La Isla Oeste

Encaminan estudios para atender inundaciones en La Concepción en Cabo Rojo

Las esperanzas están centradas en los fondos federales asignados tras el huracán María.

2018/One Red Media

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Cabo Rojo. “El día menos pensado aquí va a morir alguien”, advirtió Ramón Santaliz Toro, residente de La Concepción en Cabo Rojo, quien asegura que no puede dormir tranquilo cuando llueve copiosamente por temor de volver a perder sus muebles, pertenencias y/o la vida misma, debido al problema que les afecta hace más de cuatro décadas: la inundabilidad.

Ahora las esperanzas están centradas en los fondos federales asignados tras el huracán María. A pesar de que durante el paso del ciclón por la Isla, en Cabo Rojo “no llovió tanto” como para inundar la urbanización y extensión La Concepción, esta comunidad figura como prioridad dentro del plan de mitigación tanto del gobierno municipal como de la legislatura estatal.

Para ello se requiere de un nuevo estudio hidrológico e hidrográfico, para actualizar el último estudio realizado en 2007.

La última vez que esta área se vio bajo agua fue en el 2008 cuando las lluvias de una vaguada arroparon gran parte del pueblo de Cabo Rojo. Durante María, “subió a duras penas como tres pies el agua en el canal; de hasta diez (pies de agua) que sube normalmente y por eso fue que no se inundó”, acotó Abraham Rodríguez, residente en esta comunidad.

Este sábado el presidente de la Comisión senatorial de Salud Ambiental y Recursos Naturales, Carlos Rodríguez Mateo, celebró una vista ocular para conocer el problema que impacta a unas 200 residencias desde de la década del 1970, cuando se construyeron las murallas del Canal La Concepción.

Según los vecinos de esta comunidad, han perdido la cuenta de las visitas que han recibido de funcionarios de gobierno que han mostrado la intención de resolver el asunto infructuosamente, pues al día de hoy, no se han logrado corregir errores en el diseño y construcción del canal La Concepción y el curso de la quebrada Mendoza.

Todavía estos residentes, en tiempos de lluvia, duermen con la preocupación de perder sus vidas y propiedades en medio de una inundación. “Llevo 52 años viviendo aquí, y cuando llueve, uno no duerme. Es tiempo de que se haga algo, y más ahora que se supone que esté este proyecto en la agenda de Gobierno; mirando el programa del Partido lo pueden ver”, sentenció por su parte Santaliz Toro, emplazando tanto al Gobernador Ricardo Rosselló como al alcalde Roberto Ramírez Kurtz.

 

Los últimos eventos atmosféricos que más han afectado grandemente a La Concepción han sido el huracán Eloisa en 1975, Georges en 1989, y las lluvias de 2008, cuando el agua ha llegado a subir en la calle hasta 84 pulgadas (7 pies).

El licenciado Martín Aguilar dijo guardar recuerdos tristes de la magnitud de estas inundaciones, “particularmente la de Georges, que sorprendió de una manera increíble”, acotó el vecino de la parte contraria a la quebrada Mendoza. “El diseño (del canal) no afecta tan solo a La Concepción, pone en riesgo a todo el casco urbano, particularmente a las calles Brau y Carbonel, y la urbanización Cibao, que se vieron afectados cuando Georges. El diseño que existe hoy día pone en riesgo todo lo que circunda esa canalización, incluyendo a la urbanización Ana María que ha sido afectada en varias ocasiones”, sostuvo.

Cabe mencionarse que en el área de Ana María, uno de los muros de la canalización amenaza con derrumbarse, poniendo en peligro la vida y propiedad de algunos de estos residentes.

Según explicaron los residentes al senador durante la vista ocular, para corregir los errores de esta canalización haría falta $500,000 para un estudio nuevo hidrológico e hidrográfico, más $1 millón para expropiar algunas residencias circundantes, $1.3 millones para ensanchar el canal y otros $1.3 millones para crear un canal paralelo, entre otras misceláneas.

Para Eduardo Zapata, aunque el país esté bajo una crisis fiscal, se deben identificar los fondos necesarios de inmediato, pues –dijo- “cuando las cosas estaban buenas tampoco se hizo nada”.

Por su parte, el senador Rodríguez Mateo se comprometió en investigar para poder delinear un plan para mitigar y corregir el problema.

“En primer lugar está la fase de mitigación que está haciendo el alcalde con la limpieza; por el otro lado está la planificación por medio del estudio hidrológico e hidrográfico; y después identificar los recursos”, dijo el senador.

“Sabemos la ansiedad que le produce a la comunidad cuando hay un evento de lluvia; y sé también la ansiedad que ello le crea al alcalde”, acotó Rodríguez Mateo.

El alcalde Ramírez Kurtz sostiene que como medida de mitigación se limpian constantemente las áreas adyacentes. “Lo que hemos hecho en el municipio es limpiar quebrada arriba, quebrada al lado, y quebrada abajo, para evitar el golpe de agua cuando viene y mantener el flujo del canal Mendoza bajito, para que la compuerta pueda estar abierta; porque cuando sube el nivel, cierra la compuerta y es ahí que se crea el problema de inundabilidad dentro de La Concepción”, explicó.

El sábado 17 de marzo, a las 10:00 am, la Comisión senatorial que preside Rodríguez Mateo estará realizando una vista pública en el salón de audiencias de la legislatura Municipal de Cabo Rojo para escuchar el insumo de las agencias concernientes tanto municipales, estatales como federales. También se les está solicitando ponencia a la Asociación de Residentes de la Urbanización y Extensión La Concepción y otros residentes afectados.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: