Educación no logra la ‘resiliencia’ de las escuelas

Eliezer Ramos Parés (Suministrada)

Los estudiantes no retoman clases con prontitud tras las emergencias mientras siguen los retrasos en la instalación de cisternas, generadores y salones modulares.

Por Tatiana Díaz Ramos

El Departamento de Educación (DE) no cuenta con planes alternativos para retomar la enseñanza en las escuelas donde los servicios básicos de agua y electricidad no se han restablecido, ni ha equipado los planteles con cisternas y generadores eléctricos para hacerlas “resilientes”.

Del total de 843 escuelas, sólo 110 (13%) cuenta con ambos equipos, unas 149 (18%) cuentan sólo con cisterna y otras 134 (16%) cuentan con generador, según dijo al Centro de Periodismo Investigativo (CPI) el secretario de la agencia, Eliezer Ramos Parés.

La agencia divulgó un borrador del Plan Maestro de Infraestructura en marzo que define la resiliencia de las escuelas como aquellas que cuenten con generador eléctrico y cisterna. Para adquirir e instalar estos equipos, la agencia separó $34 millones de los $589.2 millones otorgados por el Departamento de Educación federal bajo el Programa de Ayuda Inmediata para Reiniciar Operaciones Escolares (Restart en inglés) a principios de 2018, pero no fue hasta finales de 2020 que se firmaron los primeros contratos para adquirir cisternas y generadores.

A tres semanas del paso de Fiona, once escuelas de las regiones educativas de Mayagüez, Caguas y Ponce no han retomado la enseñanza, ni siquiera en horario reducido. Para al menos 2,508 estudiantes, los 17 días sin clases tras el huracán Fiona, se suman a los 159 días que perdieron de tiempo lectivo desde 2017 entre las emergencias de los huracanes Irma, María, los terremotos y la pandemia. En otras palabras, casi un año sin clases, que consta de 180 días lectivos.

Los contratistas de la “resiliencia”

De los primeros contratos que se otorgaron con fondos Restart, la empresa Curbelo & Rullán Consulting Engineers PSC tiene tres contratos con la Oficina para el Mantenimiento de Escuelas Públicas (OMEP) para supervisar la instalación de cisternas en 428 escuelas y de generadores eléctricos en 616 escuelas, a un costo de $1.6 millones.

Curbelo & Rullán es presidida por Miguel Rullán Bidot y Juan Curbelo Santiago, donantes de políticos del Partido Nuevo Progresista (PNP).

En marzo de 2021, el DE otorgó contratos a otras dos corporaciones para suplir e instalar generadores eléctricos por un total de $7.4 millones. Wide Range se encargaría de instalar los equipos en las regiones educativas de Humacao, Ponce, Mayagüez y San Juan, mientras Master Link haría lo propio en las regiones de Arecibo, Bayamón y Caguas. Hasta octubre de 2021, estas corporaciones que comparten los mismos incorporadores, sólo habían completado una instalación según una investigación del programa televisivo Rayos X.

El Secretario de Educación dijo al CPI que ambas compañías “trataron de renegociar las partidas”, lo que a su juicio es inaceptable, por lo que buscarán otros proveedores para completar la instalación de generadores en todas las escuelas a través de un proceso de subasta de la Administración de Servicios Generales.

No obstante, “dentro de las últimas conversaciones que hubo con los suplidores “quedamos en, mira, al menos vamos a completar estas escuelas», añadió Ramos Parés, quien no pudo especificar cuántas escuelas le faltan a Wide Range y Master Link, y su agencia tampoco proveyó el dato.

Zona cero espera la “resiliencia” con equipos dañados hace más de dos años

Unos 107 alumnos de la Escuela Tallaboa Alta en Peñuelas han perdido tres semanas de clases tras el paso de Fiona. Esta escuela intermedia es una de 35 escuelas en los municipios críticos de la zona cero de los temblores 𑁋 Guánica, Guayanilla, Peñuelas y Yauco 𑁋 que ha perdido casi un año de clases entre las emergencias de los huracanes Irma, María, los temblores y la pandemia.

En los planteles de estos cuatro pueblos, el CPI pudo constatar que sólo cinco (14%) cuentan con cisterna y generador, mientras que 13 (37%) solamente tienen cisterna. El CPI no logró comunicación con uno de estos 35 planteles, la Escuela Ocupacional y Técnica de Yauco, para conocer si cuentan con alguno de estos equipos.

En los sectores de estos municipios donde se restauró el servicio eléctrico tras Fiona, las escuelas no se salvaron de los efectos de las fluctuaciones de voltaje. Por ejemplo, en Yauco, la mitad de la Escuela Rafael Martínez Nadal 𑁋 incluyendo salones de Educación Especial y el comedor 𑁋 se quedó sin servicio por una sobrecarga que quemó paneles de interruptores (breakers). Los alumnos de este programa están tomando clases en horario reducido hasta mediodía, y el almuerzo tendrá que prepararse en el comedor de la Escuela Santiago Negroni, anticipó la directora escolar, Omayra Santiago.

Del comedor de la Escuela Santiago Negroni también se alimentan los alumnos de la Escuela Luis Muñoz Rivera y la Escuela Elvira Vicente, que alternan horarios desde 2020, ya que en la Muñoz Rivera el comedor fue demolido por la severidad de los daños causados por los temblores.

Los planes alternativos para los alumnos del suroeste, “es algo que hemos empezado a discutir. Estamos viendo cuánto es el alcance del tema de la luz en estos próximos días para determinar [de] esas escuelas que queden [sin servicio] y establecer un plan alterno”, expresó Ramos Parés, quien sugirió transportar alumnos a otras escuelas que ya cuenten con los servicios básicos, o que comiencen en los planteles que tengan agua, aunque no tengan luz, en horario reducido.

Hay casos en que los directores escolares informan a la oficina regional educativa y a la oficina central sobre cisternas dañadas en sus escuelas desde el huracán María o desde los temblores del 2020, pero no obtienen respuestas, como fue el caso de la Escuela Daniel Webster y la Segunda Unidad Jorge Lucas Valdivieso, ambas en Peñuelas.

Otro ejemplo es la Escuela Santiago Negroni de Yauco, donde hace más de un año un letrero anuncia la instalación de un generador y se completó la zapata donde ubicarlo, pero el equipo no ha llegado. La directora, Claribel Camacho, tampoco ha recibido contestación del Departamento de Educación sobre cuándo se completará la labor. En el mismo municipio, en la Escuela Lena Franceschi instalaron un generador después del huracán María que nunca funcionó. La Cruz Roja también donó placas solares para esta escuela, pero dejaron de funcionar después del huracán Fiona.

“Aunque los directores lo documentan en papel [los equipos dañados], ahora es que tenemos una plataforma de [reportar] querellas que nos permite tener un poquito más de visualización de lo que está ocurriendo. Te puedo decir que tenemos plantas, unas cuantas, que logramos reparaciones, hay otras que requieren sustitución”, indicó Ramos Parés al CPI, pero no ofreció la cantidad de querellas registradas sobre equipos dañados.

Retrasada la instalación de escuelas modulares en el sur

Hace nueve meses la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) otorgó contratos para diseñar e instalar cuatro escuelas modulares en Guánica, Peñuelas y Yauco, pero cambios de ubicación a petición del DE o de los municipios retrasaron las obras y no se ha instalado ninguna. Las contrataciones, ascendentes a $32.9 millones, se concentran en dos compañías cuyos presidentes tienen lazos con administraciones del PNP o con políticos del Partido Popular Democrático (PPD): Caribe Tecno CRL y Estructuras AE, CSP.

En Guánica inauguraron los primeros salones modulares para las escuelas Agripina Seda y Áurea Quiles en enero tras la firma de un contrato entre AFI y Lasalle Construction Group LLC por $6,849,000, presidida por Luis R. Lasalle Nieves, quien es donante del PNP.

En junio, la AFI firmó otro contrato con Caribe Tecno CRL y Estructuras AE, CSP para el diseño y construcción de salones modulares para las escuelas Elsa Couto y Luis Muñoz Rivera por $8.5 millones. Las estructuras en acero y metal estarían en unos terrenos de la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO, en inglés) en la carretera 116, dijo al CPI el alcalde de Guánica, Ismael Rodríguez Ramos.

Caribe Tecno CRL es presidida por José D. Pérez Muñiz, donante del PPD, mientras que Estructuras AE la preside el ex secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) durante la administración de Luis Fortuño, Gabriel D. Alcaraz Emmanuelli. Bajo la administración de Ricardo Rosselló, Alcaraz fue miembro de la Junta Directiva de la Compañía de Turismo.

Ambas empresas obtuvieron otros tres contratos para diseñar y construir salones temporeros para la Escuela Hipólito García de Guayanilla, las escuelas Jorge Lucas Valdivieso y Ramón Pérez Purcell en Peñuelas; y la Escuela Benicia Vélez de Yauco.

Aunque el contrato adjudicado a Caribe Tecno y Estructuras AE para instalar el modular de Guayanilla identifica a la Escuela Hipólito García, la estructura inaugurada en agosto recibe a los alumnos de la Escuela Herminio Arzola Emmanuelli. Los estudiantes de la Hipólito García fueron reubicados en la Escuela Rafael Dapena, plantel que estaba cerrado y se rehabilitó después de los temblores.

Las compañías firmaron contrato en enero para diseñar y construir salones modulares de la Escuela Josefa Vélez Bauzá de Peñuelas, aunque el documento identifica los planteles temporeros para las escuelas Jorge Lucas Valdivieso y Ramón Pérez Purcell. Los trabajos continúan en un terreno municipal de la Urbanización Alturas II, donde ubicarán los vagones, informó por escrito el alcalde Gregory Gonsález Souchet. Según la AFI, el proyecto fue convertido en una escuela vocacional que requirió agregar módulos, a petición del DE. Por ahora, los estudiantes de la escuela superior asisten a la Escuela Adolfo Grana, reabierta después de los terremotos.

Los estudiantes de la Escuela Benicia Vélez alternan horario en la Escuela Inés María Mendoza de Yauco esperando por la instalación de sus salones aún cuando el contrato para estas labores fue firmado a finales de 2021. El proyecto fue relocalizado del predio original, a petición del Municipio y el DE, según dijo al CPI la oficial de prensa de AFI, Frances Rodríguez. El cambio requirió estudios de suelo, rediseño del plantel, consulta de ubicación así como cambios en el área del comedor.

La AFI espera que los proyectos modulares de Peñuelas y Yauco estén listos entre marzo y mayo de 2023.

Todavía sin Plan Maestro de Reconstrucción

En marzo Educación divulgó un borrador del Plan Maestro de Infraestructura en el que identifican $3.7 billones en fondos federales para cumplir ocho metas de construcción, reparación y remodelación de escuelas.

Existe además un borrador del Plan Maestro de Reconstrucción, para el cual la empresa CBRE Heery fue contratada hace casi un año por $11.1 millones.

La firma establecida en el estado de Georgia, se registró desde el 1999 como corporación foránea en Puerto Rico. Entre sus contratos aquí está la gerencia de la expansión y renovación del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín. Según un informe del DE, la empresa ya sometió un borrador del Plan Maestro “entre julio y agosto”, que no ha sido divulgado.

Heery evalúa y clasifica los planteles mediante un índice de condición (facility condition index) y establece una escala de puntuación de idoneidad educativa (educational adequacy score) “para establecer la estrategia a nivel Isla de lo que se va a hacer con todo este grant [subvención FAASt]”, detalló el director de la Oficina de Reconstrucción del DE, Enrique Questell.

“En paralelo, para las fast track schools se está haciendo un informe detallado. Ahí tienes que ir grieta por grieta, baño por baño, inodoro por inodoro, coger las medidas, los modelos para registrar los daños, someterlo a [la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias] FEMA, que ellos lo evalúen con un estimado de costo para llevar a subasta una escuela en particular”, dijo Questell respecto al alcance de los trabajos (scope of work), que define las acciones necesarias para las reparaciones de 55 escuelas. De esos 55 planteles, sólo 19 subastas han sido publicadas para trabajos de reparación o reconstrucción.

La agencia que desarrolla estos alcances de trabajo es la Oficina para la Recuperación y Reconstrucción (COR3 por sus siglas en inglés). Los alcances pasan a CBRE Heery para revisión, luego a la Autoridad de Edificios Públicos o la OMEP para un visto bueno, y entonces los recibe FEMA para aprobar los estimados de costos y obligar los fondos. Según el más reciente informe que el DE sometió a la agencia federal, 75 alcances de trabajo para igual número de escuelas se encuentran bajo revisión de FEMA.

Centro de Periodismo Investigativo

Por el libre acceso a la información.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.