Skip to content

La derecha igual a la izquierda

Por Nelson Arnaldo Vera Hernández / Catedrático en Sociología

El asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse y las protestas de una parte del pueblo de Cuba, han creado un estado de conmoción dentro de las esferas internacionales y regionales. En el caso de Haití, la forma y los participantes del asesinato muestran que estaban adiestrados para el acto. En cuanto a Cuba, se confrontan nuevamente los extremos ideológicos. Por ello, focalizamos en el asunto de las ideologías políticas presentes en las hermanas naciones caribeñas y nos preguntamos, ¿cuán lejos o cerca estamos en Boriquén en las ideologías de derecha y las de izquierda?

Estos eventos nos recuerdan el estudio de los cambios sociales que traen las nuevas generaciones de seres humanos. La forma de pensar y actuar de estos grupos, desarrollan cambios en la sociedad en la cual vivimos en pleno siglo XXI. Uno de estos es en el marco ideológico de derechas e izquierdas. Estos conceptos han estado latentes desde los años sesenta cuando, en el marco de las contiendas de las grandes potencias militares, gozaban de mucha visibilidad.

En nuestra niñez, observar los adultos hablar sobre las situaciones sociales de esa época era el diario vivir. En especial cuando se trataba de la lucha político-ideológica existente. Era la época de la Guerra Fría: conservadores de derecha y liberales de izquierda. En ese momento desconocíamos a qué se referían hasta que llegamos a los estudios superiores en la universidad donde se aclararon las dudas.  

De hecho, en la propia universidad se observaban estos grupos estudiantiles militantes buscando el respaldo del estudiantado. Lo triste era que, si asistíamos a una actividad académica porque era requisito de alguna clase para realizar un análisis de contenido de los discursos, quedábamos fichados “porque era visto como un respaldo a esa ideología”. Es a principios del siglo XXI dentro de la juventud acumulada y experiencia social, que podemos comprender mejor estas visiones.     

Lo explicado en las clases de ideologías políticas de la derecha y la izquierda que no reconocen el espacio del centro. Es haber llegado al extremo en sus posturas que unen esfuerzos para destruir cualquier posición intermedia. Para estos, son inexistente las tonalidades grises. Recordamos aquella expresión de “estás con nosotros o contra nosotros” y es el mejor ejemplo de lo que ocurre en Puerto Rico hoy. Se descarta el centro solo y únicamente por ser distinto y utilizar estrategias para armonizar.

También es observado en los discursos y el ánimo al momento de presentar las ideas. Cuando niño se observaba a la derecha mesurada en las expresiones e incluso en el debate. Usualmente era la izquierda la dinámica en expresiones frontales y debatiendo. Esto ha cambiado porque, si se desconociera el trasfondo ideológico de las personas, es poco distinguible cuál es una posición de izquierda y cuál de derecha. Se utiliza el mismo verbo, comportamiento y posturas agresivas que impiden diferenciarles.

A veces pensamos que hasta utilizan las mismas estrategias y mecanismos de acción. Eso nos ocupa porque, si es este el ejemplo a las futuras generaciones, ¿qué nos esperará en unos 15 o 20 años más tarde? ¿Acaso hoy día hemos invisibilizado el desafío social hacia todas las instituciones?  

Ya esperamos los comentarios tales como: no existe un centro, es un blandengue, desconoce de luchas, está atrasado en el tiempo, entre otros. A veces pensamos que ocurre porque los extremos ven como amenaza la existencia de fuerzas que unan y armonicen en la sociedad.

Debemos aclarar que no solo en la política ocurre este ataque al pensamiento del centro. Se observa en todos los aspectos de los grupos sociales. No obstante, es más visible en un país donde la política se ha convertido en el modo de vida de la ciudadanía.

Estamos en un nuevo siglo con nuevas generaciones de seres humanos inconformes con los postulados de imposición. El aprendizaje no es el tradicional. La puerta de la internet y el conocimiento se puede adquirir fuera de los mecanismos de antaño. Esperamos que la razón sea la que evite asesinatos políticos por causa del pensar distinto.         

laislaoeste@gmail.com

1 Comment »

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!