Skip to content

La “Esperanza” desfila como novilla del Pepino [VIDEO]

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

San Sebastián. La Esperanza lucía resplandeciente desde su carretón, con su colorida corona de flores y pezuñas pintadas de rojo pasión.

La vaquita Holstein de siete meses -y que pesa 650 libras- engalanó el Festival de la Novilla 2018 bajo el nombre de Esperanza, en honor al pueblo puertorriqueño que se levanta tras el azote del huracán María.

Desde el sábado temprano, don Luis A. Delgado la bajó hasta el pueblo del Pepino desde la vaquería Delgado Inc., en la carretera 448, para que las damas del Club Altrusa Internacional de San Sebastián la prepararan para cautivar a los miles de niños y adultos que llegan hasta la carretera PR-111 a presenciar uno de los más coloridos festivales culturales de Puerto Rico.

“Se ha bañado como cinco veces”, precisó don Fonsín -como le conocen al vaquero del pueblo- destacando que “a ella se le puede pasar la mano y retratarse con ella cuantas veces quieran”.

El desfile partió desde el cruce Saltos en la intersección con la PR-119 hacia el cruce de Robles intersección con la PR-446. Con el reto de superar los estragos del huracán María, el Comité Organizador se vio tentado a posponer esta 42da edición del Festival. Empero sorprendentemente, este año recibieron excelente acogida.

Según la presidenta del Club Altrusa San Sebastián, Aida Méndez Cruz, esta vez se registraron en total 17 comparsas: seis comparsas locales, siete visitantes y en exhibición tres bailes y una exhibición comparsa.

“Sentimos que el pueblo está vivo y que hay que revivir las costumbres, darle esa oportunidad a las personas y a los niños, porque esto es un evento familiar” acotó la presidenta del Comité, Norma Nieves Crespo.

La altrusa destacó que el afiche conmemorativo creado por la artista pepiniana Maritere Pérez, reseña junto a la icónica muñeca Titina -campesina de antaño de nueve pies de altura- las casas con toldos azules, “para rememorar el acontecimiento del huracán”.

El Festival de la Novilla es el evento cumbre de recaudación de fondos del Club Altrusa para sus proyectos de servicio. La novilla se rifa y lo colectado pasa al fondo para becas de mujeres, subrayó la presidenta.

“Pero el festival es mucho más que eso, tiene propósito cultural -con sus estampas del Puerto Rico del Siglo 20-. La novilla era costumbre pasearla por la plaza. A eso se le añadieron los personajes típicos que son: los negritos vestidos de amarillo y colorao, quienes son la algarabía de la fiesta; la Titina que es la campesina que va a las fiestas patronales; don Pepe, el pregonero del pueblo; y la novilla, que se llama este año Esperanza porque tiene un significado muy especial”, detalló Méndez Cruz.

Y es que, más allá de lo cultural por sus estampas; de lo cívico por los fondos que recauda para proyectos sociales; de lo social porque reúne a miles de familias puertorriqueñas y visitantes; el evento tiene un valor económico. “Nosotros estamos favoreciendo al pequeño y mediano comerciante”, recalcó la líder altrusa, quien asegura que el festival reúne a cerca de 120 mil personas anualmente.

El alcalde Javier Jiménez Pérez estimó que este año asistieron al festival unas 70 mil personas.

Jiménez Pérez aprovechó a su vez, para agradecer a la Policía de Puerto Rico el apoyo para prestar seguridad durante el evento.

This slideshow requires JavaScript.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: