Skip to content

Luchó por su vida en alta mar

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Isabela. Es impreciso decir que intentó suicidarse, pero si así fue, cambió de opinión al grado de mantenerse a flote luchando por su vida por casi tres horas, en medio de un fuerte oleaje.

El dramático suceso ocurrió esta mañana en la zona rocosa del área de Villa Pesquera en Isabela donde un pescador de orilla labraba el mar cuando divisó a lo lejos al hombre de 52 años caer desde la roca inmensa hacia el embravecido oleaje desde unos 25 pies de altura.

“El fue pescador por muchos años, por eso pudo vivir. Era un buzo con mucha experiencia”, afirmó su hermana, María Pérez Valentín.

Afortunadamente pudo ser rescatado con vida, pese a las condiciones marítimas poco alentadoras y la rápida acción de voluntarios del grupo local Professional Rescue y uno de los residentes de Villa Pesquera, quienes se lanzaron a las aguas para dirigir el operativo que finalmente fue logrado por una unidad de helicóptero de la Guardia Costanera.

“Pudimos encontrarlo a unos 100 o 150 metros de la peña”, confirmó Gerson Caraballo Vicario, guardavidas certificado, quien con escasos recursos opera el grupo de rescate de manera voluntaria.

Testigos aseguran que a eso de las 6:19 el hombre  había interceptado a la policía municipal que patrullaba por el área manifestándole que tenía fuerte dolor en las piernas y necesitaba auxilio. Pero una vez la patrulla se alejó, el hombre siguió caminando hacia la peña.

Familiares confirmaron que no es la primera vez que el hombre atenta contra su vida, pues en meses pasados se había cortado las manos para dejarse morir. Alegadamente no puede soportar un dolor que viene sufriendo hace más de ocho años en ambas piernas, por profundas úlceras que ha desarrollado a consecuencia de una adicción a drogas.

Un rescate afortunado

Damián Rivera López conoce al hombre que cayó al mar porque son vecinos de la misma comunidad.

En medio de la euforia y la búsqueda visual del cuerpo del hombre, a quien no creían con vida, escucharon el grito particular que todos conocen del expescador.

“Yo estoy hablando con uno de los hijos y cuando me acerco a donde Gerson escuchamos el sonido que él hace.  Nos paramos en la peña y pegamos a buscar. De momento lo veo y le digo –me voy a tirar”, dijo, afirmando que “el mar está que come gente, malo”.

Al mismo tiempo, el rescatista profesional voluntario se tiró al mar para dirigir al personal que estaba desde el helicóptero sin poder visualizar al hombre.

“Cuando al helicóptero le indican desde la orilla que siguiera al swimmer (nadador) del casco blanco, me vio y se da cuenta de donde está la víctima”, narró Gerson, el rescatista que en esos momentos aseguró al hombre a quien apenas le quedaban fuerzas para sacar a flote su cabeza.

Finalmente llegó el personal de la Guardia Costanera, impartiendo órdenes de desalojo para sacar al hombre del agua, quien estuvo más de dos horas con doble calambre y su condición de dolor por la ulceras en ambas piernas.

20161010_105939

Los héroes de rescate aseguran que de haber contado con equipo de rescate marítimo, como una motora acuática, los rescates serían más rápidos.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: