Skip to content

Federación de Maestros anticipa “un desastroso inicio de clases”

La Federación de Maestros de Puerto Rico anticipó  “un desastroso inicio de clases” y advirtió a las autoridades de gobierno que durante el año escolar estarán dando la lucha para mantener en pie el sistema educativo público y dar a respetar tanto los derechos de los maestros y maestras como del estudiantado.

Visualizando un sistema educativo desorganizado, lleno de desasosiego y en caos, por causa de la administración de la Secretaria de Educación, Julia Keleher, Edwin L. Morales Laboy, vicepresidente de la  Federación de Maestros censuró que el gobierno pretenda imponer normas alejadas de las necesidades reales de los estudiantes y pisotear los derechos laborales del magisterio para favorecer a los privatizadores.

“La agudización de los problemas del DE en el inicio de clases está directamente ligada a la privatización total o parcial de los procesos de matrícula, organización escolar, cierres de escuelas y de nombramiento de personal. Tal parece que Keleher promueve provocar crisis para así justificar la privatización mediante las escuelas chárter o municipalizadas”, afirmó ayer en conferencia de prensa.

“Son 252 escuelas menos, con miles de estudiantes obligados a tomar clases en vagones o en salones divididos por paneles de madera que no reúnen las medidas de seguridad mínimas. Niños y niñas condenados al hacinamiento y a no recibir la educación individualizada a la que tienen derecho. Son cientos las plazas docentes vacantes. Estudiantes de Educación Especial que no recibirán los servicios que requiere en su Programa Educativo Especializado (PEI). Los niños que tanto la Secretaria Keleher menciona en sus tours mediáticos, serán cada vez más víctimas de los desmanes administrativos de la Secretaria de Educación”, añadió.

En cuanto a los educadores el líder magisterial apuntó que “estamos viendo como nuestras condiciones de trabajo y de vida se deterioran a pasos agigantados. Miles declarados recursos disponibles, reubicados a la fuerza sin tomar en cuenta sus opiniones, violando la antigüedad y el principio de mérito. Los criterios de justicia en los nombramientos se han sustituido por el capricho, la politiquería y la improvisación. Las organizaciones escolares, que por ley deben ser preparadas y discutidas en cada escuela de acuerdo con sus necesidades, han sido usurpadas por burócratas y privatizadores del nivel central. Mañana llegan los estudiantes y encontrarán que no tienen sus clases completas o, en el peor de los escenarios, no iniciarán el semestre porque no tienen maestros”.

La Federación de Maestros señaló que “sobre la clase magisterial se cierne una amenaza múltiple y hay razones de sobra para salir a protestar”. Entre esas razones plantearon las siguientes:

  1. La reducción de las pensiones y la eliminación de las pensiones por mérito (75%) a todos los maestros que no tengan 30 años de servicio cotizados antes del 1 de julio de 2019, de acuerdo Plan Fiscal aprobado de la Junta de Control Fiscal. El gobierno y la Junta pretenden condenar al magisterio activo y jubilado a la pobreza al momento de su jubilación.
  2. El despido de maestros permanentes y transitorios por efecto de la privatización y la imposición de nuevos cierres de escuelas.
  3. La imposición del plan fiscal y el presupuesto de la Junta de Control Fiscal que sepultarán muchos derechos adquiridos. Si no peleamos por nuestros derechos perderemos el aumento de salario propuesto por el gobernador Ricardo Rosselló, el bono de Navidad y una parte importante de las vacaciones.
  4. La privatización del sistema y las escuelas que genera ineficiencia y corrupción. Ya ese proceso está en marcha y empezamos a ver sus consecuencias. A eso habrá que añadirle, si logran imponerse, las escuelas privadas chárter y los vales educativos que desangrarán el presupuesto de Educación. Para lograrlo ya han empezado a crearle mercado a los privatizadores desplazando maestros, eliminando las permanencias y empujando la gente fuera del sistema.
  5. La imposición de un ambiente de trabajo hostil y represivo que mina la salud de los docentes y hace imposible un clima educativo que propenda al pleno desarrollo de comunidades de aprendizaje.
  6. La necesidad de defendernos colectivamente, aunque hoy yo no sea el directamente afectado. Hoy vienen por muchos, mañana vendrán por mí.

“El PARO del miércoles 15 de agosto, es una oportunidad única para frenar los planes de la Junta de Control Fiscal, el gobierno,  Keleher y el Tribunal Supremo. Evidentemente su objetivo es desmantelar el sistema de educación pública para entregar su presupuesto a la jauja de entidades privadas.   Recordemos que la defensa de la escuela pública es consustancial a la defensa de los derechos educativos de los estudiantes y los derechos laborales de los maestros y maestras”, dijo Morales Laboy.

“Invitamos a todas las organizaciones sindicales y comunitarias y sobre todo a las madres, padres y estudiantes a unirse a esta lucha porque nuestra causa es justa. Está en juego el futuro de nuestros hijos y las esperanzas del país. Este miércoles 15 de agosto, hay paro y no debemos enviar nuestros hijos e hijas a la escuela. Los invitamos a concentrarnos a las 10:00 am en la Plaza Colón del Viejo San Juan para marchar hasta La Fortaleza y exigir al Gobernador Rosselló que acoja los reclamos del magisterio y las comunidades escolares”, planteó

La Federación de Maestros aseguró que “hará lo que tenga que hacer para detener este ataque a la educación pública y que momento es ahora”.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: