Skip to content

Intervienen con bote de pasajeros cerca de Rincón

Suministrada

Rincón. El buque guardacostas Richard Dixon junto a investigadores marinos del Sector San Juan detuvieron el domingo una operación ilegal de transporte de pasajeros por dinero a la embarcación de buceo Going Deep cerca de Rincón.

“Identificar y detener los viajes ilegales de pasajeros que pagan dinero para ser transportados en una embarcación y preservar la seguridad del público es una prioridad”, dijo el comandante José M. Rosario, Jefe de Prevención del Sector de Guardacostas San Juan.

“Resultados exitosos como en este caso son el resultado de los continuos esfuerzos interdepartamentales para erradicar esta práctica ilícita que pone en peligro la seguridad de las vidas en el mar, que puede comprometer el medio ambiente y afectar gravemente la imagen de nuestra industria turística”, añadió Rosario.

Durante un patrullaje preventivo en el área, la tripulación del buque Richard Dixon se acercó a la embarcación Going Deep, de 32 pies, que parecía estar realizando una operación ilegal de transporte pasajeros por dinero.

El equipo de abordaje del Richard Dixon, en colaboración con los investigadores marinos del Sector San Juan, confirmó que el Going Deep transportaba a siete pasajeros además del operador de la embarcación y dos miembros de la tripulación.

Como una embarcación de pasajeros no inspeccionada, la embarcación Going Deep está autorizada por ley para transportar hasta seis pasajeros.

Violación al 46 CFR 176.100 (a) – No tener un Certificado de Inspección válido.

Los dueños y operadores de embarcaciones para el transporte de pasajeros por dinero pueden enfrentar multas de hasta $60,000 o más por realizar operaciones ilegales de pasajeros por contrato.

Además, los marineros acreditados que violen una ley o un reglamento podrían estar sujetos a la suspensión y revocación de su credencial de marino mercante. Los propietarios que violen una orden de Capitán del Puerto pueden enfrentar más de $95,000 en multas y sanciones civiles.

Algunas otras posibles sanciones civiles por operar ilegalmente una embarcación de pasajeros por dinero son:

• Hasta $4,888 por no tener un Certificado de inspección de la Guardia Costera para embarcaciones que transportan más de seis pasajeros.
• Hasta $7,846 en caso de que los operadores de la embarcación no se inscriban en un programa de pruebas químicas.
• Hasta $16,687 por no presentar un Certificado de Documentación válido para embarcaciones de más de cinco toneladas netas.
• Hasta $95,881 por cada día de incumplimiento de una orden de Capitán de Puerto.

Cualquiera que desee reportar operaciones ilegales de embarcaciones que transportan pasajeros por dinero en Puerto Rico puede comunicarse con el Centro de Comando del Sector San Juan de la Guardia Costera al 787-289-2041.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

1 Comment »

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: