La Isla Oeste

COMENTARIO: Momento crucial para nuestro bienestar socioeconómico

Archivo

Por Tomás Ramírez

Durante los próximos días, nuestra legislatura estará evaluando el Proyecto de Cámara Núm. 2303, para aumentar la inversión recurrente en el mercadeo y promoción del destino de Puerto Rico, en el exterior. Esta es una inversión sabia, inteligente y necesaria para el beneficio de todos los residentes de Puerto Rico, en todos los niveles socio-económicos.

Un dato interesante y del que pocos hablan, es qué estos fondos adicionales de Room Tax se están generando como producto de los visitantes que están llegando y no afectan el Plan Fiscal; y si no los utilizamos para estos fines, irán marchando a las arcas de los bonistas, a través del ‘clawback” de la JSF.

El turismo representa nuestra principal herramienta – y tal vez la única herramienta real – que tenemos para estimular la economía, atraer dinero nuevo a la Isla, crear los empleos que tanto necesitamos, e impactar positivamente a toda nuestra gente en los 78 municipios, a corto y mediano plazo.

Afortunadamente, el turismo – como herramienta de desarrollo socio-económico – depende muy poco de la llegada de los fondos federales de reconstrucción y puede aliviar nuestra situación. En corto tiempo, anualmente podríamos inyectar hasta $3,000 millones de dinero nuevo a nuestra economía y crear miles de empleos. En tan solo 17 meses, nuestro DMO ha demostrado ser una gran decisión estratégica, para alcanzar estos objetivos y beneficiar a todos los residentes, en todos los niveles sociales de Puerto Rico. Otras estrategias son muy importantes, y producirán a mas largo plazo.

Durante las últimas semanas, he participado en la discusión del PC-2303, porque es necesario para impactar positivamente a las 17 industrias que componen nuestra oferta turística. Con esta inversión adicional recurrente, tenemos el potencial de duplicar el número de visitantes que llegan a la Puerto Rico, extender el largo de su estadías a través de toda la Isla, y crear nuevos empleos.

Durante su periodo formativo, nuestro DMO ha sido altamente eficiente en el uso de los fondos otorgados; y ha estado ejecutando su misión de una forma muy efectiva y productiva para Puerto Rico; según lo demuestran los resultados alcanzados en varias áreas técnicas y sus objetivos estratégicos. Estos logros incluyen el fortalecimiento de la imagen de la Isla luego del huracán Maria, y con ello el aumento sostenido en la llegada de viajeros y los recaudos de impuestos de habitación..

A otros destinos turísticos en los Estados Unidos, les tomo recuperarse luego de un huracán con la magnitud de Maria, entre cinco y siete años, con inversiones incrementales de hasta $100 millones en promoción y mercadeo del destino.

Por otra parte, por diversas razones, el DMO tiene un número reducido de detractores con agendas muy personales. Creo firmemente y apoyamos la fiscalización profunda y responsable, basada en datos verificables; pero rechazamos la obstrucción a nuestro progreso mediante artimañas fraudulentas, la demagogia, y datos incorrectos. Además de lacerar la imagen de profesionales probados y honestos, afectan negativamente la imagen de Puerto Rico en el exterior, principalmente en el segmento de grupos y convenciones que tanto necesitamos.

Desde sus inicios, hemos apoyado la creación de nuestro DMO, como un instrumento fundamental de desarrollo socioeconómico que tanto necesitamos en las regiones turísticas y municipios mas allá de San Juan e Isla Verde. En poco tiempo, el DMO ha demostrado que cada dólar adicional invertido en la promoción del destino, puede inyectar cerca de $22 dólares a nuestra economía y generar hasta $5 dólares adicionales en contribuciones e impuestos.

Concurrimos en que la estructura organizativa creada con la Ley 17 – 2017, no fue perfecta. Sin embargo, se hicieron ajustes internos; y aunque ha funcionado muy bien debemos hacer ajustes adicionales sobre la marcha. Sin embargo, si queremos encender el motor de la economía puertorriqueña y crear los empleos que tanto necesitamos, este es el momento para focalizarnos en el TURISMO, y aumentar nuestra inversión en las estrategias de mercadeo y Este promoción del destino. Ninguna otra industria o propuesta que he visto, tiene este potencial de un retorno de inversión tan alto, e impactar positivamente a todos los niveles socioeconómicos en la Isla.

Basado en los resultados obtenidos en poco tiempo, y luego de Maria, estamos convencidos que el DMO es el vehículo correcto para continuar fortaleciendo nuestra posición como el destino más accesible y más completo en el mercado turístico del Caribe, y causar un efecto positivo en la economía, beneficiando a todos los residentes a través de los 78 municipios de Puerto Rico. Es mi humilde opinión.

El autor es dueño de Combate Beach Resort en Cabo Rojo y expresidente de la asociación de Dueños de Paradores de Puerto Rico.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: