La Isla Oeste

El “poema” que recita un reo

Presidenta de la Defensoría de los Derechos Carcelarios denuncia condiciones infrahumanas.

Derek R Goulet on Visual Hunt / CC BY-NC

Por Dallie Cruz Ruiz / Presidenta de la Defensoría de los Derechos Carcelarios, INC.

Nuestro movimiento lleva en el Sistema Correccional seis años denunciando las condiciones infrahumanas a la que son sometidos nuestra población penal. Asimismo, las constantes violaciones de Derechos que realizan los funcionarios del DCR a cada miembro de la población correccional como a sus familiares. Para cada familia y para los mismos reclusos resulta una ofensa la refutación que hace el Hon. Eduardo Rivera Juanatey, actual Secretario de Corrección. El arguye que las reclamaciones puntualizadas por la Comisión de Derechos Civiles y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) son falsas. Ello porque “nuestros confinados reciben un trato digno por parte de la oficialidad”.

Sobre el particular, año tras año se ha denunciado el trato inadecuado que brinda el Cuerpo de Oficiales Custodios a los confinados en el aspecto físico como con verbalizaciones negativas. Arguyendo que no merecemos nada, y que tienen que estar sometidos a gas y leña para que aprendan a respetar. Asimismo, que somos cucarachones y escorias. Hacen registros, que no tenemos nada en contra, es su trabajo. Pero, rompen las pertenencias, las pisotean hasta los alimentos que tienen adquiridos en la comisaría, les dan golpizas a los reos, pero esa información no sale. Solo cuando encuentran contrabando. Si, porque esta Agencia está muy pendiente a la opinión pública, que dar los servicios como son.

Actualmente, contamos con problemas con los servicios médicos, los “sick call” que es el formulario que completa un recluso para recibir los servicios médicos al parecer es un poema que recita un reo, porque no reciben los servicios. Tal el caso, que, si no se le escribe al Teniente Coronel González, sobre un MPC que llevaba desde las 7:30 am hasta las 8pm aclamando servicios, no se lo daban. Hasta otro confinado del mismo módulo se cortó, para que le prestarA atención la oficialidad y recibir el servicio médico que necesitaba.

En otros menesteres, la comida llega en condiciones deplorables, llena de insectos, con mal sabor, falta de cocción o con la misma en exceso. Claro, alimento es alimento, pero es el costo exorbitante que acarrea ese servicio que, según el Contrato, se supone que no esté proveyendo servicios. El contrato caducó en el 2017, incluyendo las extensiones que podían surgir. Se nos han muerto reclusos por bacterias adquiridas a través de los alimentos, tenemos otros llenos de nacidos a causa de lo mismo.

Sobre los servicios médicos, existe tardanza en la concesión de estos, no hay medicamentos a todo le recetan “Motrin” eludiendo los efectos secundarios que pueda causar, los confinados con diagnósticos de Hepatitis C, no tienen tratamiento, tampoco le brindan suplementos nutricionales. Las citas calle, demoran años, tenemos reclusos esperando citas para médicos especialistas. El DCR, para brindar los servicios carecen de personal y transporte para remover a los reos a las áreas médicas de cada Complejo. Ante Physician Correctional, se hizo una denuncia por servicios no ofrecidos a un MPC con problemas en su aparato reproductor, la cita con la emergencia que cuenta fue programada para diciembre de este año. ¿Todavía dicen que son falsas las alegaciones? Las muertes son cuestionadas porque siempre que un confinado fallece lo relacionan a sobredosis, cuando ni siquiera tienen un diagnóstico. Pero no dicen que el recluso llevaba días solicitando servicios médicos, pero le decían que tenía “changuerías”.

El castigo más continuo brindando a la población es la Regla 9, que está según reglamento debe responder a una medida de seguridad. Sin embargo, en el DCR se imponen cada rato y cuando saben que estan a punto de culminarse, solicitan extensiones. Esto para así no tener obligación en brindar ciertos servicios a la población penal. Los registros los hacen sacando a toda la población para las canchas, luego vienen con que encontraron gran cantidad de contrabando, que no sabemos si es traído por el propio personal solo para justificar la sanción a imponer.

Contamos con estructuras altamente deterioradas, con celdas llenas de hongo, con olores no peculiares, los colchones que su lapso de vida esta caducado y no se le brinda los cambios por falta de recursos para ello. El servicio de correspondencia, pasan los meses y no lo entregan, y tampoco las que envían los confinados llegan a su destino.

Invito al Secretario, a recorrer todas las instituciones sin previo aviso. Que entreviste a todos los reclusos, y que no permita que la administración de cada cárcel escoja a quien entrevistarán. Sí, porque ponen a hablar a reclusos que viven atemorizados y no a los que dirán las verdades. El Secretario, delega mucho en “personas de confianza” que no hacen las investigaciones como son, y en otros casos, estos llaman a la institución y preguntan sobre las denuncias a los superintendentes, si ellos le dicen que todo está bien, esa es la información que le transmiten al titular y él dice a los medios “todo está bien”. Estamos tan cansados de tantos atropellos y represalias. A la cárcel se viene a cumplir lo impuesto por un Tribunal, no a ser sometido a castigos crueles e inusitados. Los privilegios que tanto habla la oficialidad, que se queden con ellos, nosotros queremos lo que toca por reglamento y nuestro estado de Derecho nos otorga.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: