Skip to content

Jaime Espinal se despide de su gloriosa carrera olímpica

Jaime Espinal anuncia su retiro de la competencia en el 10mo aniversario de su medalla de plata en Londres 2012. (COPUR)

San Juan. El luchador olímpico Jaime Yusept Espinal Fajardo anunció hoy, jueves, su retiro de la competencia olímpica rodeado de admiración, en el salón Joaquín Martínez Rousset del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR).

“Un día como hoy tuve mi medalla de plata en Londres 2012. Hoy quiero anunciar oficialmente que ya me retiro del deporte de la lucha olímpica, para no volver a competir. Sí, sigo siendo parte del Movimiento Olímpico. Sigo siendo parte de lo que es la lucha olímpica. Sumamente agradecido. It ‘s official (es oficial)”, dijo el atleta de 38 años acompañado por su esposa y también luchadora olímpica Tokio 2020, la mexicana Jane Valencia, y su hija Joy.

El atleta dominicano-boricua tuvo una carrera exitosa en la lucha olímpica. Fue medallista de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Mayagüez 2010 y repitió podio en Veracruz 2014 con bronce. En los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 se alzó con otra presea de bronce. Su gran ejecutoria estuvo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 ganando la primera medalla para la lucha olímpica puertorriqueña en los 86 kilogramos. Fue el segundo atleta olímpico que logró una medalla de plata, siguiéndole los pasos al púgil Luis Francisco Ortiz, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. Obtuvo múltiples logros en competencias regionales, continentales e internacionales por su deporte.

 

La presidenta del COPUR, Sara Rosario Vélez, introdujo a los presentes a un viaje por ese momento histórico que vivió Puerto Rico hace 10 años.

“Justamente hoy, 11 de agosto de 2012, todo Puerto Rico amaneció con la noticia de que teníamos un atleta, Jaime Espinal, que iba a la final de la lucha olímpica de los Juegos Olímpicos de Londres. Ese día, todo el mundo en Puerto Rico supo quién era Jaime Espinal. Todo el mundo, también, supo que la lucha olímpica existe y que no todo es lucha libre”, recordó Rosario Vélez, quien en ese entonces se destacó como jefa de misión de la Delegación de Puerto Rico.

“La medalla de Jaime trajo muchas cosas buenas para el deporte y el deporte de la lucha olímpica. También para su vida personal. Es un atleta muy respetado. Alcanzó muchas cosas en su vida, como lo es su familia. Es una vida que se transformó por el deporte. Experiencias positivas, experiencias negativas, como todos hemos tenido en la vida. Estamos muy agradecidos de él y todo lo que ha dejado. Le deseamos lo mejor en todos sus proyectos”, dijo la Presidenta del COPUR.

Para Londres 2012, Puerto Rico cumplía 16 años sin obtener medallas. El podio era ocupado por puros boxeadores con seis preseas (una de plata y cinco de bronce), siendo Daniel Santos el último ganador en Atlanta 1996. Sin embargo, el vallista Javier Culson fue la esperanza medallista para acabar con la sequía y romper el invicto que llevaba el pugilismo desde 1948. Fue así, Culson rompió el patrón olímpico con su medalla de bronce en los 400 metros con vallas. Pero… la vida tomaría por sorpresa a Puerto Rico. Espinal Fajardo vino a darle un empujón a las alegrías que se vivían desde el 6 de agosto del 2011 gracias a Culson. Cinco días después, el luchador dio el toque plateado a la majestuosa delegación de Londres 2012. Un pueblo lo conoció por su hazaña, abriendo un nuevo puente de educación en la lucha olímpica.

Para el presidente de la Federación de Luchas Asociadas de Puerto Rico, Obed Santana, el retiro del medallista olímpico de plata en Londres 2012 llena de nostalgia a su organismo.

“Para nosotros en la parte de las Lucha Asociadas de Puerto Rico nos sentimos un poco apenados, porque él ha sido un excelente atleta y así lo ha demostrado en el tiempo que estuvo con nosotros. Trajo tanta gloria a Puerto Rico y la Federación. A veces queremos que los atletas nos duren toda una vida. Se le respeta su espacio y su decisión. Nuestro respeto para Jaime”, indicó Santa, quien lleva más de 35 años en la lucha olímpica puertorriqueña en sus facetas de atleta, entrenador nacional, árbitro internacional y ahora presidente federativo.  

Además de reconocer el desempeño deportivo de Espinal Fajardo, Santana expresó que “las puertas de nuestra federación siempre estarán abiertas para él. En un futuro no puede ser un buen entrenador y puede cubrir cualquiera de las áreas de nuestra federación. Estaremos, aquí, para lo que nos necesite”.

En la actividad, Espinal Fajardo detalló un listado de  las metas que quiere realizar, dándole énfasis a su sueño de ser productor para crear eventos deportivos, publicar su libro para niños y ser presidente del COPUR o secretario del Departamento de Recreación y Deportes de Puerto Rico.

El luchador nació en Santo Domingo, República Dominicana. Decidió competir por Puerto Rico a temprana edad de su juventud. Selló su carrera con el logro más grande, ser abanderado de Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, donde la tenista Mónica Puig regaló la primera medalla de oro absoluta para Puerto Rico en el evento más emblemático para el Comité Olímpico Internacional y el COPUR.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!