Skip to content

Ombudsman urge a Educación a utilizar trabajadores sociales en casos de violencia

Eliezer Ramos Parés (Suministrada)

San Juan. El Ombudsman de Puerto Rico, Edwin García Feliciano, recomendó al secretario del Departamento de Educación (DE), Eliezer Ramos Parés, a utilizar efectivamente el recurso de trabajadores sociales asignados a cada plantel, para detectar casos de violencia en el seno del hogar y promover un clima de respeto a la integridad de los niños en etapa escolar. 

García Feliciano, quien antes de ser designado como Procurador del Ciudadano fue alcalde de Camuy por 20 años, utilizó de base esa experiencia como Ejecutivo Municipal, para exponer una preocupación latente en la mayoría de los Ejecutivos Municipales de la Isla.

Esto es, de que Educación tiene muchas herramientas a su alcance para promover un clima de paz en el seno del hogar y las está subutilizando. Esto cierne sobre el estudiante el peligro latente de vivir amenazado por la violencia, sin contar con una mano amiga que lo libre de esta tragedia. 

Por ello, instó igualmente a cada ciudadano a asumir su cuota de responsabilidad y denunciar este crimen que mutila a la familia y llena de luto a todo un pueblo. 

Consciente de que estadísticas publicadas arrojan de que a la fecha existen 500 casos de denuncias de violencia contra menores, para el Procurador, la labor de los trabajadores sociales escolares es fundamental para atajar la ola de violencia que se ha generado en el hogar contra menores y la mujer.  

“Los menores no tienen voz. Pero su conducta y lenguaje corporal hablan en ocasiones mucho más alto y revelan situaciones insospechadas. Tenemos que ser sensibles a esa otra voz, y los trabajadores sociales en las escuelas pueden tomar esa alerta para actuar”, comentó García Feliciano. 

Dijo García Feliciano que su recomendación a Parés está basada en que los trabajadores sociales intervengan diariamente con los estudiantes de su comunidad escolar. De esta manera que puedan detectar situaciones anómalas de comportamiento que den base a interpretar situaciones de violencia en el hogar. 

“Si se estimula que el trabajador social sea un recurso activo – siguió diciendo García Feliciano-, podrá constatar si el estudiante realiza cambios de comportamiento o de carácter, muchas veces antes de que el maestro del salón de clases pueda percibir que ese niño o joven vive bajo un clima de tensión o violencia. El seguimiento longitudinal podrá confirmar el curso de acción a seguir”. 

El bagaje académico y la experiencia profesional de los trabajadores sociales, explicó García Feliciano, puede ser un factor determinante para salvar vidas, proteger al estudiante de un círculo de violencia, como prevenir situaciones que puedan degenerar en otros males sociales.  

El Ombudsman señaló que este es un tema recurrente durante sus reuniones con diversos alcaldes, informó que ellos, al igual que él, entienden que la escuela puede servir de cedazo para detectar qué enfrenta el estudiante en su entorno familiar y comunitario, y cómo esto se refleja en su aprovechamiento académico. 

“Entiendo que tenemos los recursos y las herramientas para realizar una labor preventiva de violencia mucho más eficaz. Los niveles de violencia que enfrenta la isla demandan que maximicemos todo esfuerzo conducente a acabar con esta tragedia que nos golpea a todos. La labor de los trabajadores sociales puede darnos esa ventaja”, sentenció el ombudsman Edwin García Feliciano. 

+ posts

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!