La Isla Oeste

¿Obsesión o Amor?

Por Vionette Pietri, J.D.

Muchas veces no entendemos el amor. Nos enamoramos intensamente, o tal vez estamos junto a nuestras parejas por costumbre, por los hijos, por lo económico. Cada pareja conoce su historia. Cada persona conoce sus sentimientos. Muchos viven de apariencias y otros aprenden a sobrellevar las situaciones difíciles y siguen amándose a pesar del tiempo juntos.  

Mientras estaba en el media tour de mi libro Diciéndole Adiós al Amor de mi Vida en Medellín, Colombia recuerdo que uno de los locutores me hizo una pregunta directa e inesperada para mi: ¿Lo que sientes por quien llamas el amor de tu vida es amor o es obsesión?.

No tuve duda en responder que es amor. A eso le añadí, “Cuando eres capaz de dar la vida por quien amas, no es obsesión es amor.”

Luego de la entrevista me quedé pensando en sus palabras. Una persona obsesionada con otra actúa de forma irracional, es un amor enfermizo que hace daño. Hay personas que hasta se quitan la vida alegando que es por amor. Le indiqué al locutor que el amor que sentía por el amor de mi vida era mío. Salía de mi alma. Un amor puro no da cabida a la obsesión. Y a cualquier edad se puede sentir amor, incluso obsesión.

Cuando amas y a pesar de separarte de esa persona le deseas lo mejor, le pides a Dios lo proteja y lo colme de bendiciones, no puede ser obsesión. Aunque esa persona te haya fallado, traicionado, herido, no puedes desear mal, no cabe en tu corazón, eso no puede ser obsesión. Es inevitable decir que es amor.

Cuando llega el momento en que realizas que el amor por ti misma es el más importante es que entra lo más valioso en cualquier relación: el amor propio. Cuando una mujer enamorada rescata su dignidad y amor propio su vida cambia. Se mira al espejo de otra forma. Se respeta y se gana el respeto de los demás.

Si vas por la vida amando sin ser correspondida, si tu pareja no te valora, no te respeta, no te da el lugar único que mereces, entonces corresponde a ti darte tu lugar. No a esa persona, a ti. Según ese sentimiento por esa persona tal vez pueda ser inevitable, es inevitable también que te posiciones donde te corresponde.  

Soy una fiel ferviente de que nunca es tarde para recuperar la autoestima, el lugar que permitiste te robaran.

En esa entrevista otra de las locutoras leyó una de las frases que escribí en mi libro que dice: “Tengo que perdonarme a mi misma por haber perdonado todo por amor. Cuando lo escuché de sus labios se me salieron las lágrimas y sin compadecerme de mí misma, me confronté  como mujer. Cuando me preguntaron por qué lloraba, les respondí que esa frase me sacudía, pero que lloraba porque me sentía orgullosa de mi, de la mujer enamorada de un hombre que no la valoró, pero que ahora se valoraba, se daba el lugar que no le dieron y se estaba enamorando de sí misma.

El amor es como una ruleta rusa, no sabemos si vas a ganar o a perder, a llorar o a reír. Sin embargo, bien vale la pena amar. Te recomiendo vivas la vida con intensidad y ames sin reparos. Lo que nunca debes permitir en una relación, es obsesionarte y hacerte daño por nada ni por nadie.

El amor por ti misma(o) te va a llevar a donde debes estar. Por eso cuando dudes si amar y entregarte, o huirle al amor, elige lo primero. No me arrepiento de haber amado tanto. Aunque el depositario de tanto amor y devoción no era merecedor. Es de humanos equivocarse, incluso al amar. Lo importante es que puedas decir con certeza que sentiste el amor en su máxima expresión, como lo sentí yo por más de una década de mi vida.

Ama, ríe, vive, disfruta la libertad de ser quien quieras ser. Entre la obsesión y el amor, apuesta a la fuerza más poderosa: el amor.

La autora es la Directora de la Fundación Baila Corazón y creadora del movimiento de poder femenino Vionette Pietri Latina Women Empowermewnt. Sus libros disponibles en Amazon y en www.latinasempowerment.com

1 Comment on ¿Obsesión o Amor?

  1. Estas profundamente pero que profundamente adolorida, lo sé porque una vez vi tu centro cuando llorastes, vi la niña sensible que hay en tí. Pero tambien veo que necesitas el apoyo sincero, respetable, tierno y tan sensible como tú. El libro que escribistes no he tenido la oportunidad de leerlo aún así sé que toda situación pasada te hirió.Pero mi niña eres también una mujer guerrera que no da un céntimo de paso hacia atrás. Estoy contigo como estuve una vez y recuerda, nunca pero nunca dejes de amar.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: