Skip to content

La incertidumbre

Por Rosa Cheong

Escuchando las llamadas en la radio durante este periodo de crisis luego del paso del huracán María,  el desconocimiento y la falta de información sobre: ¿Cuándo me va a llegar la luz, el agua?,  ¿Cuándo vienen a remover los árboles?, ¿Cuándo  llegará la ayuda? nos ha provocado  ansiedad e inquietud  lo cual es completamente normal.

A casi dos meses de la visita de María aun quedan municipios completamente a oscuras, hospitales trabajando con generadores de energía y aunque en menos cantidad todavía el agua no llega a algunos sectores de la isla.

Todos necesitamos saber y tener la certeza de cuando se van a reestablecer los servicios esenciales aun cuando en esta crisis hemos visto lo difícil que ha sido.

Todas las agencias están trabajando y dando la milla extra para poder restablecer los servicios y los obstáculos a los que se enfrentan ya sean provocados por la naturaleza, por falta de recursos o por  la burocracia que arropa  este país hace que el trabajo sea lento, lentísimo.

Los periodistas se han hecho eco de la ciudadanía que reclama fechas concretas, decía un periodista que el desconocimiento provocaba incertidumbre y que la incertidumbre los llevaba a cuestionar. En muchas ocasiones a exigir y obligar una respuesta.

Me preguntaba yo: ¿Por qué y para qué es importante saber?

Porque el conocimiento me da la tranquilidad y la esperanza de que algo va a suceder y la certeza me da la información en cuanto al tiempo, eso que debe suceder en una fecha determinada y con resultados esperados.

¿Pero qué pasa cuando lo prometido no ocurre?

Florece la ansiedad, la inquietud añadiéndole  frustración y decepción al no recibir lo que esperábamos. Entonces pienso que en ocasiones es mejor no esperar nada y hacer algo.

Me preguntaba si realmente era necesario tener la certeza  y saber el cuando y el qué, y me daba cuenta de que  la certeza me provocaba el tomar o dejar de tomar decisiones en cuanto al futuro. Si se que mañana me va a llegar la luz o el agua  pues entonces no lavo, no cocino, no trabajo  y pospongo todo aquello que depende del agua y la luz porque se que me va a llegar mañana.

En vez de  actuar, remediar y buscar alternativas y soluciones. Esperamos hasta lo último para hacer la compra y prepararnos, lo hacemos solo cuando nos enteramos de que es inminente el paso del huracán. Lo mismo ha pasado con este país, no estábamos preparados para resistir a María.

Que la incertidumbre no te paralice, no te cohíbas de hacer lo que tienes que hacer. Hoy somos el resultado de todas las decisiones que hemos tomado como individuos, comunidad, sociedad y país.

Somos el resultado colectivo, al decidir donde voy a vivir, donde voy a construir, como voy a vivir, como voy a usar los recursos naturales , que voy a consumir, que voy a desechar….

María pasó y dejó al descubierto nuestra realidad.

Lo único certero de la incertidumbre es que no sabemos lo que va a suceder ni cuando va a ocurrir. ¿Que podemos hacer hoy, tú y  yo por el Puerto Rico de mañana? ¿Qué decisiones voy a tomar hoy?

La autora es Coach de Vida y Liderazgo, Coach en Salud Holistica y Maestra de Yoga Para informació o comentarios escriba email a rcheong.services@gmail.com o visite su página de Facebook: VIVO MAS

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: