Skip to content

Observan vacuna Janssen por coágulos de sangre

El director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, Dr. Peter Marks, y la subdirectora principal de los CDC, la Dra. Anne Schuchat, anunciaron que ambas dependencias están revisando los datos relacionados con seis casos reportados en los EE. UU. de un tipo raro y grave de coágulo de sangre o trombos reportados en personas en los Estados Unidos después de que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson (Janssen).

Hasta el 12 de abril, más de 6.8 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson (Janssen) se han aplicado en los EE. UU.

En estos casos se observó un tipo de coágulo de sangre llamado trombosis del seno venoso cerebral (TSVC o por sus siglas en inglés, CVST) en combinación con niveles bajos de plaquetas en la sangre (trombocitopenia).

Los seis casos ocurrieron en mujeres de entre 18 y 48 años, y los síntomas se presentaron de 6 a 13 días después de recibir la vacuna.

El tratamiento de este tipo específico de coágulo sanguíneo es diferente al tratamiento que normalmente se administra. Por lo general, para tratar los coágulos de sangre, se usa un medicamento anticoagulante llamado heparina. En este caso, la administración de heparina puede ser peligrosa y es necesario administrar tratamientos alternativos.

Detienen la vacuna en Puerto Rico

El Secretario de Salud de Puerto Rico, Carlos Mellado, expresó que ante la determinación de la FDA y el CDC, se pondrá una pausa al uso de la vacuna Janssen de Johnson & Johnson hasta tanto tengamos nuevas instrucciones.

“Es importante aclarar que en Puerto Rico no tenemos ningún caso relacionado al evento adverso, específicamente sobre coágulos sanguíneos. Los seis casos en 7 millones de personas al que le fue administrada la vacuna fueron identificados en Estados Unidos. Nos preocupa y estaremos vigilantes”, dijo el Titular de Salud. 

“Continuamos el proceso de vacunación con nuestra fuente mayor de  vacunas esta semana, administrando la vacuna de Pfizer y Moderna. Seguiremos avanzando en el proceso de vacunación con las sobre 100 mil vacunas que recibimos semanalmente”, acotó.

Se reúnen este miércoles

Los CDC convocarán a una reunión del Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) este miércoles para revisar más a fondo estos casos y evaluar su potencial repercusión. La FDA revisará ese análisis mientras que también investiga estos casos. Hasta que este proceso termine recomendamos hacer una pausa en el uso de esta vacuna como medida de precaución. Esto es importante, en parte, para garantizar que la comunidad de proveedores de atención médica esté al tanto de la posibilidad de que se produzcan estos eventos adversos y pueda planear su reconocimiento y manejo adecuados debido al tratamiento único requerido con este tipo de coágulo sanguíneo.

En este momento, estos eventos adversos parecen ser extremadamente raros. La seguridad de la vacuna contra el COVID-19 es una prioridad máxima para el Gobierno federal, y tomamos muy en serio todos los reportes de problemas de salud después de la vacunación contra el COVID-19.

Las personas que hayan recibido la vacuna de J&J y que presenten dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en una pierna o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación deben comunicarse con su proveedor de atención médica. Los proveedores de atención médica deben notificar los efectos adversos al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas en https://vaers.hhs.gov/reporteventspan.html.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!