Skip to content

Confirman muerte de Papo Newmann

Por One Red Media

Cuando el pasado 22 de noviembre la Policía tuvo conocimiento del hallazgo de un cadáver dentro de una residencia en Mayagüez,  atendió el caso como una “muerte natural”, dado el caso que no se encontraron signos de violencia en la escena.

Para entonces, el cuerpo hallado en la residencia ubicada en la Calle Dr. Pedro Perea del barrio Paris de esa población, se encontraba en estado de descomposición, por lo que no se pudo identificar al occiso de inmediato y se levantó boleta para el envío del cadáver al Negociado de Ciencias Forenses, según el protocolo.

Según la Comandante Janice Rodríguez, directora del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) en Mayagüez, en el lugar se encontró la identificación de Francisco Newmann, conocido como “Papo Newmann”, mencionado hace 36 años como uno de los presuntos autores del asesinato del productor y animador de televisión Luis Vigoreaux, el 18 de enero de 1983.

“Ahí estaba su identificación; su hermana pagó a una funeraria para que se lo llevaran a Forenses. Pero la notificación oficial baja de Forenses, y entiendo yo, que –como la familia es de allá- lo tienen que haber identificado ya, porque eso fue el 22 de noviembre. Hace muchos días”, confirmó a La Isla Oeste la Comandante,  vía telefónica. Rodríguez reiteró que en la escena “no se encontró nada forzado”, por lo que el caso cerró como una muerte natural.

Por lo general, las muertes naturales no se dan a conocer mediante los informes de prensa de la Policía.  

Hoy, se hizo constar que “en horas de la mañana del viernes 22 de noviembre de 2019, en la calle Dr. Pedro Perea en el barrio Paris de Mayagüez, por la agente Leslie Candelaria del CIC, fue encontrado un cuerpo en avanzado estado de descomposición, siendo transportado al Negociado de Ciencias Forenses, por instrucciones del fiscal García Ceballos para fines de reconocimiento y autopsia”.

Newmann figuró como testigo estrella del ministerio público en abril de 1985, con inmunidad, durante el juicio contra la entonces viuda de Vigoreax, Lydia Echevarría, contra quien le fueron radicados cargos por asesinato en primer grado, conspiración secuestro y armas. Esto, luego que el cuerpo de Vigoreaux apareciera calcinado dentro del baúl de un Mercedes Benz en un paraje solitario de un sector en Rio Piedras.  

Newmann testificó para entonces, que vigiló a las afueras del edificio de donde salió Vigoreaux y que luego fue perseguido hasta ser secuestrado.

En marzo de 1986 reiteró en su testimonio haber participado de la conspiración con Echevarría y el otro coacusado, Luis López Watts, para asesinar a Vigoreaux por problemas matrimoniales.

Por esto, Echevarría fue condenada a cumplir 208 años de cárcel. En 1999 el entonces gobernador de Puerto Rico, Pedro Rosselló la conmutó.                                              

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!