Skip to content

Despiden a Waldy en Añasco

Por Víctor Manuel Vázquez Domenech / Para La Isla Oeste

Añasco. “Waldemar Méndez Echevarría” dijo el Teniente. “Ausente”, contestaron los guardias penales. “¿Por qué?”; preguntó el Teniente. “Fue a morar con el Señor”; contestaron sus compañeros.

Estas palabras retumbaron en el Cementerio Municipal de Añasco como parte de la ceremonia de cristiana sepultura al guardia penal que fue asesinado el pasado 30 de marzo, en medio de la balacera entre asaltantes y personal de seguridad de un camión blindado de Ranger American frente a la sucursal del Banco Popular de Añasco. El sonido de varios disparos  se escuchó, como parte de las honras fúnebres, lo que opacó el silencio del camposanto.

“Durante los pasados días todo un pueblo, todo un país ha estado en oración, en comunicación con nosotros. Porque esto nos ha dado duro. Ha tocado el corazón y la vibra de Puerto Rico entero. Jamás pensó Waldy Méndez Echevarría que al partir con el Señor, en un camino breve, iba a dejar una huella tan profunda”; expresó el Alcalde de Añasco, Jorge Esteves Martínez.

Mientras, Juan Echevarría, primo de Waldermar destacó que este tenía el don de la humildad y de la alegría. “Tenía esa capacidad de tocar el corazón de toda aquella gente que lo conoció. Lo que vemos aquí hoy no es otra cosa que el fruto de eso. Este muchacho, un ser especial, dejó una huella bien grande para nosotros. Toco tanta gente, que ha tocado la Isla.”

Echevarría agradeció las muestras de apoyo de toda la ciudadanía ante este proceso tan difícil que vive su familia.

De otro lado, la sub secretaria del Departamento de Corrección y Rehabilitación, Ingrid Morales, expresó las condolencias a la familia en nombre del licenciado Eric Colón, administrador de la dependencia. “Le damos nuestras más sentidas condolencias a toda su familia, a todos los amigos y relacionados de nuestro compañero Waldermar Méndez. Un excelente servidor público. Waldemar vuela alto de la mano de Dios. Que en paz descanses.”

“Comparo este evento como cuando una persona se para en un hormiguero y todas las hormigas salen a defender la colonia. Y eso es lo que está pasando. Un acto cruel y criminal como este ha alborotado un hormiguero. Un hormiguero de personas de fe que debemos utilizar para defender nuestra colonia. La colonia con la fe. Nosotros tenemos una esperanza.”; indicó por su parte, Gaspar Echevarría, primo del Waldermar, quien era padre de tres hijos.

“Nosotros somos más. Lo que pasa es que somos un pueblo silente. Tenemos que levantar bandera y decir: -Basta ya-. Unirnos. Hacer las cosas que nos han enseñado. Los valores: fortalecerlos. La fe. Solamente de esta manera es que nosotros podemos conseguir que esta sociedad, que aparentemente va sin rumbo, tome su rumbo nuevamente”; reflexionó Echevarría ya pasadas las doce del mediodía.

Finalmente, Félix, tío de la víctima fatal, dijo que “Waldy” era un héroe porque se había ganado el corazón de sus compañeros en muy poco tiempo.

Las banderas de Puerto Rico y los Estados Unidos, que cubrían el féretro, les fueron entregados, por varios guardias penales, a los padres y viuda de Waldy, a quien, varios familiares y amigos, describieron como el hombre que siempre tenía una sonrisa.

Impresionantes muestras de dolor expresaron los padres, viuda e hijas frente al cuerpo del guardia penal, donde cientos de conocidos de “Waldy” acompañaron a la familia.

Minutos antes, desde la Iglesia Católica San Antonio de Abad, frente a la plaza, las comitivas fúnebres fueron precedidas por varios vehículos oficiales del Departamento de Corrección y Rehabilitación, con sus sirenas en función, hasta llegar a la última morada de Waldy en el Cementerio Municipal de ese pueblo.

El asalto se registró el pasado jueves en la sucursal del Banco Popular en Añasco, en la Carretera 2 intersección con la Carretera 402 en el barrio Caracol, a eso de las 10:20 de la mañana, cuando el intercambio de balas cobró la vida de dos personas civiles y dejó herido de bala a un guardia de la compañía de valores.

La otra víctima de este fatal atraco bancario fue identificada como Ariel Núñez, de 49 años, un comerciante ambulante y residente de Aguada.

Al momento no se ha dado con el paradero de los asaltantes. La Agencia Federal de Investigaciones (FBI) tomó jurisdicción de la pesquisa.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

3 Comments »

  1. Isla Oeste orientesen mejor antes d hacer un reportaje, estan mal informando al pueblo, muy mal redactado está este artículo, Waldemar el guardia penal era d Aguada y en dicho pueblo fue sepultado el q era d Añasco era el comerciante, que en paz descansen ambas víctimas, arreglen eso por favor y gracias

  2. Odie el video q grabaron enfocado a su esposa y a sus padres c ese dolor en sus rostros, nadie debería ver algo tan personal y q le sirva de recuerdos de semejante dolor 😤☹️

  3. Desgraciadamente à la viuda e hijos ni se mencionaron. Como si ellos no fueran victimas de lo que sucedio. Los protocoles correspondientes como LA entrega de las banderas es à la esposa y no sucedio Asi. Me pregunto si eso mismo pasara con la ayuda correspondiente para sus menores.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: