Skip to content

DDEC explica desempeño de los incentivos otorgados

Manuel Cidre Miranda / Facebook

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Cidre Miranda, destacó hoy los resultados del Informe anual sobre el desempeño de los incentivos otorgados bajo el Código de Incentivos de Puerto Rico. Este Informe revela el retorno y el costo de la inversión que hace Puerto Rico en incentivos otorgados bajo la Ley 60 de 1 de julio de 2019, mejor conocida como el Código de Incentivos.

En términos generales, el incentivo de Residente Inversionista ha atraído gran cantidad de capital nuevo a Puerto Rico; el programa de Médicos Cualificados logró paralizar la baja de médicos y además produjo un movimiento de médicos a regiones que antes tenían menor número; y el incentivo de Científicos e Investigadores muestra una tendencia positiva en número de patentes y publicaciones científicas.

Para el año 2017, la contribución sobre ingreso pagada por los beneficiarios del Incentivo a Individuos Inversionistas fue más de $51 millones y, para el 2018, el monto pagado fue alrededor de $44 millones. Estos decretos no tienen costo directo para el fisco ya que no requieren erogación de fondos a los beneficiarios. Además, el traslado de estos individuos a la Isla resulta en beneficio directo e indirecto al fisco, ya que estos adquieren bienes, productos, servicios y vivienda, y crean empleos, entre otras cosas, lo cual no ocurriría sin la concesión del incentivo.

El otro modelo analizado fue el programa de Médico Cualificado, el cual se creó con el propósito de ofrecer una propuesta contributiva para evitar el éxodo de los profesionales de salud, y para retener y hacer atractiva su práctica médica en Puerto Rico. Es importante entender que el objetivo de este programa era uno de índole social, no económico. El Retorno de Inversión (ROI, por sus siglas en inglés) de cada año considerado en este análisis es negativo para ambos años: ‑55.3 por ciento para el 2017 y -56.7 por ciento para el 2018. Sin embargo, el programa tiene un impacto social adicional para considerar. Un ejemplo puede ser el incremento en el número de médicos activos en algunas zonas geográficas de Puerto Rico con mayor necesidad de estos especialistas. Además, un 27 por ciento de los médicos incluidos en este análisis generan empleos adicionales y hubo un crecimiento alrededor de 35 por ciento en el total de los salarios pagados a los empleados. 

El tercer incentivo analizado es el de Investigadores Científicos. El objetivo principal del programa es atraer y retener a investigadores distinguidos para estimular actividades de investigación como uno de los medios para mejorar la posición de la Isla en la economía del conocimiento.   Durante el 2017 se aprobaron 49 solicitudes entre 33 beneficiados, ya que un investigador puede tener múltiples proyectos de investigación elegibles. Ya para el año 2018 se concedieron 63 solicitudes entre 50 beneficiados. El Retorno de Inversión para ambos años considerados en este análisis es negativo, pero es importante mencionar que en el cálculo utilizado se consideraron las subvenciones atraídas por los beneficiarios, ya que el modelo ROI considera los costos y beneficios al fisco y presume que la actividad de investigación se daría de todos modos, lo cual no es necesariamente cierto.

Vale añadir que, aunque un análisis puramente numérico refleje resultado negativo, cuando evaluamos los números de investigación y desarrollo en el marco total de Puerto Rico, vemos un aumento histórico en las publicaciones científicas en las universidades y un aumento en patentes desde el 2016. Basado en ello podemos concluir que estos incentivos contribuyen y son parte esencial en la promulgación de actividades de investigación en la Isla.

“Con este estudio, comenzamos el análisis del modelo de incentivos que ha servido a Puerto Rico como herramienta principal para atraer inversión e insertar capital al erario. De paso, reiteramos nuestro compromiso de fiscalización de los incentivos otorgados, mayor transparencia de los costos y beneficios de los distintos programas de incentivos fiscales, mayor responsabilidad fiscal, y mayor escrutinio público de los incentivos que se otorgan”, concluyó el secretario.

Cidre Miranda destacó que este informe contiene —por primera vez desde que se creó el Código de Incentivos— datos reales de los contribuyentes. No obstante, por limitaciones en los datos de los años 2019 y 2020, este informe se circunscribe a resultados y hallazgos de los incentivos del Capítulo 2, específicamente incentivos para residentes inversionistas (sección 2021.01), médicos cualificados (sección 2021.03) e investigadores y científicos (sección 2021.04), para los años 2017 y 2018. El objetivo del DDEC es añadir resultados y hallazgos periódicamente a medida que continúe el progreso de la recopilación de datos.

“Durante décadas, el Gobierno de Puerto Rico ha creado y establecido diversos programas de incentivos sin analizar de manera integral su impacto económico y fiscal, lo cual ha impedido contar con información fidedigna sobre el costo y la conveniencia de estas inversiones. Este análisis está alineado con nuestro deber de fiscalización y nos permitirá hacer recomendaciones específicas de política pública y respaldadas por datos empíricos al gobernador Pedro R. Pierluisi y a la Asamblea Legislativa”, sostuvo Cidre Miranda.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!