Skip to content

Junta de Supervisión propone certificar el Plan Fiscal 2020

San Juan. La Junta de Supervisión Fiscal presentó hoy el Plan Fiscal 2020 del Gobierno de Puerto Rico que considerará certificar durante una reunión pública este miércoles, 27 de mayo.

El Plan -que estará disponible esta noche en la página web de la Junta en https://juntasupervision.pr.gov/documents/-, supone ser la ruta hacia la recuperación y la prosperidad de Puerto Rico; trazar los pasos que tiene que tomar el Gobierno para mejorar la responsabilidad fiscal y fomentar el crecimiento económico.

“Las medidas delineadas en los planes fiscales lograron un progreso significativo en la reestructuración del Gobierno y nos permitió utilizar inmediatamente los recursos asignados en el Fondo de Emergencia tras los terremotos, y así mitigar y contener la pandemia del COVID-19”, apuntó
el presidente de la Junta de Supervisión, José Carrión, en declaraciones escritas. “A diferencia de otras jurisdicciones, Puerto Rico no tuvo que responder con recortes urgentes y drásticos en sus gastos y servicios prioritariospor las pérdidas en ingresos”.

“No obstante, el pueblo de Puerto Rico ha estado esperando una trasformación real. El Gobierno debe asumir esta crisis como un llamado a la acción: el Gobierno no solo necesita cambiar la manera en que hace negocios, sino que también debe lograr ahorros al presupuesto”, mencionó Carrión. “De eso se trata el Plan Fiscal”.

El Plan Fiscal 2020

Dada la necesidad de enfocar todos los esfuerzos en la recuperación, ante la falta de progreso en la transformación de Puerto Rico, el Plan Fiscal 2020 provee una pausa de un año en gran parte de las categorías de reestructuración gubernamental para que el Gobierno pueda dedicar sus esfuerzos en implementar reformas estructurales y medidas eficientes requeridas para una verdadera transformación. Esta pausa incluye mantener los subsidios a la Universidad de Puerto Rico y a los municipios en los mismos niveles del año fiscal actual.

Además, este plan fiscal establece las prioridades inmediatas que debe asumir el Gobierno de Puerto Rico para el próximo año fiscal 2021, subraya la importancia de reformas estructurales continuas y ofrece inversiones significativas para mejorar el gobierno, la economía y la calidad de vida en la isla.

“La demora de un año en la ejecución de las medidas de ajuste para adecuar el tamaño del Gobierno no es una invitación a la inacción”, comentó Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta de Supervisión. “No podemos quedarnos de brazos cruzados y permitir que la crisis nos defina. El Plan Fiscal 2020 es un plan de cambio. Gastar dinero sin ninguna visión implica que a menudo se malgasta, por lo que contar con una visión sin un plan pudiera resultar en un espejismo”.

Análisis económico

La Junta de Supervisión proyecta que la economía puertorriqueña se contraerá en un 4% este año fiscal 2020, con una leve recuperación de 0.5% en el próximo año fiscal 2021, como consecuencia de los fondos federales destinados para atender la emergencia del COVID-19, de los terremotos y
huracanes. Sin embargo, aún con la implementación total y oportuna de todas las reformas estructurales delineadas en el Plan Fiscal 2020, los pronósticos apuntan a que la economía local se contraerá por cinco años a pesar del crecimiento económico favorable en algunos de estos años. Esto
es otra razón más para actuar con urgencia e implementar las reformas estructurales delineadas en el Plan Fiscal 2020.

El Plan Fiscal 2020 proyecta un déficit del Gobierno Central a partir de 2032 –seis años antes de lo proyectado en el Plan Fiscal certificado anterior—, y un excedente primario total de aproximadamente $8,000 millones entre los años fiscales 2020 y 2032, en comparación con un excedente de $23,000 millones dispuesto en el Plan Fiscal certificado anterior, lo que representa una reducción dramática de 65%.

Prioridades del año fiscal 2020

Sin tener que lograr ahorros incrementales presupuestarios, el Gobierno debe enfocar todos sus esfuerzos para el año fiscal 2021 en lograr cambios reales en toda la estructura gubernamental, que garantice mejores servicios esenciales a la ciudadanía:

  • Para el Departamento de Educación, la prioridad debe ser implementar un plan de regreso a clases; una política de informes de horario y asistencia para todos los empleados; un registro diario de asistencia estudiantil; administrar eficazmente la proporción maestro-estudiante al observar sus propias políticas de contratación de personal y generar ahorros mediante mejores contratos y una mayor transparencia en la contabilidad;
  • Para el Departamento de Salud, la prioridad debe ser: enfocarse en brindar los servicios de salud esenciales, al ahorrar dinero a través de las compras centralizadas de suministros en todas las agencias y hospitales públicos; desarrollar un plan de acción para Telemedicina; consolidar las oficinas regionales de Medicaid; mejorar la administración de hospitales y consolidar la Administración de Seguros de Salud (ASES) con el departamento;
  • Para el Departamento de Seguridad Pública, la prioridad debe ser movilizar más agentes de puestos administrativos a puestos de campo para que presten mejores servicios a los ciudadanos y reducir las horas extra de trabajo, a la vez que se administra mejor el tiempo, así como consolidar las funciones administrativas;
  • Para el Departamento de Corrección y Rehabilitación, la prioridad debe ser generar ahorros mediante un proceso mejorado de contratos, analizar la utilización de instalaciones, dada la reducción en la población penal y generar ahorros mediante el mejorado proceso de compras;
  • Para el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), la prioridad debe ser terminar de consolidar la Compañía de Turismo de Puerto Rico y la Junta de Planificación con el DDEC, renegociar los contratos y publicar los informes trimestrales de incentivos económicos.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: