Skip to content

La COVID-19 y el fraude por desempleo

Por Linette Flores, CFE, MBA

A medida que la pandemia de COVID-19 continúa creando turbulencias en todo el sistema económico mundial y el mercado laboral, las solicitudes de desempleo continúan aumentando.

El secretario del Departamento del Trabajo, Carlos Rivera, indicó que al 14 de julio casi 600,000 solicitudes de los distintos programas de desempleo han sido recibidas por la agencia en medio de la pandemia.

Sin embargo, similar a otros desastres naturales, el brote también se ha convertido en una oportunidad para que los estafadores se aprovechen del temor del público.

Esto se ve reflejado en los reclamos fraudulentos que han surgido relacionados a COVID-19 Reclamos fraudulentos de desempleo relacionados a COVID-19.

El jueves 16 de julio de 2020 fueron arrestadas 10 personas por fraude al programa de Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA), mediante robo de identidad.

Individuos robaban la identidad de las personas con el fin de solicitar la ayuda para Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA), que ofrece el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos de Puerto Rico y utilizando identificaciones falsas cambiaban los cheques en diferentes bancos alrededor de la isla.

Robo de Identidad

El robo de identidad es un problema creciente que afecta a millones de personas. Según la FTC, Comisión Federal de Comercio, el robo de identidad se produce cuando alguien usa su número de Seguro Social u otra información personal para abrir cuentas nuevas, hacer compras o conseguir un reembolso de impuestos.

Que se recomienda para proteger su identidad

  • No ofrezca información personal a nadie, nunca de su contraseña, número de cuenta o PIN a nadie.
  • No hable al teléfono si recibe una llamada automatizada, y si lo hace, no oprima ningún botón en su teléfono si así lo sugieren.
  • No responda a mensajes de texto ni correos electrónicos sobre cheques del Gobierno. Cualquiera que le diga que puede conseguirle dinero ahora es probablemente un timador.
  • Si hace compras online, asegúrese de saber a quién o en dónde compra antes de colocar su información personal.
  • Refuerce su propia seguridad en línea. Mantenga su computadora y aparatos al día.
  • Recuerde, los estafadores se aprovechan de sus temores y una vez tengan la información la pueden utilizar para otros propósitos.

Recomendaciones de la FTC para incorporar la protección de su identidad a su rutina diaria.

  • Lea atentamente y con frecuencia los estados de su cuenta bancaria y tarjeta de crédito.
  • Esté atento a las fechas de vencimiento de sus pagos. Si su factura no llega en la fecha habitual, averigüe qué sucedió.
  • Lea los resúmenes de su plan de seguro de salud. Verifique que sus reclamaciones correspondan a la atención medica que recibió.
  • Triture todos los documentos que contengan información personal y financiera.
  • Revise cada uno de sus tres informes de crédito por lo menos una vez al año. Para solicitar sus informes gratuitos, visite annualcreditreport.com.

Cómo detectar reclamos de desempleo fraudulentos

  • Una posible señal de alerta de reclamos de desempleo COVID-19 fraudulentos es la utilización del mismo IP Address para presentar muchos reclamos de desempleo para múltiples personas.
  • Pagos con la misma cuenta bancaria que se utiliza para depositar múltiples reclamos de desempleo o solicitar que los reclamos se envíen a una ciudad diferente a la que reside el solicitante.

Cómo prevenir reclamos de desempleo fraudulentos

Si bien todos esperamos que nunca más vuelva a ocurrir esta pandemia, las agencias pueden usar esto como un catalizador para mejorar su vulnerabilidad al fraude en el futuro.

Como parte de su proceso continuo de monitoreo e investigación, las agencias estatales deben analizar las similitudes en las solicitudes fraudulentas, e identificar características comunes como los reclamos presentados en horas impares o que contienen los mismos errores ortográficos. Si un empleador está asociado con numerosos reclamos de desempleo fraudulentos, deben marcar las futuras solicitudes que involucren a la compañía para revisarlas más a fondo.

Pueden desarrollar grupos de trabajo compuestos por investigadores y personal de IT para abordar las debilidades en los procesos existentes que pueden ser explotados.

Los miembros de estos grupos de trabajo también podrían establecer controles automáticos de detección en los sistemas existentes.

Si bien los beneficios de desempleo federales y estatales actualmente están ayudando a muchas familias que sufren dificultades financieras debido a la pérdida de empleo relacionada con COVID-19, hay perpetradores ansiosos que desean obtener estos beneficios de manera fraudulenta.

Ya se había proyectado un aumento en fraudes relacionados al desempleo y a los programas de estímulo de gobierno para los próximos 6-12 meses. Así que lo que les corresponde a las agencias es intercambiar información a fin de crear programas más adecuados para combatir este tipo de fraude, con el fin de garantizar que los beneficios tanto de desempleo como todos, lleguen a quienes realmente lo necesitan.

Seamos proactivos y efectivos en la lucha contra el fraude.

La autora es contable y examinadora de fraude certificada. 

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: