Skip to content

Muu: Carne fresca más cerca de tu plato [VIDEO]

Por Daileen Joan Rodríguez / La Isla Oeste

Lajas. Invierten tiempo, esfuerzo y riegos al producir carne de res 100 por ciento del país. Empero, nuestros ganaderos se mantienen al final de la cadena de remuneración económica luego de incurrir en gastos extraordinarios dentro de los parámetros de la industria.

Ejemplo de esto es el ganadero Milton Santiago, propietario de la Finca Amalia Mercedes en Lajas, donde tiene a su disposición 224 cuerdas, de las cuales 167 se utilizan para la ganadería.

Según narró a La Isla Oeste, desde que tiene uso de razón ha trabajado en la ganadería, desde que su abuelo mantenía negocio en esa misma finca. Decidió entonces tomar estudios especializados para preparase mejor y lograr mantener lo que hoy es la finca Amalia.

“Es la misma secuencia. Con los predios y sus vacas para el desarrollo y reemplazo -los toros de seba-, luego poder llevarlos a sacrificio”, dijo el productor, que corre el negocio junto a su esposa Ivonne López, vendiendo carne de res en diferentes puntos de la Isla, desde Arecibo, Aguadilla, Salinas, San Germán, Naguabo, entre otros.

Actualmente la finca Amalia cuenta con alrededor de 149 cabezas de ganados entre vacas de vientre, crías y área de seba (proceso de engorde para cuando estén listos ser sacrificados). Explicó que un ganado pasa a sacrificio a los 30 meses de edad aproximada y un peso mayor de 1,000 libras.

Pero al final del camino poco es lo que viene a ganar de todo este negocio, reconoce el ganadero, que ciertamente no está solo en este reto agrícola de país.

Más allá del problema con el margen de ganancia, la producción de carne de res en Puerto Rico ha ido en detrimento por varios factores, entre los que además se destaca la importación desmedida de la carne, que ronda en el 90% del consumo local.

Dado que en Puerto Rico se producen al año solo 16 millones de libras de carne de las 160 millones que consumimos los puertorriqueños, ante este escenario se busca atender a la base -que son los ganaderos- a través de un modelo cooperativo que ha desarrollado un proyecto comercial bajo la marca Muu Beef.

“Carne con alta calidad y elementos de valor añadido para que el producto al final de la cadena tenga mejor valor”, destacó Rafael Rosado, presidente de la Cooperativa de Productores de Carne de Res.

Precisamente, este mes se lanzó al mercado la marca Muu Beef en la cadena SuperMax. “Vamos a trabajar el concepto de producción –a través de los ganaderos-, mercadeo  y ventas a través de la cooperativa.

Este modelo agroempresarial busca promover empresas agrícolas como se ha logrado en los Estados Unidos.

“Nuestro llamado es a tantos comercios locales -que tenemos cadenas de supermercados aquí que son de dueños puertorriqueños- a que le den la mano a nuestra gente y que les den la oportunidad de exhibir (el producto) para que las personas puedan tener accesibles estas carnes”, expresó por su parte la Comisionada de Desarrollo Cooperativo, Ivelisse Torres Rivera.

“Producir una libra de carne de res en Puerto Rico está alrededor de los $2”, destacó Rosado, señalando que ya no es costo efectivo. “Desgraciadamente la inmensa mayoría de los ganaderos han tenido que incursionar en otras prácticas… Ahora ya no ves mucho ganado (en las fincas), ves heno, plátano, otras siembras, incluso terrenos baldíos”, acotó.

Mediante la cooperativa se ha desarrollado el concepto de marca con la expectativa de crear una campaña masiva de educación en el mercado para lograr que el consumidor vaya solicitando la carne fresca del país.

Actualmente la carne del país compite con la importación de carne de países como Brasil, Nicaragua y Costa Rica que no pasan por las regulaciones que exige la industria en Puerto Rico como -por ejemplo- la vacunación del ganado.

 

La Cooperativa de Productores de Carne de Res de Puerto Rico se fundó en el pueblo de Cayey en el 2015 con el objetivo de producir carne de res 100% de Puerto Rico. Al momento la organización tiene 50 socios y 200 trabajadores de toda la isla.  Sus fincas están localizadas en: Finca Amalia Mercedes en Lajas, Los Mangos en Aibonito, Hacienda Andrea en Vega Alta y Sabana Grande. Igualmente, cuentan con 800 animales que tienen desde 5 a 28 meses.

Desde el 2015, la cooperativa fundó en alianza con la Universidad de Puerto Rico de Mayagüez un programa gratuito de talleres para orientar a todos los ganadores sobre todo el proceso de denominación de origen hasta llegar a la línea propuesta de valor añadido.

Beneficios del modelo cooperativo:

  • Protecciones económicas bajo la ley 239 de Cooperativas
  • Fuerza colectiva en la opinión pública.
  • Mayor acceso a mercados y ayudas gubernamentales
  • Asesoría técnica y herramientas educativas para certificación en programas de calidad.
  • Acceso a mayores redes de mercado y promoción de su producto.
  • Acceso a servicios y asesoría financiera cooperativista.
  • Garantías de mejores precios y seguridad de pagos.
  • Reinversión de su ganancia bajo el modelo cooperativo
  • Mejores precios para la compra de equipos, medicamentos e insumos para la ganadería

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: