Skip to content

La iguana es la causa más común de averías en la AEE

Por Daileen Joan Rodríguez / La Isla Oeste

De todas las causas que pueden ocasionar daños a la infraestructura de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la iguana resulta ser la más común. Anoche, uno de estos lagartos arbóreos -comúnmente conocidos como “gallina de palo”- ocasionó que todo un sector de Aguadilla quedara sin el servicio por más de dos horas.

El jefe de Operaciones de la AEE, ingeniero Carlos Alvarado, explicó a La Isla Oeste que entre 3 mil a 5 mil abonados se vieron perjudicados entre las 8:00 a las 10:30 de la noche aproximadamente, luego que una iguana provocara una interrupción en la subestación que ubica en el sector Ojo de Agua.

“Fue específicamente en el power transformer de nosotros. Una iguana se subió al transformador y –prácticamente lo mismo del gato en San Juan- rompió el espejo de aislación y fundió los difusibles del transformador, ocasionando que se vieran afectados los residentes de Aguadilla”, dijo. El pasado sábado un gato causó una avería en San Juan.

Suministrada

Resulta que cada circuito tiene unos aisladores, que aíslan lo que lleva la corriente de la estructura a la cruceta o al poste, es decir, separan la corriente de la estructura. Eso es conocido como el espejo de aislación. Cuando la iguana se trepa, rompe esa distancia entre el aislador conductor y la estructura; y al romperla, crea un arco eléctrico, un paso de corriente a la tierra.

Cuando esto sucede, el equipo se auto protege, disparando el interruptor. Una alarma se activa en el centro de control de la AEE y un supervisor se persona al lugar para inspeccionar el área y dar con la razón del problema. “Hay que hacer una inspección completa, si sufrió daño, limpiar donde hubo el arco –que crea tizne negro- verifican el transformador, la temperatura… los fusibles los vuelven a instalar y se vuelve y energiza la subestación”, explicó el jefe de Operaciones de la AEE.

A preguntas, el ingeniero reconoció que además de iguanas y gatos, también culebras y aves figuran en la lista de los reportes bajo el código de animales y objetos extraños que causan averías al sistema.

“Las iguanas, como son tan largas, con el rabo ocasionan que se “rompa el espejo (de aislación)” y se quemen lo que conocemos como interruptores o machetes”, dijo. “Son la causa más común. Le siguen las culebras”, acotó.

Aunque no precisó cuántos casos se reportan a nivel isla, afirmó que el costo de este problema incide en el movimiento de personal de la AEE al lugar, el trabajo que conlleva, los clientes que se quedan sin servicio, el tiempo en que se deja de producir ni facturar, entre otras cosas.

La AEE toma previsiones para evitar que cosas así ocurran, como por ejemplo, dar mantenimiento a las verjas que circundan cada subestación o lavar con equipo especializado las áreas donde las aves ubican sus nidos. Empero, controlar los daños por iguanas, resulta difícil para la agencia, toda vez que este lagarto se ha convertido en una plaga incontrolable en la isla.

“Nosotros tenemos un plan de  inspección de subestaciones, hacemos unos planes de trabajo para el mantenimiento y seguimos con esos planes regularmente. (Pero) controlar la iguana es bien difícil porque se cuelan por donde quiera”, puntualizó.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!