Falta energía eléctrica agrava salud de personas con impedimentos

Por Víctor Manuel Vázquez Domenech

La falta de energía eléctrica ha causado grandes complicaciones en el diario vivir de los puertorriqueños y si a esto le sumamos las personas con condiciones de salud complicadas, dependientes de aparatos médicos para vivir, encamados o con impedimentos, la situación se agrava. 

Doña Elba Iris Ortega Aldarondo, tiene 80 años, es residente del barrio Guerrero de Aguadilla y está encamada. La falta del servicio eléctrico ha agravado su condición de salud. 

Según su yerna, Vilma Valentín, la situación de falta de luz empeoró en que se le haya complicado las úlceras a Doña Eva. “Ella estaba bien. Ella estaba estable. Su úlcera y su piel estaban bien. Su espalda está completamente llena de ‘rash’. Estamos tratando de hacer lo mejor”. 

“No ha sido fácil. Yo no la quiero ver de esa manera. Esa no es la calidad de vida que se merece, pero yo tengo que dar el máximo. Cuando uno tiene personas encamadas uno quiere darle el máximo en todo momento; exclamó Héctor Miranda Cortés hijo de Doña Eva. 

Don Héctor Miranda, Vilma Valentín y Cortés de PR Somos Gente (Foto por Víctor Vázquez)

De otro lado, Doña Inés Martínez Badillo, es paciente diabética dependiente de insulina. La falta de energía eléctrica, causó que perdiera todos sus alimentos de la nevera e inclusive su insulina. Tiene a cargo un joven de 15 años.  

“Yo estuve en el hospital antier y he estado ahí que me inyectaron y todo. Salí con la presión en 400. No he podido usar la insulina porque está caliente ya”; indicó Doña Inés. 

Por otra parte, Doña Luz Morales, tiene 86 años es también paciente de diabetes y próximamente comenzará un tratamiento de diálisis. Vive sola. Mantiene su insulina fría en una neverita de playa con algo de hielo. 

“Hace siglos que no tengo luz y hago mis cositas con unas lamparitas”; comentó la anciana también residente del barrio Guerrero de Aguadilla. 

Doña Luz mantiene su insulina en un neverita de playa (Foto por Víctor Vázquez).

Para atender casos como los que le relatamos, la Defensoría de las Personas con Impedimentos (DPI)  creó la iniciativa “Defensoría en la Emergencia”.

“Nosotros le solicitamos al Gobierno Estatal unos fondos de emergencia, a través de lo que se llama la 113, para adquirir generadores eléctricos, equipos asistivos como sillones de ruedas, andadores, máquinas de terapias respiratorias, pañales, wipes, para gente necesitada”; explicó Gabriel Corchado, titular de la DPI. 

Gabriel Corchado, titular de la DPI junto a Cortés de PR Somos Gente e Inés Martínez (Foto por Víctor Vázquez)

Expuso que en las oficinas de la DPI comenzaron a recibir cientos de llamadas exponiendo los casos de las personas con impedimentos como los encamados ante la falta del servicio eléctrico.

Según Corchado pudieron conseguir 120 generados y las solicitudes ascendieron a unas 300. 

Destacó que muchas solicitudes fueron peticionadas a través de organizaciones sin fines de lucro como la Fundación Puerto Rico Somos Gente. 

“Hemos estado identificando necesidades desde Aguadilla hasta el pueblo de Guánica. La fundación no ha parado. Hoy tenemos como 15 casos que han sido identificados de esta magnitud”; precisó Joseph Cortés, presidente de Puerto Rico Somos Gente. 

Entre estos casos, hay personas diabéticas que se le han dañado las insulinas, pacientes entubados que necesitan estar conectados 24/7, entre otros. “Aquí en el Oeste todavía falta mucha ayuda”; agregó Cortés. 

Durante el impacto está presente el Negociado del Cuerpo de Bomberos quienes brindan información sobre las instalaciones de las plantas eléctricas. 

Bomberos orientan sobre el uso de planta eléctrica (Foto por Víctor Vázquez)

“La labor de nosotros aquí es integrarnos a ellos. Estamos dando orientación sobre el uso y manejo de las plantas, qué tipo de planta es, cómo hacer la conexión, qué tipo de cablería utilizar para poder suministrar la energía eléctrica”; abundó el sargento Alejandro González de la División de Extinción de Incendios. 

Al Héctor recibir la planta para su señora madre, lo libera de una gran tensión, según expresó. “Ahora con esta ayuda de esta planta inverter la mantiene con el máximo de calidad de vida mientras ella esté aquí con nosotros”. 

“Ahora estará todo el tiempo con su abanico y estará más fresquecita para mejorarla porque ahora mismo tiene temperatura elevada por la fiebre debido a la infección”; comentó por su parte, Vilma. 

Víctor Manuel Vázquez Domenech
Periodista at Freelance | vimavado@gmail.com

Periodista aliado de WABA 850 AM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.