Nueva Orden Ejecutiva para combatir la pobreza

San Juan. El gobernador, Pedro Pierluisi, firmó hoy la Orden Ejecutiva 2021-039 para crear la Comisión Asesora sobre la Pobreza en Puerto Rico. Según los datos más recientes del Censo, un 44 por ciento de la población de la Isla y el 58 por ciento de los niños, niñas y jóvenes menores de 17 años viven bajo los niveles de pobreza.

La Comisión será presidida por la secretaria del Departamento de la Familia, Carmen Ana González Magaz, y estará integrada por representantes del sector público y privado. Formarán parte también, los secretarios de los Departamentos de Hacienda, Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Educación, Vivienda, Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Agricultura y Salud. Además, los directores ejecutivos de las Oficinas de Gerencia y Presupuesto (OGP), Desarrollo Socioeconómico y Comunitario (ODSEC) y la Procuraduría de las Mujeres.

Orden Ejecutiva 2021-039 (OE-2021-039) :

El gobernador designará a un representante del sector privado, otro en representación de una universidad privada y uno de la Universidad de Puerto Rico. También, un experto en economía, dos en educación -incluyendo educación temprana-, un especialista en desarrollo infantil o adolescente y un representante del sector sin fines de lucro.

La Comisión establecerá recomendaciones de política pública y legislación para atender la crisis de pobreza, incluyendo la pobreza infantil, que afecta a Puerto Rico. Los 19 miembros de la Comisión evaluarán las recomendaciones del Instituto del Desarrollo de la Juventud para combatir la pobreza y la falta de acceso a oportunidades para las poblaciones vulnerables, así como las iniciativas Communities 2050 presentadas bajo los fondos federales del Paquete de Subvenciones para Servicios a la Comunidad (CSBG, por sus siglas en inglés).

De igual forma, propondrán medidas económicas para atacar la pobreza infantil, fomentar la participación laboral, desarrollar un sistema de incentivos y presentar estrategias para remover las barreras más importantes del empleo como lo son, pero sin limitarse a: la disponibilidad de cuido de infantes y preescolares, horario extendido en las escuelas públicas, entrenamiento y capacitación entre otras. De hecho, se desprende del propio Plan Fiscal certificado por la Junta de Supervisión y Administración Financiera (JSAF) que, con los altos niveles de pobreza infantil y años de trauma debido a los desastres naturales y la crisis de salud pública, los esfuerzos gubernamentales deben priorizar la reducción de las barreras al empleo para las familias de bajos ingresos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.