Skip to content

Implementarán iniciativas ante la crisis de opioides en Puerto Rico

El consorcio de organizaciones de Respuesta ante Opioides en Comunidades Rurales de Puerto Rico (PR-RCORP), celebró en el hotel Embassy Suites de Isla Verde un encuentro dirigido a implementar estrategias para combatir la crisis de opioides en las comunidades rurales del País.

Los opioides son una clase de medicamentos utilizados para reducir el dolor como la oxicodona, tramadol, morfina, codeína y fentanilo. Incluyen analgésicos disponibles legalmente a través de una receta médica, así como drogas ilegales tales como la heroína.

“Nos encontramos en la segunda fase de PR-RCORP. En la primera fase del programa establecimos el consorcio de organizaciones que trabajan con la problemática de abuso de opioides en Puerto Rico y realizamos un amplio estudio de necesidades en los pueblos que cubre la propuesta. Para este estudio de necesidades integramos a organizaciones de servicio, personas con uso problemático de opioides y otros miembros de la comunidad. Esta alianza es bien significativa para nosotros porque es una alianza que ya está generando cambios”, expresó la Dra. Tania Rodríguez, directora de operaciones de Migrant Health Center, Inc.

El centro 330 de salud primaria Migrant Health Center es la organización sede en Puerto Rico del programa PR-RCORP, financiado por la Administración de Recursos y Servicios de Salud de Estados Unidos, HRSA por sus siglas en inglés.

“HRSA busca que en febrero comencemos la etapa de implementación y establezcamos el plan de acción sobre las necesidades que hemos identificado. La oportunidad de fondos es para un periodo de implementación de tres años y tiene el propósito fundamental de expandir y maximizar los servicios de prevención y tratamiento en los pueblos que son clasificados por HRSA como zonas rurales”, indicó Hendrix Malaret, coordinador de la división de Proyectos Especiales de Migrant Health Center.

HRSA clasifica como rurales los pueblos de Adjuntas, Coamo, Culebra, Jayuya, Maricao, Salinas, Santa Isabel, Vieques y como parcialmente rurales a Añasco, Cabo Rojo, Camuy, Cataño, Ceiba, Lares, Las Marías, Maunabo, Río Grande, San Juan, Utuado y Yauco.

“Con estos fondos podremos apoyar actividades de prevención y programas de tratamiento basados en evidencia en diversos escenarios como escuelas y centros comunitarios, aumentar el acceso a la naxolona o Narcan que previene una sobredosis y proveer entrenamiento. Se trata de crear una comunidad de redes de colaboración para lograr los objetivos de la alianza PR-RCORP de aumentar el acceso a servicios y tratamiento, disminuir las sobredosis y muertes y poner fin a la epidemia de opioides”,  finalizó Malaret.

Integran la alianza Migrant Health Center, Intercambios PR, Health Pro Med, Iniciativa Comunitaria, el Centro Integrado de Servicios de Salud de Lares y Quebradillas, Camuy Health Center, Centro de Servicios Primarios de Salud de Patillas y la Asociación de Salud Primaria. Colabora con el consorcio la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA).

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!