Skip to content

Cómo aumentar el nivel de atención en niños preescolares

Por Lic. Nellie Torres de Carella​​​​ / Instituto Fonemi de Puerto Rico

Desde febrero muchos padres se darán a la tarea de escoger la mejor escuela para  matricular a sus niños para comenzar en el sistema escolar en agosto. Es una selección que a muchos les causará cierto estrés, pero también estará llena de emoción por éxitos anticipados y por ver materializado el anhelo de brindar la mejor educación a sus hijos. Sin embargo, muchos de esos niños evidenciarán un lapso de atención corto e insuficiente para la demanda de concentración que requiere el salón de clases. En la última década las quejas de los maestros y maestras de Kínder y primer grado por el enfoque limitado de la mayoría de los niños es la regla, no la excepción, algo que no ocurría en décadas anteriores.

La dificultad para mantenerse sentado realizando una tarea hasta culminarla,  para escuchar y seguir instrucciones, la impulsividad y la tendencia a la distracción será la información que recibirán los padres día a día sobre sus hijos de parte del personal escolar.

Aunque hay algunos niños que desde pequeños evidencian un nivel de actividad y distracción sobre lo esperado, hay muchos que sus problemas para atender pudieron haberse evitado si en el hogar se hubieran implementado una serie de medidas o estrategias para aumentar el lapso de atención.

¿Cómo se puede desarrollar la destreza de atención en los niños?

  • Limite a no más de una hora diaria la exposición a la tecnología, como los juegos electrónicos, los teléfonos inteligentes, tabletas, la televisión, los vídeos y la computadora. La exposición temprana en niños preescolares se ha encontrado que afecta el desarrollo de la atención y la concentración.
  • Ciertos juegos ayudan a aumentar la concentración, como los rompecabezas, juegos de asociar objetos por función (la cama con la almohada o con dormir), además de juegos de armar y categorizar (por colores o formas) los  ayudan a concentrarse. Adquiera los que son adecuados para su edad, sus intereses y nivel de dificultad.
  • Léale cuentos diariamente. Evite ser interrumpido, ni usted interrumpa la narrativa para hacer comentarios. Es importante que su niño extienda el lapso en que pueda mantenerse concentrado escuchando porque esa destreza es necesaria dentro del salón de clases. Puede anotar cada día el tiempo en que lo logró e ir reforzando al niño según lo va ampliando. No espere un lapso prolongado inicialmente. Las preguntas y comentarios de la lectura se dejan para el final.
  • Modifique la dieta ya que la comida chatarra, el azúcar, los colorantes e ingredientes artificiales en los alimentos pueden afectar el nivel de atención de los niños. Incluya granos integrales, frutas, vegetales y jugos naturales sin endulzantes. Sobre todo, procure que su niño tome mucha agua porque el cerebro necesita la misma para un mejor funcionamiento.
  • Establezca rutinas. Las rutinas en horarios para dormir, levantarse, alimentarse e inclusive el tiempo de jugar ayudan, a los niños a desarrollar una organización interna y a mantenerse más enfocados.
  • Horas de sueño. Los niños que duermen más, se enfocan más. Los preescolares necesitan 10 horas de sueño. Varias investigaciones han reportado que los niños que no duermen mucho presentan síntomas similares a los niños con trastorno de atención con hiperactividad.
  • Aumente el ejercicio. La privación de movimiento en los niños al pasar horas en actividades sedentarias, expuestos a la tecnología, afecta el desarrollo del cerebro. Promueva el ejercicio, el movimiento y el deporte para que su niño desarrolle una buena atención, un buen desarrollo motor y destrezas sociales, además de una mejor salud en general.
  • Escuchar música: La música, sobre todo la clásica, se ha encontrado que ayuda a desarrollar la atención y el lenguaje. La misma debe ser escuchada sin ningún elemento visual, como DVD’s.
  • Mantenerse sentado mientras ingiera alimentos: La práctica de permitirle a los niños moverse por la casa mientras comen, o mientras los padres los alimentan, en nada los ayuda a desarrollar la atención. Elimine también la tendencia a que solo come si se le presenta un vídeo. Ambas prácticas limitan el desarrollo de un lapso de atención adecuada mientras está sentado, algo esencial en el salón de clases.

Como en todo lo relacionado al quehacer humano y al desarrollo, la prevención es la clave. Reitero que hay un periodo de 6 meses, antes de que llegue agosto, para trabajar con fomentar una buena atención en los niños preescolares que comenzarán en Kínder. Que los niños empiecen con el pie derecho en el viaje tan importante, llamado educación, requiere una preparación con tiempo, la cual corresponde a los padres y madres. Un niño con una atención adecuada tiene un fundamento sólido para el éxito escolar.

La autora es patóloga del habla y lenguaje y directora del Instituto Fonemi de Puerto Rico, una institución terapéutico-educativa que utiliza los programas, modalidades y técnicas de terapia para dominar la lectura, desarrollar la escritura y comunicación, entre otros.  Ha desarrollado un programa para niños con autismo, así como uno de intervención temprana para infantes con rezago en la comunicación.  Para información, llama al 787-774-1163/ 1164, o escriba al correo electrónico info@fonemipr.com.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: