Skip to content

La voz de una mujer

Por Vionette Pietri, J.D.

Provengo de un hogar matriarcal. Crecí rodeada de mujeres revolucionarias, modernas, que llamaban las cosas por su nombre. Mi madre era una maestra querida por todos sus estudiantes. El día que nos despedimos de ella, la iglesia estaba llena de todos los niños y jóvenes a quienes les dejó huella. Recuerdo que mi hermano Tito y yo tuvimos que decir varias veces a los asistentes que se había acabado la misa, porque estaban todos allí, inmóviles, con ojos llorosos recordando la gran mujer y maestra que fue.

Con el paso del tiempo, cada vez que me encuentro con uno de sus estudiantes, todos me hacen una anécdota divertida de mi madre. Algunos lloran, otros ríen a carcajadas. A todos les enseñó lo importante de tener una voz que se escuche. De tener criterio propio. De emitir opiniones. Asumir posiciones. Discrepar con respeto. Aprendí todo eso de mi madre. Siempre me decía la dignidad del ser humano es inviolable. Sé tu misma.

Cuando estudié para ser abogada lo hice para ser esa voz que necesitan las niñas y mujeres maltratadas, pues ambas lo fuimos. Pero lo superamos. Entonces vi en mi madre esa mujer que se levanta, que se atreve a decir lo que piensa sin importar lo que los demás puedan decir o pensar de ella. Dispuesta a hacer lo que la hace feliz.

Cuando establecí la Fundación Baila Corazón en la Florida, lo hice en honor a mi madre. Creamos los programas vía telefónica. Lo hice porque descubrí a través de la sensual danza del vientre que las artes ayudan a sanar heridas. Para prevenir que niñas y mujeres vivieran lo que nosotras vivimos. Para que entiendan que tienen una voz que nadie debe silenciar.

Recién estoy reactivando la Fundación Baila Corazón. Cuya misión es fortalecer la autoestima de niños y mujeres a través de las artes y el desarrollo del intelecto. Portavoz en contra de la violencia y la pobreza. Justo le comentaba a la Directora de la Fundación antes de comenzar a ofrecer nuestros servicios en la Florida, nuevamente, que cuando una mujer llama las cosas por su nombre, es señalada, criticada. Algunos se alejan y no la apoyan. Que solamente las personas con un corazón dispuesto a la inclusión, la tolerancia, la sencillez que es lo realmente grandioso, puede entender. Les advertir que algunos juzgarían, criticarían la misión que llevamos. Le mencioné, además, que precisamente acababa de escribir mi quinto libro: Nadie me Quita mi Corona. Un manual para que las mueres sean reinas modernas, sexy y exitosas.

En el libro comparto mi transformación en diversos aspectos, el físico emocional, económico, espiritual y sexual. Precisamente el primer capítulo, el mejor sexo de mi vida ha causado revuelo. Al punto de que los lectores leen el capítulo 3, 5 y hasta 10 veces. De hecho, vamos a presentar la obra de teatro con dicho tema. Le dije que soy una mujer arrojada, valiente y fuerte, y, que eso precisamente quiero proyectarle a las niñas y mujeres que impactemos. Le dije que no somos una fundación tradicional. Por eso tendemos mucho apoyo de personas con mente abierta y corazón valiente, y tendremos también rechazo. Nuestra misión es intocable. Porque ha servido por más de una década y ha impactado a miles de niñas y mujeres.

Si soy juzgada por ser una mujer que fue abusada sexualmente de niña y por fin disfruta su sexualidad, poco me importa. Porque al final el mensaje es que una mujer si vale mucho, aunque disfrute del sexo. Una mujer no comete un pecado por ser sexy. Así en mis múltiples facetas, como International Million Dollar Realtor, como abogada, como autora, como columnista internacional, como bailarina de danza del vientre y sobre todo como CEO / Fundadora de la Fundación Baila Corazón, soy y seré esa voz para las mujeres que nadie va a callar.

Porque es mi llamado y uno de mis dones que pongo al servicio de otros. Aunque sea una figura pública, sigo siendo mujer. Mi intención no es crear controversia, sino motivar a otras mujeres a que dejen aflorar su libertad de ser mujer. Porque no hay nada más apasionante que una mujer que no le importa lo que digan de ella. Porque sabe quién es y hacia donde va.


Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!