Skip to content

Ni la pandemia detiene el maltrato a menores

Photo by Kat Smith on Pexels.com

Existen solo 49 de estos funcionarios para atender todos los casos alrededor de la isla.

Por Luis Alberto González

El maltrato a menores no se detiene, ni siquiera cuando la pandemia por el coronavirus provocó el encierro. Aunque disminuyeron los casos sometidos en los tribunales, fueron miles los que atendieron los procuradores de Familia del Departamento de Justicia en 2020 y 2021.

Según trascendió en el conversatorio “Modalidades más frecuentes de maltrato y el rol del procurador de Asuntos de la Familia”, que realizó hoy Justicia junto a la Universidad Albizu, existen solo 49 de estos funcionarios para atender todos los casos alrededor de la isla.

En 2019 se sometieron 7,295 casos por maltrato o negligencia (446 en la región de Aguadilla y 571 en la de Mayagüez). Una merma se observó en 2020 con 4,414 (214 en la región de Aguadilla y 419 en la de Mayagüez). Sin embargo, según la abogada Nina Ballester Vargas, procuradora de Familia, “aunque el país estaba paralizado, el Tribunal no se paraliza, los casos siguen llegando, el maltrato continúa”.

Los funcionarios, que representan a los menores y sus intereses en los foros judiciales, trabajaron desde sus casas con vistas en plataformas en línea. “Nunca paramos de ver los casos”, añadió. Los trabajadores sociales de Familia tampoco detuvieron sus investigaciones de casos de maltrato, precisaron. Los planes de servicio a padres también siguieron sus cursos.

La cantidad de casos disminuyeron, se explicó, porque muchos surgen desde las escuelas cuando los menores hablan con sus compañeros, sus maestros o los trabajadores sociales, así como cuando observan golpes o marcas en sus cuerpos y refieren la situación al Departamento de la Familia.

La región de Ponce ha sido la que más reporta casos de maltrato a menores históricamente, no la región de San Juan como se pensaría, comentó Camile Rodríguez Acosta, secretaria auxiliar de Asuntos de Menores y Familia.

Actualmente hay 2,467 menores en custodia del Departamento de la Familia. Ese número cambia cada día por remociones adicionales, algunos que llegan a la mayoridad, son adoptados o cumplen con los planes de trabajo y protección en los hogares.

Esto no incluye los casos en los que no se remueven niños de los hogares, sino que reciben servicios en sus hogares.

“Todos los días se devuelven niños (a sus hogares)”, aclaró Rodríguez Acosta, porque la política pública es de reunificación familiar tras asegurarse que no hay peligro presente ni potencial para los menores.

Los trabajadores sociales y los procuradores de Familia trabajan casos por diferentes tipos de negligencia. La física incluye no proveer alimentación adecuada, ropa, supervisión, como cuando “no tiene donde vivir, viven en un carro y los padres piensan que es lo mejor que pueden brindarle a su hijo. Pero es negligencia”, puntualizó Ballester Vargas.

También existe la negligencia emocional por no proporcionar afecto, amor o apoyo, por rechazo o porque se les impide relacionarse con otros menores o familiares adultos. Cuando hay negligencia médica es porque se desatienden los cuidados preventivos, las necesidades de tratamientos, la obtención de asistencia médica, entre otras circunstancias. La negligencia educativa incluye que no velen porque los menores vayan a la escuela o cuente con los materiales, el ausentismo, y otros factores.

El panorama, sin embargo, no siempre es negativo. La procuradora de Familia Wilmarie Colón Belén resaltó que “aunque son muchas las tragedias que se reseñan, contra eso hay una gran mayoría de historias de éxito de niños a los que se les da un plan de servicio a los padres y retornan a sus hogares. Algunos no pueden regresar, pero los encaminamos a través de la adopción, o no regresaron, pero fueron exitosos en su plan de vida independiente. La confidencialidad nos impide reseñarlos en muchos casos”.

Abril es el mes de prevención del maltrato a menores y Justicia y Familia realizan diversos eventos para acercarse a las comunidades.

Si conoce algún caso de posible maltrato a menores, pueden comunicarse de forma confidencial al 787-749-1333 o 1-800-981-8333.

Luis Alberto González
Periodista at Freelance | luisalbertogonzalezpr@gmail.com

Periodista con más de 16 años de experiencia en prensa radial, escrita y digital. Moderador del segmento La Isla Informa. Miembro activo de la Junta Directiva de la Asppro.

Leave a Reply Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
Exit mobile version
%%footer%%