Skip to content

“Efecto Colonia” incide en los plebiscitos de estatus en Puerto Rico

Por Génesis J. Figueroa Torres / Para La Isla Oeste

Existe un consenso entre líderes y ciudadanos de Puerto Rico en que el estatus colonial de la Isla se ha vuelto insostenible.

Habiendo ya sobre la mesa, la propuesta del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, quien en marzo pasado anunció que para en o antes de las próximas elecciones generales, en noviembre de 2020, se realizará otro plebiscito bajo las alternativas: “estadidad sí o no”; recientemente el congresista de ascendencia boricua, Darren Soto, planteó una propuesta de ley para que la isla sea admitida como estado en 90 días.

El proyecto de Soto permitiría la admisión de Puerto Rico como estado sin que medie una nueva consulta de estatus en un plazo de 90 días después de que la medida se convierta en ley. Ante este suceso, una serie de organizaciones puertorriqueñas en los Estados Unidos solicitaron por medio de firmas, al congresista, que retire su propuesta.

Foto por Génesis J. Figueroa Torres / Para La Isla Oeste

“Tras más de 120 años de colonialismo de Estados Unidos sobre Puerto Rico, esta propuesta pretende que el Congreso decida lo que nuestro pueblo debe aceptar. La descolonización sólo podrá nacer del ejercicio de autodeterminación de pueblo de Puerto Rico”, plantearon los suscribientes, quienes son un grupo de organizaciones tales como: Puerto Rico Me Llama, Our Revolution P.R., Faith in Florida; NYC Coalition; New York Boricua Resistance, entre otros, que se encuentran en la diáspora.

Un sondeo de La Isla Oeste nos da un panorama sobre el sentir de la gente respecto al estatus de Puerto Rico. La encuesta, que tuvo un empate entre el “SI” y “Tal vez” con un 38.3% en la pregunta sobre si participarás en el próximo plebiscito, le dio la victoria al estatus de Libre Asociación o Independencia con un total de 50.6% de los votos. Aunque cabe resaltar que la mayoría de los votantes fueron jóvenes de entre las edades de 18-30 años. La muestra tomada de 78 personas fue realizada mediante un cuestionario digital.

Para la maestra de Historia, Ruth Rodríguez, y los profesores Jorge Lefevre y Juan Mercado, de Humanidades y Ciencias Políticas, respectivamente, el “efecto Colonia” en Puerto Rico incide en los plebiscitos de estatus.

“La relación de Puerto Rico es como una corteja, soy parte pero no soy, pertenezco a alguien pero no oficial.  Y ese ámbito entre lo que es ser estado o ser independiente y manejar sus propias desiciones, es ahí donde se empieza el “issue” político.” -Ruth Rodriguez

Desde que la Organización de Naciones Unidas (ONU) eximió a Estados Unidos de su obligación de rendir informes sobre los desarrollos políticos, sociales y económicos en Puerto Rico, ya se han celebrado consultas de estatus en cinco ocasiones: 1967, 1993, 1998, 2012 y 2017, para conocer la opinión de los ciudadanos respecto al estatus de la isla.

Aunque el Estado Libre Asociado de Puerto Rico le concede cierta autonomía al primer ejecutivo -en este caso, al gobernador Ricardo Rosselló Nevares- reiteradamente se ha dicho que la isla es una colonia de Estados Unidos, ya que los puertorriqueños no pueden votar por representantes con voto en el Congreso en Washington ni por el presidente de los Estados Unidos, si viven en territorio caribeño.

El plebiscito es una consulta directa a los votantes sobre algún asunto de excepcional importancia que comprometa el destino nacional. Es también “una votación general para conocer la opinión directa de la ciudadanía”.

Foto por Génesis J. Figueroa Torres / Para La Isla Oeste

En los pasados cinco plebiscitos realizados en la isla, los ciudadanos han podido escoger entre:

  • Actual Estatus Territorial: para que Puerto Rico se mantenga como está hoy, bajo los poderes plenarios del Congreso y sujeto a la cláusula territorial de la Constitución de Estados Unidos que establece que el Congreso tiene la facultad para ejecutar y formular nuestras leyes y reglamentos.
  • Libre Asociación/Independencia: Para iniciar el proceso de descolonización a través de una “Libre Asociación” bajo un estatus fuera de la cláusula territorial y que reconozca la soberanía del pueblo. La Proclamación de la “Independencia”, demanda al Gobierno de los Estados Unidos a que disponga del territorio, reconozca la soberanía nacional de Puerto Rico como una nación totalmente independiente y que el Congreso federal promulgue la legislación necesaria para iniciar la negociación y la transición hacia la nación independiente de Puerto Rico. 
  • Estadidad: Para que el Gobierno federal admita a Puerto Rico como estado de la unión de los Estados Unidos de América y finalmente conceda iguales derechos y deberes con los demás estados; y la unión permanente de Puerto Rico con los Estados Unidos de América.

En una ponencia presentada en el Seminario Regional del Caribe del Comité de Descolonización de la ONU en Quito, Ecuador, fue invitada como experta Wilma E. Reverón Collazo, copresidenta del MINH (Movimiento Independentista Nacional Hostosiano) quien en cinco premisas nos explica cómo todas estas consultas comparten unas características en común.

Tras los cinco ejercicios plebiscitarios en la isla podemos deducir que el partido en mando de cada una de estas celebraciones influye sobre la votación de los ciudadanos. A continuación, damos un informe de votos para cada una de las opciones en la que se muestra el estatus ganador ara cada uno de los años.

Años 1967 1993 1998 2012 2017
Estadidad 274,312 votos, 39%, 788,296 votos, 46% 728,157 votos,47% 834,191 votos 485,000 votos, 97%
ELA 424,132 votos, 60% 826,326 votos, 49%   454,768votos 1.3%
Independencia 4,248votos 75,620votos   74,895votos 1.5%
Ninguna de las anteriores     787,900 votos    

Cabe mencionarse que luego de reconocer que el pueblo de Puerto Rico se expresó en torno al tema, el presidente Obama solicitó la aprobación de $2.5 millones para llevar a cabo un nuevo plebiscito en el año 2012, condicionada a que Estados Unidos aprobara la papeleta; las opciones de estatus no fueran incompatibles con la Constitución federal (permitiendo mantener entre las opciones al ELA); y que el resultado no fuera autoejecutable ni vinculante para Estados Unidos.

Empero, no hay información alguna de cómo se implementaría el resultado de dicha consulta si de verdad se persigue resolver el futuro estatus político de Puerto Rico.

Así las cosas, los estadistas presentaron en el Congreso de Estados Unidos legislación para que se llevara a cabo un plebiscito que solo tenga una consulta: “estadidad sí o no”. Y desde entonces en el año 2017 y el próximo año a las consultas se les llama “Estadidad Si o No” aunque preserven las mismas tres opciones.

Puerto Rico, ¿La colonia más antigua del mundo?

En 1945, cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, un tercio de la población global vivía en territorios dependientes, según datos de Naciones Unidas (ONU). La descolonización se convirtió en ese momento en una de las prioridades de la ONU, que comenzó a presionar a los países considerados potencias coloniales. Es en este contexto que Estados Unidos propuso una solución para Puerto Rico que no era la de colonia ni la de estado.

Como Estado Libre Asociado (ELA), Puerto Rico pasó a tener autoridad sobre su política interna, supeditada a las leyes estadounidenses y sin control sobre sus relaciones exteriores. En el Congreso de Estados Unidos, hay un delegado puertorriqueño con voz, pero sin voto. Asimismo, los boricuas se convirtieron en ciudadanos estadounidenses, aunque no pueden votar en las elecciones presidenciales mientras vivan en la isla, donde no pagan impuestos federales.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: