Skip to content

COMENTARIO: Pandemia Gubernamental; Lo Más Peligroso en Puerto Rico

Dr. Luis M. Baquero Rosas

La ineficiencia de los procesos, la burocracia y la ausencia de sistemas digitales confiables en el Gobierno de Puerto Rico es una pandemia que se ha extendido a todos los niveles del sistema gubernamental y ataca a casi todas las estructuras que lo componen.

Por un lado, está el desastre procesal y tecnológico del Departamento del Trabajo que por varias semanas estuvo atascado en reglamentos y procesos digitales obsoletos que no le permitían manejar el gran volumen de solicitudes para recibir los beneficios por desempleo que miles de boricuas necesitan para palear esta crisis del COVID. 

Siguiéndole los pasos muy cerca en esta carrera de obsolescencia administrativa está el Departamento de Hacienda con un sistema contributivo digital totalmente falto de integración con las demás agencias del Gobierno para poder definir quién debe y quien no debe recibir los beneficios que otorga el Gobierno Federal a los ciudadanos norteamericanos residentes en la Isla.

En tercer lugar, dentro de la pandemia de ineficiencia está un Departamento de Educación congelado en el pasado y que ante su impotencia de integrarse a la nueva realidad de la educación virtual ha tomado la salomónica decisión de aprobar a todos los estudiantes sin responder a un mes del inicio de clases lasiguiente pregunta: ¿qué va a ocurrir en el próximo año escolar del sistema público del país?

Para confirmar esta pandemia gubernamental, se han unido  voces de apoyo como el DTOP  quien es incapaz de poder procesar los derechos de marbetes de los autos de manera digital y ha tomado la  increíble decisión de extender la vigencia de  los existentes hasta el verano y anunciando una apertura de las oficinas regionales  para aglomerar a cientos de ciudadanos cada día en oficinas plagadas de procesos manuales y burocráticos que podrían muy bien resolverse de manera digital.  

Se añaden a este baile los miembros de la legislatura con su novela de corrupción sobre la compra fatula de las pruebas del COVID19 donde miles de puertorriqueños hemos visto, sin ningún asombro, como todos los participantes de esta decisión desconocen quien autorizó la compra de las mismas.

Por eso para miles de puertorriqueños nuestro temor principal no es tan solo el posible contagio del COVID-19 sino la imposibilidad de encontrar una cura para la pandemia de ineptitud, burocracia y corrupción que cada día más corrompe las estructuras del Gobierno de nuestra Isla.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: