Skip to content

Exponen en Aguada historia de la esclavitud en Puerto Rico

Presentan en Aguada exposición histórica sobre el tema de la esclavitud en Puerto Rico

Aguada. El alcalde Christian Cortés Feliciano, anunció que como parte de las actividades relacionadas a las Fiestas del Descubrimiento en Aguada -que se celebran del viernes 19 al domingo 21 de noviembre-, dará inicio una exposición única denominada ‘La Esclavitud: las vivencias de una época’, una creación de Juan A. Conde Morales, que además de historiador es coleccionista. 

“Esta es una presentación única que inicia hoy estará disponible para el público durante un mes, en la Sala de Exposiciones Reverendo Raúl Villanueva Torres, localizada en el Centro de Bellas Artes Juan L. Arroyo en la plaza pública”, detalló el alcalde.

La sala expone de lunes a viernes de 8:00 a 4:00 pm. La presentación contiene documentos históricos y piezas únicas, como los grilletes originales que se le aplicaban a los esclavos en Puerto Rico.

“Para la realidad de este siglo 21, el concepto de la esclavitud de los seres humanos resulta increíble, pero durante siglos, el sufrimiento humano fue fuente de negocio y ganancias mercantiles”, reconoció el alcalde. “Esta exhibición es particularmente importante para las clases de historia en nuestras escuelas públicas”.

Los primeros esclavos africanos en llegar a Puerto Rico fueron introducidos por un europeo de nombre Jerónimo de Bruselas, que trajo dos sirvientes negros procedentes de España. Por otra parte, según el historiador Adolfo de Hostos, los padres jerónimos obtuvieron una licencia para introducir negros a las Indias, en 1517. Así, llegaron a la Isla 1,050 esclavos negros entre 1521 y 1551. 

Luego del traslado de la ciudad de Caparra a la isleta de San Juan, los esclavos se emplearon en la construcción de las estructuras principales de la ciudad, como la Catedral y las fortificaciones. Sin embargo, las poblaciones africanas pronto comenzaron a rebelarse contra los españoles, documentándose el primer levantamiento tan temprano como 1527.

La vida del esclavo estaba reglamentada tanto por el Gobierno, como por los dueños y la propia Iglesia. Incluso, su supervivencia dependía, casi exclusivamente, de éstos. Por una parte, los africanos debían abandonar sus creencias religiosas según llegaran al puerto antillano. Un sacerdote subía al barco negrero, preparándolos para recibir el sacramento del bautismo. De hecho, si los negros no habían recibido el bautismo, la venta de los recién llegados no podía realizarse. En Puerto Rico se decretó la abolición de la esclavitud el 22 de marzo de 1873.

Leave a Reply Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
Exit mobile version
%%footer%%