Skip to content

Confían se hará justicia por calcinado

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Aguadilla. Lo encontraron calcinado en el asiento del pasajero de un vehículo Mitsubishi Mirage al que alguien le había pegado fuego. Era lunes, 24 de octubre cuando apareció el carro en la carretera 119 intersección con la carretera 457 interior del barrio Aibonito Beltrán en San Sebastián.

Hoy, familiares de Dereck Andújar Guzmán, de 21 años, asistieron unidos a la vista preliminar contra el imputado de su asesinato, Pedro Soler Salcedo de 43, quien enfrenta cargos por Asesinato en primer grado, dos cargos por Ley de Armas, Secuestro e Incendio Agravados, Amenaza e Intimidación a Testigos.

El caso fue llamado en la sala del juez José T. Román Barceló, donde una de las testigos de cargo, quien es pareja del imputado, no compareció.

El licenciado Víctor Martínez, de la Sociedad para la Asistencia Legal (SAL) asumió hoy la representación de Soler Salcedo, por lo que no estuvo preparado para ver el caso esta mañana, siendo reseñalada la vista para el próximo 13 de diciembre.

“Es un dolor tras otro”, manifestó Alfredo Pérez, padre de la víctima. “Queremos justicia. Que todo sea por nuestro hijo. El no merecía lo que le pasó. (Queremos) estar tranquilos en la Navidad”, suspiró el padre, quien hoy empezó a ver cómo el hecho de enfrentar un proceso criminal puede llegar a ser cruel hasta con los familiares, cuando la otra parte retrasa los procedimientos.

Empero, la fe en el sistema de Justicia vive late en el corazón de esta familia, que asegura que el ministerio público tiene la prueba suficiente para lograr la convicción de Soler Salcedo.

Entretanto, recuerdan la víctima como un joven al que se le tronchó su futuro, sacando fortaleza “del corazón y del recuerdo”, según manifestó el padre, quien dice sentir que Dereck “quiere que luchemos por él”.

“Lo recordamos con todo el amor. Lo lloro todos los días. No hay día que yo no lo llore”, lamentó Pérez, recordando el futuro tronchado de su hijo, un estudiante de mecánica de aviación. “Tenía 21 años. Estaba empezando a vivir”, acotó.

Según un informe de prensa de la policía, de la investigación se desprende que el imputado hizo admisión de los hechos.

El cuerpo del occiso pasó por el proceso de pruebas periciales para su identificación.

El agente Juan Acevedo Rosado bajo la supervisión del teniente Carlos Peña Serrano de Homicidios, estuvieron a cargo de la investigación.

El móvil del crimen aparenta haber tenido relación con un robo.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: