Skip to content

‘El camino a Sandy Beach es privado’

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Aguadilla. La controversia que llevó a una jueza del Tribunal de Aguadilla a celebrar una vista ocular en marzo pasado en el barrio Puntas en Rincón, donde la comunidad reclama una servidumbre de paso por un camino cerrado por dueños de una finca aledaña a la playa Sandy Beach, concluyó a favor del terrateniente, según el dictamen.

La jueza Miriam Santiago Guzmán declaró ha lugar la demanda y ordenó la reivindicación de la colindancia con la zona marítimo terrestre a la posesión exclusiva de una finca privada, aunque subrayó que se debe mantener accesible una vía de seis metros de ancho continua al límite interior terrestre para vigilancia y salvamento.

“Se hace constar que esto no implica una servidumbre de paso para la comunidad en general”, expresa la sentencia firmada el pasado 8 de agosto.

La demanda fue presentada el 13 de noviembre de 2009 por los dueños de los terrenos, Dennis Lynn Ritch y Carol Crumpler, contra Luis Miranda, Carlos Ramírez y Ramón Acevedo, portavoces de la comunidad que reclama la servidumbre de paso.

Se trata de una demanda civil de reivindicación para determinar quién tiene posesión del camino, que está inscrito en los registros históricos como un camino municipal, según informó el licenciado Juan Mari Pesquera, representante legal de la parte demandada.

El pleito se extendió hacia el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales como parte tercera demandada, luego que la agencia trazara un deslinde al amparo de la ley para ceder 20 metros de la zona marítimo terreste para servidumbre de seguridad y vigilancia. Empero, Santiago Guzmán declaró no ha lugar a la demanda contra terceros en cuanto a que los terrenos del demandante estén en la zona marítimo terrestre.

“El deslinde realizado por el Departamento de Recursos Naturales y la vista ocular celebrada por este Tribunal establecen claramente que la propiedad del demandante no invade la zona marítimo terrestre”, añadió.

Cabe mencionar que los demandados Miranda, Ramírez y Acevedo, habían acudido al Tribunal Municipal de Aguada a finales de la década de 1990 y principios del 2000, en reclamo de que se dejara el camino abierto. Los terratenientes apelaron el caso y posteriormente el Supremo opinó que los ciudadanos tienen paso aunque no sean dueños, según reconoció el licenciado Adalberto Moret Rivera, abogado de los demandantes.

El licenciado Mari Pesquera, reiteró entonces que la comunidad tenía la concesión del camino por orden del Tribunal Supremo y señaló que “el municipio de Rincón es parte indispensable en la controversia para reclamar la titularidad del terreno porque se ha presentado prueba que el camino está inscrito en el DTOP”.

This slideshow requires JavaScript.

Según expresa el documento de sentencia, unos de los tres demandados, Luis Miranda, había testificado que por años había utilizado el camino para ir a pescar.

20160912_163029

El pasado 2 de marzo, cuando la juez visitó el área para vista ocular pudo recorrer el camino y hacer observaciones.

“Las observaciones del Tribunal durante la vista ocular desmienten y tornan inverosímil  la descripción del demandado sobre el alegado camino público en el área en controversia”, expresa la jueza.

El camino que parte del km 3.3 de la carretera 413 y discurre por frente al mar, está clausurado con enormes piedras que colocó uno de dos propietarios de la finca. A medio camino se levanta una verja de alambre que levantó otro de los propietarios, para marcar el deslinde a su propiedad.

“Exigimos que se quiten (las piedras) porque esto siempre ha sido un camino del público”, manifestó a la prensa Maritza Caro Caro, quien fue una de varios manifestantes que se dieron cita a la vista ocular del 2 de marzo.

Por su parte, uno de los terratenientes explicó que adquirió legalmente los terrenos que le pertenecían a la compañía Puerto Rico Rail Road hace 15 años. “Lo compré de la manera más legal, con escrituras, mapas y aprobación de Arpe y Junta de Planificación”, sostuvo.

Ritch dijo haber llegado a Puerto Rico hace 35 años. “Y en ese mismo lugar he vivido 20 años. Hace 15 años que compré ese pedazo de terreno”, explicó, destacando que la compra se dio luego que la compañía ferroviaria cesara de operar y vendieran el derecho de la vía a ciudadanos interesados.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

3 Comments »

  1. John, si leiste bien….

    Cabe mencionar que los demandados Miranda, Ramírez y Acevedo, habían acudido al Tribunal Municipal de Aguada a finales de la década de 1990 y principios del 2000, en reclamo de que se dejara el camino abierto. Los terratenientes apelaron el caso y posteriormente el Supremo opinó que los ciudadanos tienen paso aunque no sean dueños, según reconoció el licenciado Adalberto Moret Rivera, abogado de los demandantes.

  2. ¿Y por qué no se quejaron hace 15 años atrás desde que se movió la primera piedra y lo vienen a hacer ahora? Ya eso parece una selva del tiempo que lleva sin que nadie lo use. Así mismo fue como la juez se dio cuenta del reguerete de embustes de los embelequeros. Con sus propios ojos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: