Skip to content

NEPR concluye análisis de desempeño de Luma Energy

2021 / One Red Media

San Juan. El Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) hizo pública hoy una resolución en la que plasmó sus conclusiones respecto a las métricas de desempeño del sistema eléctrico durante los primeros tres meses de operación de LUMA Energy (LUMA).

El documento, que recoge diversos aspectos procesales y sustantivos, concluye con una advertencia a LUMA sobre el retroceso en la calidad de algunas de las métricas que miden el servicio eléctrico, durante los meses de junio, julio y agosto de 2021, evidenciado en los datos evaluados por el Negociado. 

“El Negociado de Energía de Puerto Rico tiene múltiples roles en torno a la evaluación de las métricas de desempeño del sistema eléctrico. No habiendo entrado en vigor al momento el sistema de bonificación, el Negociado tiene autoridad en ley, independiente del contrato con la empresa privada, de velar por un sistema eléctrico que opere con un alto nivel de confiabilidad. A esos fines, el Negociado puede imponer multas y compeler mejoras cuando las métricas muestren un deterioro del sistema”, explicó el presidente del NEPR, el ingeniero Edison Avilés Deliz. 

En cuanto a esta primera entrega de métricas de operación, el hallazgo más sobresaliente fue que se deterioraron los datos que miden el número de interrupciones del servicio eléctrico y la duración de estas interrupciones (SAIFI y SAIDI). Por consiguiente, los clientes estuvieron expuestos durante el periodo de junio, julio y agosto de este año a más interrupciones, de mayor duración, en comparación con las métricas históricas o baselines.

Análisis de primera entrega de métricas de desempeño de Luma Energy:

Cabe destacar que este retroceso se reflejó aún cuando el NEPR aceptó una modificación en las métricas históricas de SAIFI y SAIDI, toda vez que la Autoridad de Energía Eléctrica no presentaba en sus cálculos ciertas interrupciones en el servicio que debieron haber sido incluidas. Pese a ese ajuste, la comparación, en términos iguales, resultó en un deterioro constatado en el servicio. 

Por otro lado, las métricas que miden el tiempo de espera en las oficinas, así como el número de llamadas atendidas, reflejaron mejoras al compararse con las métricas históricas. 

Ante esta situación, el NEPR advirtió a LUMA que espera ver que estas métricas regresen a sus niveles históricos y comiencen a mejorar. De lo contrario, la empresa se expone a multas administrativas por incumplimiento con su deber de mejorar el sistema eléctrico.

El NEPR también advirtió a LUMA que debe acelerar el paso para poner al día los sistemas de contabilidad de la empresa. El retraso en el manejo de estos datos financieros impacta negativamente la habilidad de la empresa de proveer ciertas métricas al Negociado. 

Otros asuntos atendidos en la resolución incluyen el método para calcular ciertas métricas, a las cuales se les dará seguimiento, así también el asunto del  sistema de manejo de la flota vehícular.

“En cumplimiento con nuestro deber de transparencia, todo el proceso de evaluación de estas métricas fue público, con la celebración de vistas, para el cual se recibieron comentarios de partes interesadas. De la misma manera, nos aseguraremos de que LUMA cumpla con sus obligaciones con el gobierno y el pueblo de Puerto Rico. Este deterioro en el sistema es inaceptable y, aún reconociendo la fragilidad del sistema de transmisión y distribución, no toleraremos otro paso en la dirección equivocada”, concluyó Avilés Deliz.

LUMA emitió las siguientes expresiones:

LUMA toma muy en serio nuestra obligación de informar sobre nuestra labor y progreso y ha hecho grandes avances en solo seis meses para reconstruir, restaurar y reparar el sistema de energía para nuestros 1.5 millones de clientes.

Si bien estamos comprometidos a mejorar nuestros números del Índice de Duración de Interrupción del Sistema (SAIDI), el Negociado de Energía informó incorrectamente acerca de nuestros números del Índice de Frecuencia de Interrupción del Sistema (SAIFI). De hecho, nuestros números SAIFI son cónsonos con el período anterior y precisamente son mejores de lo que eran el año pasado durante el mismo período de tiempo. Además, hemos hecho progresos significativos en múltiples métricas, incluyendo:

• Mejoras de la seguridad al reducir las tasas de lesiones en un 65 % y las tasas de lesiones graves en un 74 %.

• Conectar a más de 12,000 nuevos clientes a la energía solar y apoyar el plan de adquisiciones renovables “tramo 1” de Puerto Rico.

• Reabrió los 25 centros de servicio al cliente y abrió cuatro nuevos centros de contacto con el cliente en todo Puerto Rico.

• Atendió un total de 590,985 llamadas, un aumento del 39 % con respecto a las llamadas de la AEE respondidas desde el mismo período de 2020.

• Se actualizó la infraestructura local crítica, incluidos más de 1,800 postes de energía y docenas de interruptores de distribución críticos para reducir la probabilidad de futuras interrupciones de electricidad o averías.

• Limpiamos vegetación peligrosa de más de 100 de nuestras subestaciones y restauró tres subestaciones, incluida una que no había estado en funcionamiento desde 2010.

• Limpiamos y eliminamos adecuadamente casi 1 millón de libras de basura, residuos y escombros que quedaron en los sitios operativos y que impidieron el trabajo.

En el futuro, estamos comprometidos a trabajar juntos para superar la variedad de desafíos y retos que heredamos y construir un sistema energético del que todos los puertorriqueños puedan estar orgullosos.

Comunicado de prensa
+ posts

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!