Skip to content

Lanzan estudio sobre embarazadas en zonas con Zika

Maryland. Un estudio sobre cómo el virus del Zika afecta al feto en desarrollo está en proceso de inscribir a mujeres embarazadas en Puerto Rico y Brasil.

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y la Fundação Oswaldo Cruz (Fiocruz), una organización brasileña de investigaciones científicas asociada al Ministerio de Salud de Brasil, han iniciado un estudio en varios países para evaluar la magnitud de los riesgos a la salud que la infección por el virus Zika representa para las mujeres embarazadas, así como para sus fetos en desarrollo y recién nacidos. Además de inscribir en el estudio a mujeres en Puerto Rico y Brasil, el estudio se extenderá a Colombia, Guatemala y Nicaragua.

El virus del Zika se propaga principalmente a través de las picaduras de los mosquitos Aedes aegypti, aunque también puede haber otras formas de infectarse, como es por transmisión de madre a hijo y por transmisión sexual. En la actualidad, la transmisión activa del virus ocurre en 60 países y territorios.

El virus ha sido asociado a un aumento en los casos de microcefalia. Este defecto de nacimiento en el que los bebés nacen con una cabeza anormalmente pequeña y posible daño neurológico ha creado una gran preocupación a nivel internacional. Además de microcefalia, se han detectado otros problemas en los embarazos y en los fetos y bebés infectados por el virus del Zika antes del nacimiento. Estos problemas incluyen aborto espontáneo, muerte del feto, ausencia o falta de desarrollo de estructuras del cerebro, defectos de los ojos, déficits de audición y problemas de crecimiento.

El estudio llamado Zika in Infants and Pregnancy (ZIP) se realizará en 15 sitios en lugares afectados por el virus e intentará inscribir hasta a 10,000 mujeres embarazadas de por lo menos 15 años de edad. Las participantes deberán estar en su primer trimestre de embarazo y serán seguidas durante todo el embarazo para determinar si se infectan con el virus del Zika y, si es así, qué consecuencias puede haber para la salud de la madre y el niño. Se les hará seguimiento cuidadoso a los bebés de las participantes durante por lo menos su primer año de vida.

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés), el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD) y el Instituto Nacional de las Ciencias de Salud Ambiental (NIEHS), todos institutos de los NIH, están financiando y llevando a cabo el estudio conjuntamente con la Fiocruz.

“Todavía no se ha determinado completamente el alcance completo del efecto del virus del Zika en el embarazo”, dijo Anthony S. Fauci, M.D., director del NIAID. “Este amplio estudio prospectivo promete revelar nuevos datos importantes que ayudarán a orientar las respuestas médicas y de salud pública a la epidemia del virus del Zika”.

“El virus del Zika se ha propagado rápidamente en las Américas”, dijo Catherine Y. Spong, M.D., directora interina del NICHD. “Esperamos que este estudio nos dé información importante sobre la conexión entre la infección por Zika y las complicaciones del embarazo, y nos ayude a formular estrategias para ayudar a proteger la salud de las madres y sus bebés”.

“El entorno de la madre puede dar pistas importantes para resolver el misterio del virus del Zika”, dijo Linda Birnbaum, Ph.D., directora del NIEHS. “Hemos incluido medidas ambientales en el estudio y también estaremos evaluando la nutrición y el nivel socioeconómico [de las madres]”.

Los investigadores compararán los resultados de los nacimientos de las madres que estaban infectadas con el virus del Zika y de las que no lo estaban, documentando la frecuencia de abortos espontáneos, partos prematuros, microcefalia, malformaciones del sistema nervioso y otras complicaciones. También intentarán comparar el riesgo de las complicaciones en el embarazo entre las mujeres que tienen síntomas de infección por el virus del Zika y las que están infectadas pero no tienen síntomas. Además, el estudio evaluará cómo el momento de la infección afecta los resultados del embarazo y el papel que pueden tener las influencias ambientales, los determinantes sociales y otras infecciones, como la infección por el virus del dengue, sobre la salud de las participantes en el estudio y sus bebés.

Las mujeres que participen en el estudio ZIP recibirán seguimiento mensual durante el embarazo y después de manera semanal por seis semanas después de dar a luz. Recibirán un examen físico y se les pedirá que den muestras de sangre, orina y saliva así como un frotis vaginal al comienzo del estudio y en cada visita mensual de atención prenatal.

Además, se les pedirá a las mujeres que den muestras semanales de saliva y orina para detectar nuevos casos de infección por el Zika. Si las participantes indican que se les hará una prueba de amniocentesis como parte de la atención médica que están recibiendo, el equipo de investigación se encargará de hacer arreglos con la participante y su obstetra para obtener una muestra del líquido amniótico para detectar si hay una infección por Zika. Se instruirá a las participantes sobre los signos y los síntomas de una infección aguda por el virus del Zika y se les pedirá que notifiquen a su clínica de inmediato si tienen algún síntoma.

Después del parto, se obtendrá una muestra de la leche materna, si está disponible, para ver si tiene el virus del Zika. Los bebés cuyas madres den su consentimiento para participar en el estudio serán evaluados dentro de las 48 horas siguientes al nacimiento y nuevamente a los tres, seis y 12 meses.

“Este estudio, realizado en colaboración con los NIH, es esencial para aclarar la complejidad científica del virus del Zika”, dijo Paulo Gadelha, presidente de la Fiocruz. “Va a ser fundamental para el desarrollo de estrategias de prevención y tratamiento contra la enfermedad”.

Es importante tener en cuenta que el estudio ZIP es un esfuerzo de investigación distinto, pero complementario a los registros de salud pública que está realizando Puerto Rico  bajo el Sistema de Vigilancia Activa del Zika en Embarazos, entre otros. Estos registros están basados en la población y recogen las observaciones de las evaluaciones y pruebas médicas con la intención de ofrecer información para las acciones que se propondrán en el área de la salud pública.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: