajo afecta más a las mujeres que a los hombres.  El análisis de los resultados estableció distinciones entre los celos y la envidia. Los primeros se refieren a la pérdida o temor de perder lo que se tiene, mientras que la segunda es la reacción a lo que posee otra persona y que uno quiere para sí. “Las mujeres con un alto nivel de competición intrasexual [sentimiento que se relaciona con la competitividad entre personas de un mismo género para lograr acceso a personas del sexo opuesto] son más celosas si la rival es más atractiva y más envidiosas si la rival es más poderosa y dominante” según afirma Rosario Zurriaga, investigadora de la Universidad de Valencia, citada por Sanz.  Por otro lado, añade que “en los hombres no se obtienen estos resultados, ya que ninguna de las características del rival que provocan celos y envidia predicen la competición intrasexual”.

En última instancia, este estudio destaca la importancia de las destrezas sociales en el trabajo y como los celos y la envidia pueden afectar a las personas y al ámbito laboral. En otras palabras, destaca no solo la importancia de ser empáticos y solidarios en el trabajo, sino que debemos dejar a un lado los celos y la envidia.

Si nos uniéramos como lo hacemos frente a situaciones de emergencia o al luchar por nuestros derechos, también saldríamos victoriosos en nuestro trabajo. La canalización del poder de la colaboración nos va a servir para crear círculos de contacto  y mayores probabilidades de obtener mejores cargos y sueldos.  Además, servirían no solo para evitar conflictos, sino para adelantar la búsqueda de la igualdad en el empleo entre los hombres y las mujeres.

Por otro lado, según un estudio publicado por Harvard Business Review, señala que los lazos que se establecen entre mujeres son más duraderos y pueden ser usados en cualquier momento.  Todo esto se basa en la ideología “El poder del paquete: las mujeres que se apoyan y se apoyan entre otras son mujeres más exitosas”.  El estudio recomienda que una gran forma de superar las adversidades es compartiendo las experiencias de quienes pasaron por situaciones similares, llevando a todas a lograr el éxito.

“Unidas nos vemos más bonitas”

¿Cómo manejamos los celos profesionales?

De acuerdo a Daniel Colombo en el artículo “Siete (7) ideas para manejar los celos profesionales”, señala que éstos desencadenan una catarata de emociones de las llamadas negativas, que enrarecen el ambiente, fomentan el chisme y disminuyen la productividad no sólo de la persona celosa, sino de todo el entorno, y hasta de la persona que es celada.

Colombo presenta siete propuestas para manejar los celos profesionales:

  1. Entender el mensaje oculto del celo, y aprender de la experiencia.
    La manifestación del celoso oculta inseguridad, miedo, decepción y frustración, entre otros aspectos. Si puedes ver estos aspectos -para lo cual necesitarás ir a fondo y observar detrás de lo que se muestra-, podrás entender (no necesariamente justificar) la posición del otro.
  • ¿Real o aparente?

La diferencia entre lo real y lo aparentees que, muchas veces, las personas exteriorizan en los celos otro tipo de “pases de factura” por situaciones del pasado que no han sabido encauzar en su momento; de modo que, si vas a ese punto en el tiempo, estarás empezando a desactivar esos celos que se manifiestan en el presente.

  • Hablar

La comunicación asertiva es ideal en estos casos. Para encarar un diálogo franco es necesario prepararse y contar con la habilidad de escucha como herramienta fundamental. Asimismo, se requiere haber procesado internamente los sentimientos de enojo hacia el celoso, para que la conversación fluya y puedan arribar a un resultado ganar = ganar que favorezca a ambos y lime las asperezas.

  • Asumir la responsabilidad personal

Otro punto de partida es observar tus propias reacciones que podrían haber generado celos en otra persona. A veces los humanos nos comportamos en forma arrogante, o quizás no prestamos atención suficiente a alguien que lo único que quiere es recibir un poco de nuestro tiempo.

  • Promover la inclusión
    Este aspecto es esencial si tienes posiciones de jerarquía, puesto que es recomendable que busques tomar decisiones equilibradas mirando la totalidad del equipo. Además, necesitarás experimentar a fondo tu capacidad de buen comunicador para que, cuando introduzcas modificaciones en el funcionamiento, por ejemplo, cambios, promociones de puestos y premios, sepas transmitirlo con toda la seguridad, claridad, transparencia y contundencia que se requiere.
  • Ser ecuánime en el elogio y el reconocimiento
    Un motivo frecuente de conflicto en las organizaciones es que los directivos suelen elogiar y reconocer a ciertas personas, aunque no lo hacen con todos. Un buen líder es aquel que sabe equilibrar las palabras de apoyo, el salario emocional y la compensación del estímulo que necesitan todas las personas.
  • Generar espacios de compartir

Una excelente herramienta es crear espacios dentro del tiempo laboral para que los miembros del equipo se conozcan de otra forma; el “lado B” que todos tienen. Un hobby, los deportes, el arte, las películas, las familias… todos son temas que pueden acercar incluso a aquellos por los que alguien siente celos.

Finalmente, es importante recordar cuáles son nuestras cualidades y fortalezas para evitar la comparación con otras personas. Reconocer esto ayudará, según expertos, a descubrir las propias carencias emocionales y a superarlas. Así aprenderemos a valorar nuestro trabajo.

Si desean saber y utilizar más herramientas en su vida diaria le exhorto a leer mí  libro ¿Sabes cómo identificar y manejar a los B.I.T.C.H.? Guía práctica y humorística (personal/profesional). 

El  mismo lo pueden conseguir en Amazon a través de éste link:

La Autora es Escritora con estudios graduados en Psicología Industrial/Organizacional.  Profesora universitaria, especialista en desarrollo de adiestramientos y procedimientos.  Consultora Desarrollo Organizacional/Recursos Humanos.  Conferenciante.

Síguela en: Facebook/Activate Al Máximo – Wendaly Barbosa; Linkedin: Wendaly Barbosa Ramos; o escríbele a: wendalyconsulting@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: