Skip to content

MMPDO: “La región oeste fue afectada de igual o mayor manera”

Por Felipe Morales / Movimiento de Mayaguez Pro Desarrollo del Oeste

El huracán María cubrió la isla completa trayendo una secuela de tragedias que aún se sienten profundamente en el país, especialmente en lo concerniente a las viviendas. El Movimiento de Mayaguez Pro Desarrollo del Oeste está realizando gestiones para informar a las autoridades y personas que tienen que ver con los fondos asignados a vivienda que tomen nota que la región oeste fue afectada de igual o mayor manera que otras regiones.

El propósito de este escrito es analizar  datos para que nuestra comunicación tenga credibilidad y sea efectiva. En este caso nos preocupa cómo nos proyectamos en el Congreso en cuanto a las peticiones del gobierno central.

Se dio a conocer en la prensa que un documento sometido al Congreso por el gobernador Ricardo Rosselló indica que el estado de la infraestructura es mucho peor que lo comunicado anteriormente por su administración y que los estimados actuales revelan que hay que construir o reparar 472,000 unidades de vivienda. Estas cifras hay que analizarlas con cuidado para evitar pérdida de credibilidad  en las esferas federales.

El estimado del censo federal para el 2015  indica que hay construidas 1,570,637 viviendas en la isla de las cuales 1,244,202 están ocupadas. La cifra antes mencionada equivale a que el 30% de todas las viviendas y el 38% de las ocupadas requieren ser construidas o reparadas de una manera significativa.

Vamos a seguir una cronología de algunas de las noticias relacionadas a vivienda para mostrar cómo se puede causar duda en la credibilidad  afectando las peticiones justas.

El 24 de septiembre el alcalde Aguada, Manuel “Gabino” Santiago, afirmó que más de 8,000 viviendas de su municipio quedaron “destrozadas por completo”, como consecuencia del paso del huracán María. Este porciento equivale a sobre el 61% de las 13,110  viviendas ocupadas según el censo federal del 2015. A un promedio de 3.2 personas por vivienda esto significa que al menos 25,600 personas están desamparadas.

El 16 de octubre los rotativos mencionan diversos análisis que señalan que los daños de María serán al menos cinco veces mayores a Georges en el 1998. En el artículo el Departamento de la Vivienda y FEMA ambos estimaron entre 25,000 a 30,000 las casas completamente destruidas. La Asociación de Constructores estimó entre 60,000 a 90,000  y la casa acreditadora Moody’s 100,000. Donde todos están de acuerdo es que hay 250,000 casas parcialmente dañadas. En su informe final FEMA indicó que George daño o destruyó alrededor de 217,000 viviendas con un estimado de unas 28,000 viviendas totalmente destruidas. Estas cifras jamás son cinco veces mayor; son más altas pero semejantes.

Días después el Secretario del  Departamento de la Vivienda de Puerto Rico comunica sobre el monumental reto de dar respuesta al problema creado por la destrucción de cerca de 50,000 viviendas en la isla tras el paso del huracán María aclarando luego que la cifra aproximada de 50,000 se refiere a casas destruidas, ya que el número de viviendas parcialmente afectadas se calcula que ronda las 250,000, lo que da idea de la magnitud del desastre.

El 31 de octubre el presidente de la Comisión de Seguridad Publica de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Félix Lasalle, anunció la presentación de una resolución para investigar la cantidad de personas sin hogar en Puerto Rico tras el paso del huracán María y estimó que el fenómeno destruyó 200,000 viviendas.

Para el 15 de noviembre el secretario de la Vivienda de Puerto Rico aclara que 70.000 viviendas fueron totalmente destruidas en la isla tras el paso del huracán María. El funcionario explicó que esta cantidad es producto de las reclamaciones que le han hecho a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) por concepto de destrozos que ocasionó el ciclón en sus residencias.

Personas allegadas a los análisis realizados por investigadores en un municipio del este (no estamos autorizados a dar nombre aún) establecen que cerca del 3.6% de las  viviendas ocupadas fueron totalmente destruidas, 2.2% requieren construir un mejor techo y alrededor de 12.7% tienen algún tipo de daño estructural. Para un municipio donde los dos huracanes azotaron con la mayor fuerza de los vientos, indicar que hay que construir el 3.6% de las viviendas ocupadas, o el 2.7% del total de viviendas construidas, es razonable. Podemos utilizar como indicador que un 17% de las propiedades construidas fueron afectadas.

Si utilizamos este caso extremo y aplicamos los porciento a la totalidad del país, las casas totalmente destruidas se estiman en 45,000 y alrededor de 282,000 sufrieron algún tipo de reclamación incluyendo las destruidas.

Debemos ser cuidadosos y honestos al informar datos y muy en especialmente a Washington y al Congreso. Reclamar cinco veces mayor, al comparar con George los daños,  es decir que el total de las viviendas construidas en el país sufrieron daños estructurales y requieren fondos. En el campo se dice “estirar el chicle”. Ahora, es una realidad que todos de una forma u otra hemos sido afectados en nuestras viviendas. Es más efectivo y real establecer parámetros de daños donde las cifras pueden estimarse sin causar dudas que no sean las razonables.

Informaremos en unas semanas el resultado de las gestiones realizadas.

El autor es presidente del Movimiento de Mayaguez Pro Desarrollo del Oeste.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: