Skip to content

Grafiti: expresión con aire y pintura por una tregua

Por Daileen Joan Rodríguez / La Isla Oeste

En un principio, la expresión llamó a las manos del humano a marcar cuevas y rocas en los orígenes de la civilización.

Hoy, nos arropan expresiones como el grafiti, que llegó a Puerto Rico a finales de la década del 1970.

Este arte se ha proliferado tanto a nivel internacional, inspirando a artistas a crear murales tan estéticos, que actualmente gana un sitio en iniciativas como Santurce es ley, Ponce es Ley, Yaucromatic y Pintalto, entre otros.

El grafiti es uno de cuatro elementos legados del movimiento Hip Hop, que nació en las entrañas de las comunidades latinas, boricuas y afroamericanas en Nueva York, en busca de una tregua a la violencia de gangas.

Resulta que, este movimiento logró que en Nueva York, las gangas o pandillas pasaran de sus peleas armadas a enfrentamientos artísticos mediante el baile y la canción.  

Y es que, del Hip Hop nació también el DJ (disc jockey), quien selecciona y mezcla música grabada, creando efectos con discos de vinilo en un tocadiscos y su música sirve de base al cantante MC (Maestro de Ceremonia), mejor conocido como rapero.

Este nuevo género artístico conocido como Rap, aparece entre los años 1960 y 1970 en las barriadas pobres de la Gran Manzana, influenciado por el soul, el funk, e incluso ritmos latinos.

El ritmo llama a los bailarines, que se hicieron llamar B Boys. Estos ejecutaban versiones de baile callejero -al que llamaron Braking- sobre un tapete en cartón.

El Hip Hop llegó a Puerto Rico desde la diáspora, y entre los primeros exponentes locales resaltaron Vico C y Rubén DJ, entre otros. Con ellos, todos los demás elementos se incorporaron a esta subcultura local, incluyendo su vestimenta, los grafitis y demás.

Portrait: Mirko Reisser (DAIM) in Front of “DEIM – auf der Lauer” | spraypaint on wall | 04.2005 | Exhibition: “SMELL OF PAINT IN THE AIR”, K3- Kampnagel, Hamburg / Germany

Formación

La mayoría de los grafiteros empiezan marcando con aerosol -acción que se conoce como tagging– para darse a conocer. Bajo este concepto del Tag elaboran una firma anónima con el fin de llevarla al mayor número de lugares. Mientras más difícil sea el acceso del lugar a marcar, mayor reconocimiento recibe el artista posteriormente.

En su fase de novatos a los grafiteros se les llaman Toys porque no han desarrollado aún una firma reconocida.

Resulta que, elaborar una firma en aerosol no está fácil. Es por esto que en este proceso, al Toy se le conoce también como tagger (marcador).

Estilos de grafiti

Bombing: estilo fácil de marcar rápido un área. A diferencia del tag, que es una firma pequeña, el bombing es más notable, grande y llamativo. Técnicamente es un mural realizado de manera apresurada y en lugares privados o “ilegales”, con el propósito de incomodar a alguien.

Blockbuster: ilustra con precisión letras grandes con una perspectiva cuadrada y tridimensional que requiere cierta destreza.

Characters: son diseños de personajes o muñecos particulares que sustituyen las letras de una firma para darse a conocer.

Nota relacionada: Grafitero “Flavor” abre temporada de exposiciones en Museo de Aguadilla

Daileen Joan Rodríguez

Periodista con 17 años de experiencia en periodismo hiperlocal. Fundadora de One Red Media / La Isla Oeste. Miembro de la Junta Directiva de la Asppro. Para preguntas o comentarios escribe a: daileenrodriguez@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!