Skip to content

CEE: Tres presidentes en cuatro años

Por Nelson Arnaldo Vera Hernández / Catedrático en Sociología

En los pasados cuatro años se ha convertido en tradición varios jefes(as) de agencia en un mismo periodo. Son muchas las situaciones y la Comisión Estatal de Elecciones entró a esta ola.

Con la renuncia de Liza García Vélez (nombrada por el gobernador Alejandro García Padilla y bajo consenso entre los diversos partidos políticos, el gobernador Ricardo Rosselló Nevárez, comenzó un proceso para nombrar a alguien para la presidencia de la CEE.

En enero de 2018, fue nombrado el juez Rafael Ramos Saenz, como presidente de la Comisión Estatal de Elecciones. No obstante, llevaba en el puesto desde agosto de 2017 en receso y luego en propiedad. Nombrado juez en el año 2010 en la Sala de Aguadilla, con un expediente académico único y experiencia en trabajos electorales en los precintos de Moca. 

Su fugaz presidencia fue impactada por la divulgación de un chat donde se puso en tela de juicio su capacidad crítica y objetiva al tener contacto directo con funcionarios de un partido político al momento de tomar decisiones con efectos directos en los resultados electorales. La evidencia fue tan robusta que tuvo que renunciar al puesto. Adicional a ello, perdió su posición en la judicatura, cumplir una sentencia de 6 años y, a nuestro juicio, perder la confianza del pueblo.

La búsqueda de otra persona para cubrir el puesto en menos de dos años, comenzó de inmediato por parte del gobernador Rosselló Nevárez. Con ello nomina al juez Juan Ernesto Dávila Rivera, que se desempeñaba como secretario en el Tribunal Supremo de Puerto Rico, pero había sido nombrado juez superior. Contrario al caso de la Lcda. García, este nombramiento no contó con el consenso de los comisionados electorales de los partidos políticos. Por ello, el nombramiento tenía que ser llevado al poder legislativo para su confirmación.

El juez Dávila Rivera con un expediente académico extraordinario. El único percance, confesado por el propio Juez a la prensa, era que carecía de experiencia en los procesos electorales.

Los tropiezos fueron constantes desde el inicio de su gestión. Sin embargo, la aprobación del nuevo Código Electoral en el 2020, significó problemas mayores. Inmediatamente la señora gobernadora convirtió el código, despidió la mayor parte de los representantes de los partidos políticos. Segundo, las constantes apariciones en la prensa para tratar de aclarar las dudas del proceso electoral de las primarias, se convirtieron en el talón de Aquiles. El caos del proceso del 9 de agostole hizo renunciar.  

A menos de dos meses del evento electoral más participativo en Puerto Rico, llega el Juez Francisco Rosado Colomer por consenso. Le toca un gran reto que comienza con las observaciones de que su esposa es la Comisionada Electoral del partido de gobierno en Ponce. Ahora a seguir el plan de trabajo propuesto por el honorable Héctor Jaime Contyen las pasadas dos semanas.

En menos de cuatro años, la CEE pasa por su momento más difícil por la desconfianza y en peligro la credibilidad del proceso de las elecciones generales del 2020.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: