Skip to content

Nelson Ruiz: “Hace tiempo que no sentía ese regocijo de tener a mi hijo cerca”

Por Víctor Manuel Vázquez Domenech / Para La Isla Oeste

Aguada. Ya tiene 75 años.  Tuvo cuatro hijos. Ahora disfruta de ocho nietos y una biznieta. Durante 22 años el Día de los Padres lo pasaba visitando a su hijo a la cárcel. Hoy, por fin, lo celebrará como siempre quiso: con la familia completa.

“Yo creo que será un día único, hace tiempo que no sentía ese regocijo de tener a mi hijo cerca”. Esa es la expectativa que tiene Don Nelson Ruiz Correa para hoy celebrar el Día de los Padres.

Y es que su hijo Nelson Ruiz, uno de los llamados tres inocentes de Aguada, está en la libre comunidad desde septiembre del 2016, cuando el juez José Emilio González ordenó que le quitaran el grillete para que “continuara con su vida” pues el Departamento de Justicia solicitó el archivo de la prueba por el asesinato de la aguadeña Glorimar Pérez Santiago.

El lastimado, aunque redimido padre, relata hoy sus recuerdos, esperanzas  y sus próximas luchas, en el marco de esta celebración a los Padres, tan arraigada en la cultura puertorriqueña.

“Eso es una anécdota que es dolorosa para mí. Podía recordarla porque estuvimos 22 años, yo yendo los días de los padres a ver a mi hijo. Eso para mí era angustioso. Eso era doloroso”, subrayó Ruiz, un comerciante aguadeño que creyendo siempre en la inocencia de su hijo, mantuvo por años un rótulo en la pared de su ferretería afirmando que su hijo, al igual que los otros dos, son inocentes.

“Tú ir a ver un hijo, tú estrecharlo y sentir que no puedes compartir con él… no puedes llevarle nada, nada, nada, solamente la presencia de uno, no es grato, pues eso le conmueve el corazón a cualquiera”, relató con ojos algo llorosos.

Ruiz Correa expresó que el Día de los Padres era uno de los días que su hijo más cerca se sentía de él, por eso siempre fue a visitarlo a la cárcel. En los últimos años lo visitaba con su hija y nieta.

Aún recuerda cuando acudió uno de esos días a visitarlo a la cárcel. Salió muy deprimido, triste y cabizbajo.  Inclusive una de las guardias penales le indicó: “se nota la tristeza que lleva encima”. Ese día tuvo que irse solo a la casa de la playa a acostarse “para olvidar la agonía de ver a mi hijo ahí, sin yo poderlo sacar de allí.  Fue desastroso ese día para mí”, sostuvo.

“Ahora lo disfrutamos porque lo tenemos cerca”, exclamó.

Hoy, Don Nelson espera, como parte de la celebración en familia, ir a algún restaurante y luego  poder compartir con sus hijos en su residencia en Aguada. Espera poder estrecharlo una vez más y darle gracias a Dios porque hacía mucho tiempo que no disfrutaban juntos.

“Creo que he vuelto a renacer. He vuelto a vivir. Estoy sumamente agradecido de Dios que me haya devuelto a mi hijo que estuvo perdido por veinte y pico de años. Hoy lo tenemos otra vez en nuestra casa”, añadió.

El comerciante se expresó muy orgulloso de todos sus hijos. Uno de ellos estudió filosofía, otro es contable y la hija estudió leyes. Nelson, al salir de la cárcel, emprendió un negocio de ferretería en San Juan.

“Para mí, mi hijo ha sido mi héroe. Lo considero un héroe porque estar en una  prisión no ha sido fácil, para ninguno de esos tres jóvenes, en una prisión ¡inocente!”, subrayó.

No cesa la lucha

Don Nelson dijo sentirse satisfecho por haber logrado que su hijo esté fuera de la cárcel pero aún le falta algo en toda esta pesadilla. Quiere que las personas que actuaron incorrectamente paguen por lo que hicieron.

“Puedo decir que ahora me siento orgulloso de haber logrado este triunfo. Porque fue un triunfo que me costó mucho, mucho en todos los sentidos de la palabra: tiempo, dinero y en tristezas y agonía. Pero nunca me di por vencido pues soy un hombre luchador y un hombre que jamás se vence”, expresó firmemente.

“Nací para luchar y seguiré luchando por esta causa que me he propuesto hasta el momento y ahora mismo, creo que los individuos y las personas que prepararon esta poca vergüenza, como digo yo, deben pagar por lo que han hecho”, puntualizó el comerciante aguadeño.

“La justicia de este país debe darse cuenta de que tiene entre ellos gente malévola, gente que está dispuesta a hacer lo que sea por ganar prestigio y que no tienen vergüenza a la hora de hacer una fechoría como esta”, añadió.

“Los verdaderos asesinos son las personas de cuello blanco que se escudan en su dominio para hacer esto que no tiene perdón de Dios. Pero en un momento dado yo espero que estos individuos malsanos, malhechores paguen por las poca vergüenzas que han hecho”, subrayó.

Ruiz Correa indicó que ya tiene tres abogados y que han hecho denuncias a dos personas por lo que “le hicieron a su hijo”. Próximamente vendrá otra acusación, adelantó.

“No voy a descansar hasta que yo vea a estos tipos donde tienen que estar. Que paguen lo que han hecho porque nos hicieron sufrir veinte y pico de años. Veinte y pico de años que han perdido mi hijo, estos tres jóvenes y otros jóvenes que sabemos que ahora están padeciendo”, acotó.

“Yo no voy a echar hacia atrás. No voy echar hacia atrás. Seguiré luchando hasta lo último. Hasta que no tenga más vida”, advirtió.

This slideshow requires JavaScript.

 

 

 

 

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: