La Isla Oeste

El Novio que nunca tuve

Por Vionette Pietri, J.D.

Siempre me ha tocado decir el brindis en la mayoría de las bodas en mi familia. Hay un brindis en particular que nunca olvido. Cuando estaba escribiendo el mensaje de ese brindis mi madre me dijo: “Javier significa para Nadine, el hombre que es su primer amor, el hombre que su madre eligiría para ella y el hombre con quien realmente ella se quiere casar.” Añadió que es muy difícil que una mujer logre casarse con un hombre que reúna todos esos requisitos. En efecto, esa historia de amor no tiene fin. Cuando leí esa frase en el brindis de la boda de mi hermana, me dije a mi misma: “Ese es el novio que nunca tuve.”

Ahora que han pasado más de dos décadas desde ese dia del brindis, me pregunto como debe ser el novio ideal, el que nunca tuve. Concuerdo en que el novio que nunca tuve debe ser un hombre que se alegre cuando me vea, sin ningún motivo. Solamente porque mi presencia le trae felicidad. Debe tener sentido del humor y escucharme cuando le cuento historias.

Ese hombre debe ser fiel. Si, fiel aunque la fidelidad esté en peligro de extinción. Un hombre que respete mi condición de ser mujer de un solo hombre. Debe sentirse orgulloso de estar con una mujer completa. No debe necesitar nada adicional porque conmigo lo tiene todo.

Ese novio que nunca tuve me debe dar la mano firme cuando sienta que me caigo. Nunca debe maltratarme. Debe ayudarme a seguir cuando creo que no puedo más. Ese novio que nunca tuve no le debe importar si ya no soy tan joven. Debe ver la hermosura de mi esplendor femenino. Se debe enamorar de mi intelecto. Debe celebrar los momentos de vida que tenemos juntos. El novio que nunca tuve tiene derecho a no ser perfecto, a enojarse, y a sentirse triste. Sobre todo a amarse mucho a sí mismo, tanto como me amo yo. El novio que nunca tuve debe ser sencillo, aunque viva en la opulencia. Viajar por la vida con equipaje liviano. Debe ser agradecido de Dios.

El novio que nunca tuve debe hacerme sentir que soy la única mujer que importa. Debe protegerne y ser capaz de todo por mi. Ese hombre debe abrazarme fuerte cuando lo necesite. El novio que nunca tuve debe hacerme el amor como si fuera la última vez. No sé si algún día conoceré al novio que nunca tuve. Mientras, me siento feliz sin él.

(Este es un fragmento inédito del siguiente libro de la autora).

La autora es abogada, conferencista internacional, y Directora de la Fundación Baila Corazón. Visita su sitio web: http://www.vionettepietri.net

Avatar

laislaoeste@gmail.com

1 Comment on El Novio que nunca tuve

  1. A veces ese novio que nunca tuvimos, si estuvo alli y no nos dimos de cuenta, por no saberlo apreciar, o no supimos valorarlo o simplemente no lo vimos mas alla de…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: