Skip to content

Lourdes Ramos acusa a la Junta Fiscal del desastre eleccionario

Exige la renuncia del Presidente de la CEE por omisión y negligencia en el cargo 

San Juan. La Vicepresidenta de la Cámara de Representantes, Lourdes Ramos, responsabilizó directamente a la Junta de Supervisión Fiscal, por atropellar el proceso primarista de la Isla, al retener el dinero necesario para sufragar el evento por lo que exigió que el Congreso elimine el ente. 

“Los principales responsables de todos los tropiezos por los que ha atravesado el proceso primarista son los integrantes de la Junta, que deben renunciar en pleno por una acción que atenta contra los derechos constitucionales de un pueblo”, acusó la legisladora novoprogresista.

De paso, Ramos requirió la renuncia del Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones, licenciado Juan R. Dávila, por allanarse a la Junta, no defender con vigor nuestra democracia, como por guardar silencio ante sus desmanes, que ni el dinero para imprimir las papeletas de votación estaba asignado lo que dilató su impresión y produjo el atraso en las votaciones. 

“El Presidente de la Comisión se conformó con obedecer a la Junta y nunca fue proactivo en demandar la asignación de los recursos ante todos los foros pertinentes. No defendió la pureza de la democracia. Le falló a todo un pueblo. Ha sido negligente”, aseveró.  

“Es impermisible que esta situación prevalezca y que amenace a las elecciones generales de noviembre”, añadió.  

La líder estadista se preguntó igualmente, si en realidad, la Junta ha venido a ayudar al territorio o lo que pretende es vengarse de un pueblo que viene reclamando igualdad de derechos de su ciudadanía. 

Ramos condenó que el análisis fiscal de la Junta haya relegado el proceso eleccionario del país a tal punto, que su acción se ha convertido en un claro atentado contra un largo historial democrático de Puerto Rico en todo el hemisferio y en el mundo.  

“El récord de la Junta contra toda nuestra ciudadanía lo que habla es de atropellos, manipulaciones, amenazas y acciones desestabilizadoras de la paz social. ¡La Junta debe desaparecer ya!”, demandó. 

Ramos citó varias instancias en que se demuestra la incapacidad de la Junta sobre los asuntos de la Isla. 

Mencionó que la Junta estranguló la capacidad del gobierno de brindar servicios esenciales, se desapareció cuando azotó el huracán María, ignoró lo dramático que fueron los estragos de los sismos, amenaza a los jubilados con llevarlos a la miseria, pretende el despido masivo de empleados públicos, y eliminó derechos adquiridos de los trabajadores. 

“Ya tras ser el peor ejemplo de lo que es un sistema colonialista, ahora también pretende torpedear el proceso eleccionario que es el acto supremo de traición a los postulados de democracia que la Nación defiende alrededor del mundo”, aseveró. 

Para la representante, este es el puntillazo final en los desaciertos del organismo federal, por lo que el Congreso debe actuar de inmediato eliminando un ente que ha probado ser un obstáculo para el desarrollo y la recuperación de Puerto Rico y su gente. 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!